El derecho al matrimonio igualitario en Chile – Por Jaime Barrientos

637

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El derecho al matrimonio igualitario en Chile – Por Jaime Barrientos

Como hombre gay chileno, casado en el extranjero debido a la ausencia de una ley de matrimonio igualitario en el país, el anuncio hecho en la última Cuenta Pública del Presidente Sebastián Piñera, me produjo sorpresa y alegría. Evidentemente, el derecho al matrimonio igualitario ha sido un anhelo al que muchos aspirábamos en Chile. Sin duda alguna, este derecho permite el reconocimiento legal y también social de un conjunto importante de parejas del mismo sexo que conformamos chilenos y chilenas.

Sin embargo, al mismo tiempo, y ahora en mi posición como investigador de la violencia ejercida hacia nuestra comunidad LGBT en el país, creo que, junto a la alegría, debemos considerar lo siguiente respecto a este anuncio.

Primero, los datos de encuestas recientes, como las de la PUC en su conocido estudio Bicentenario, indican que, en el 2019, un 61% de los chilenos entrevistados apoyaba el matrimonio igualitario. Es decir, aún tenemos, al mismo tiempo, un porcentaje importante de chilenos que no apoya esta medida (39%). Esto nos obliga a seguir trabajando para educar a la población nacional respecto a la importancia de la obtención de este derecho.

Segundo, el eventual reconocimiento de este derecho debe ir de la mano de la regulación de los derechos de filiación. La discusión de la homoparentalidad es, también, una deuda pendiente para el país y respecto a ella, la favorabilidad de la población nacional es más baja que respecto al matrimonio igualitario.

Tercero, el éxito de la eventual aprobación de una ley como esta, no puede ser asignado o atribuido a la actual administración de Gobierno. Más bien, estimo que el éxito de lo conseguido hasta ahora y, eventualmente con la aprobación de la ley, ha sido logrado por el trabajo incansable de activistas y organizaciones LGBT que se han dejado la piel para sacar adelante esta ley. A ellas y ellos debe ir nuestro reconocimiento.

Si bien este reconocimiento salda una deuda histórica de Chile con su población LGBT, al mismo tiempo, necesitamos avanzar en el reconocimiento de otras deudas históricas a otros grupos de nuestro país. Los desafíos que tenemos posestallido social son enormes, ya que persisten las enormes brechas sociales y debemos luchar para disminuir dichas diferencias en campos como la salud, la previsión social o la educación.

Por último, en estos últimos años han aumentado las ofensivas y políticas antigénero en el país y la región. De esta forma, diversos grupos han luchado contra el avance en materia de derechos para nuestra comunidad LGBT pero, también, para el progreso de otros derechos tan importantes, como el del aborto. Por tanto, asimismo, debemos contemplar que las tensiones y resistencias para sacar adelante una ley como esta serán duras y habrá que estar preparados para combatirlas.

El Mostrador


Comisión Interamericana de DD.HH. celebra suma urgencia al matrimonio igualitario en Chile

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo “celebrar el anuncio del Presidente de la República”, Sebastián Piñera, “relativo a que su gobierno dará urgencia al proyecto de ley sobre matrimonio igualitario con el fin de garantizar los DD.HH. y la dignidad de todas las personas, sin discriminación por orientación sexual”.

Acto seguido, la CIDH destacó “que el proyecto de ley, al que viene dándose seguimiento, se presentó en el marco del acuerdo de solución amistosa, propiciado por CIDH, sobre la falta de acceso y reconocimiento del matrimonio igualitario”.

Dicho acuerdo se firmó en 2017 por el Estado y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), luego de que el dirigente de dicha organización LGBTIQ+, Rolando Jiménez, interpusiera una demanda internacional por la prohibición del matrimonio a parejas del mismo sexo.

Para tales efectos, los abogados Ciro Colombara, Branislav Marelic y Hunter Carter se han encargado de la representación legal del Movilh.

Fruto del acuerdo, el gobierno de Michelle Bachelet redactó el proyecto de ley y, en el marco de los compromisos asumidos en el ASA, realizó foros a lo largo de todo el país incluyendo en la iniciativa las sugerencias y propuestas de distintos movimientos de la diversidad sexual y de género. También en el marco del cumplimiento del ASA el proyecto se presentó ante el Congreso Nacional.

La CIDH urgió, por último, “a los Estados de la región a garantizar el acceso a figuras existentes en los ordenamientos jurídicos, incluyendo el matrimonio, para asegurar la protección de todos los DD.HH. de las personas de familias diversas, según Opinión Consultiva 24/17 de la Corte Interamericana de DD.HH”.

En dicha opinión, la Corte estableció que el matrimonio igualitario está garantizado en la Convención Americana de Derechos Humanos.

Cabe recordar que en su cuenta pública del pasado 1 de junio Piñera sorprendió al país anunciando que aceleraría la tramitación del matrimonio igualitario, mientras dos días después le otorgó suma urgencia.

El Desconcierto


VOLVER

Más notas sobre el tema