El Salvador | Liberan a Sara Rogel, procesada y enviada a prisión por un presunto aborto

870

Liberan a Sara Rogel, la salvadoreña procesada y enviada a prisión en 2013 por aborto

La salvadoreña Sara Rogel, condenada a 30 años de cárcel por el delito de homicidio agravado cometido al supuestamente abortar, fue liberada este lunes tras la decisión de la Fiscalía de no recurrir el fallo de libertad condicional emitido por una corte a favor de la joven.

El Ministerio Público informó el viernes que no apelaría el fallo porque “no hay elementos de cómo fundamentar dicho recurso, ya que llena todos los requisitos para otorgarle el beneficio (libertad condicional)”.

Rogel fue sentenciada a 30 años de prisión en septiembre de 2013 y recibió el beneficio de conmutación de pena en enero pasado, por lo que su pena fue reducida a 10 años, según explicó hoy a periodistas la abogada Karla Vaquerano.

El Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria de la localidad de Cojutepeque realizó el 31 de mayo una audiencia de solicitud de libertad condicional anticipada, en la que se falló a favor de la joven.

La salvadoreña, una joven de la zona rural del país y quien tenía 20 años cuando fue condenada a 30 años de cárcel por el delito de homicidio agravado al supuestamente abortar, guardaba prisión en el Centro de Detención Menor para Mujeres de la ciudad de Zacatecoluca.

Al lugar llegaron familiares de la joven, quienes celebraron la libertad de Rogel, quien deberá someterse a una serie de restricciones, como no salir del país, mientras cumple la totalidad la pena.

De acuerdo con información de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, Sara sufrió en octubre de 2012 una emergencia obstétrica, tras resbalarse mientras se encontraba lavando ropa.

Indica que la joven “perdió mucha sangre y se desmayó, fue llevada a un hospital y aún interna y en delicado estado de salud, la acusaron de querer terminar con su embarazo, por lo que fue detenida y señalada de homicidio agravado”.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

Al menos 16 mujeres que sufrieron partos extrahospitalarios y fueron acusadas de aborto, entre estas Rogel, se encuentran en prisión en El Salvador, uno de los países que prohíbe todas las formas del aborto, según información de la Agrupación Ciudadana.

En marzo de 2020, el presidente Nayib Bukele reveló en una inusual entrevista con el rapero puertorriqueño Residente su postura sobre el tema.

“No estoy a favor del aborto y creo que al final, en el futuro, algún día nos vamos a dar cuenta de que es un gran genocidio el que se está cometiendo con los abortos”, zanjó el mandatario.

Una encuesta dada a conocer el pasado 21 de enero da cuenta de que el 82.7 % de la población desaprueba el “aborto en causales terapéuticas”.

La Prensa Gráfica


Al menos 17 mujeres están presas en El Salvador por partos extrahospitalarios

Al menos 17 mujeres que sufrieron partos extrahospitalarios y fueron acusadas de aborto se encuentran en prisión en El Salvador, uno de los países que prohíbe todas las formas del aborto, según informó este miércoles una ONG.
La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto en El Salvador señaló en un comunicado que estas mujeres “permanecen encarceladas por perder su embarazo en emergencias obstétricas”.

Entre estas salvadoreñas está Sara Rogel, condenada a 30 años de cárcel por el delito de homicidio agravado cometido al supuestamente abortar y que continúa en prisión debido a que la Fiscalía General de la República (FGR) recurrirá un fallo de libertad condicional otorgado el lunes.

Rogel, una joven de la zona rural del país y quien guarda prisión en el Centro de Detención Menor de la ciudad de Zacatecoluca, tenía 20 años cuando fue condenada a 30 años de cárcel por homicidio agravado.

De acuerdo con información de la Agrupación Ciudadana, Sara sufrió en octubre de 2012 una emergencia obstétrica, tras resbalarse mientras se encontraba lavando ropa.

Indica que la joven “perdió mucha sangre y se desmayó, fue llevada a un hospital y aun interna y en delicado estado de salud, la acusaron de querer terminar con su embarazo, por lo que fue detenida y señalada de homicidio agravado”.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

Una fuente de la Agrupación Ciudadana indicó a Efe que desde 2009 a la fecha unas 49 mujeres han sido liberadas.
Una encuesta dada a conocer el pasado 21 de enero da cuenta de que el 82,7 % de la población desaprueba el “aborto en causales terapéuticas”.

En marzo de 2020, el presidente Nayib Bukele reveló en una inusual entrevista con el rapero puertorriqueño Residente su postura sobre el tema.

“No estoy a favor del aborto y creo que al final, en el futuro, algún día nos vamos a dar cuenta de que es un gran genocidio el que se está cometiendo con los abortos”, zanjó el mandatario.

Infobae


VOLVER

Más notas sobre el tema