Evo Morales pide que se investigue a Lenín Moreno por préstamo de armas de guerra al gobierno de facto de Áñez

2.377

Evo plantea que expresidente Lenin Moreno sea investigado por préstamos de material no letal

El exmandatario del Estado, Evo Morales, pidió este domingo que el expresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, sea investigado por el préstamo de armamento de guerra al gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

“Profundamente deben ser investigados, Lenin Moreno” y otros, sostuvo Morales en radio Kawsachun Coca, al sostener que el expresidente de Ecuador apareció en el marco de las investigaciones “prestando (armamento), en otras palabras, participando en el golpe de Estado mediante las masacres”, afirmó.

Dijo que los organismos internacionales en derechos humanos deben tomar en cuenta este hecho, para evitar que en el futuro los presidentes “sean cómplices de golpes de Estado y masacres”.

“La política de la derecha latinoamericana está hipotecada a las políticas norteamericanas, seguro bajo esa línea e instrucciones del Norte (Estados Unidos), me imagino, pues cómo Lenin Moreno, presidente de Ecuador participando apoyando, sino es directamente (o) indirectamente es cómplice de las masacres”, sostuvo la exautoridad.

Esta pasada semana, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, informó que en 2019, la administración del exmandatario ecuatoriano facilitó elementos disuasivos no letales, indicó que el caso está en investigación para conocer las circunstancias de este hecho.

Durante la entrevista se pudo advertir que la exautoridad presenta un fuerte resfriado que a momentos le interrumpía en su alocución.

La Palabra de Beni


Nuevas revelaciones de Áñez: Tuve que «instrumentalizar» las normas para llegar al gobierno

Nuevas revelaciones de Jeanine Áñez en la Fiscalía. Ella dijo que no cuenta con algún documento o título que la avale como presidenta constitucional de Bolivia ya que tuvo que “instrumentalizar” las normas para llegar al poder debido a la emergencia y convulsión social que se vivía en 2019.

No supo qué responder cuando los fiscales le preguntaron si hubo el quórum (cantidad mínima de legisladores asistentes a una sesión) reglamentario en la Asamblea Legislativa Plurinacional para que asuma legalmente la presidencia del Senado y la presidencia del país.

Admitió que el bloque mayoritario de legisladores del MAS-IPSP no asistió a esas sesiones y que ella pertenecía al bloque de las minorías, con su partido denominado “Demócratas”. Pese a las ausencias de legisladores masistas, dijo que impulsó la sesión.

Consultada sobre la importancia de que se lea en el Legislativo las renuncias de autoridades electas para que surtan efecto legal las dimisiones, señaló al sacerdote José Fuentes, entonces secretario adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), por afirmar que bastaba anunciar la renuncia ante los medios de difusión para que tenga efectos el alejamiento de una autoridad.

Respecto a la legalidad de su presidencia, los fiscales le preguntaron: “Diga usted cuál es el documento o título que le permite signar o nominar a su persona como presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia”.

Ante la interrogante, ella respondió: “Estando en una situación de emergencia y convulsión social instrumentalicé el Reglamento de la Cámara de Senadores, Constitución Política del Estado y Comunicado del Tribunal Constitucional Plurinacional, ya que era una transición”.

Respecto al quórum legal reglamentario necesario para asumir la presidencia del Senado y, luego, ser designada como presidenta de Bolivia, Áñez señaló:

“Las sesiones desarrolladas solo fueron en fecha 12 de noviembre de 2019, existió convocatoria para la Cámara de Senadores pero públicamente los parlamentarios del MAS dijeron que no asistirían a la Asamblea, lo que yo hice fue instrumentalizar el reglamento (…), además por cumplir con mi deber como parlamentaria ante el país en un estado de emergencia y convulsión social”.

Según el reglamento del Senado, la Presidencia le corresponde al bloque mayoritario, en este caso al MAS, y no así al bloque minoritario, del cual formaba parte Áñez.

Cuándo los fiscales le preguntaron quiénes participaron de la sesión que la designó como presidenta del Senado y luego presidenta del país, ella dijo que “en la sesión de la Cámara de Senadores y en la Sesión de la Asamblea que se desarrolla en la Cámara de Diputados, por un estado de necesidad y por responsabilidad teníamos que resolver el tema de vacío de poder”.

Indicó que se enteró de la renuncia de Adriana Salvatierra por los medios de difusión y que, “de acuerdo a la declaración mediática del padre José Fuentes se dijo que con la renuncia que hemos hecho en los medios de comunicación es suficiente”.

En 2003, tras la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, se leyó la renuncia en el Legislativo como requisito previo para designar a su sucesor Carlos Mesa.

Ese procedimiento legal y jurisprudencial no se cumplió en el caso de Jeanine Áñez.

La Época


Áñez cumple años y 90 días en prisión

La expresidenta transitoria Jeanine Áñez cumple este sábado 54 años y también 90 días en la cárcel femenina de Miraflores, como destaca ella misma en una carta manuscrita publicada en sus redes sociales.

“El MAS ha decidido que su trofeo de la venganza, siga detenida en una cárcel y aquí estoy cumpliendo años y 90 días como presa política y sin poder darle un abrazo a la mujer que me dio todo (su madre cumplió 93 años), sin poder recibir el cariño de los míos”.

Son 90 días de encierro en “esta ilegal, injusta y fría prisión donde me mantiene secuestrada el MAS”, dice el encabezado de esa nota.

La exmandataria está detenida preventivamente por los delitos de “terrorismo, sedición y conspiración” por los hechos de noviembre de 2019 — que fue un “golpe de Estado”, según el Movimiento Al Socialismo (MAS)— que terminaron con la renuncia de Evo Morales de la presidencia y su salida del país.

Los 54 años la encuentran en una coyuntura signada por las olas políticas causadas por sus declaraciones recientes ante la Fiscalía, con las que autoridades como el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, intentan incluir al líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, y a otros opositores en ese proceso.

A continuación, le presentamos el contenido de esa nota:

“Hoy se cumplen 90 días de esta ilegal, injusta y fría prisión donde me mantiene secuestrada el MAS. Hoy también cumplo años, en un par de horas vendrá mi hijo acompañado de su hermana, que hoy nos está acompañando en reemplazo de mi hija, que todavía no ha sido dada de alta. Hace semanas que no puedo verla me contactó con ella a través del teléfono público del penal, así hago seguimiento a su enfermedad y cómo está evolucionando”.

“Hoy probablemente estaría en Santa Cruz para estar junto a mi madre que también estuvo de cumpleaños, 93 años de una vida dedicada a su familia. Hoy con mis hijos deberíamos estar con ella mis hermanos, sobrinos y sus nietos celebrando nuestros cumpleaños, aunque sea conservando las distancias, pero juntos”.

“El MAS ha decidido que su trofeo de la venganza, siga detenida en una cárcel, y aquí estoy cumpliendo años y 90 días como presa política y sin poder darle un abrazo a la mujer que me dio todo Sin poder recibir el cariño de los míos».

“No van a quebrantar mi espíritu, aunque sigan inventando delitos para tapar los suyos. Cuando en noviembre de 2019 asumí la Presidencia de Bolivia, fui consciente de la necesidad que tenía nuestra patria de frenar la violencia devolverle la paz y caminar juntos hacia la reconciliación Y esa parte de mi vida me da el orgullo y la tranquilidad de saber que prioricé a Bolivia por encima de mi propio futuro.

“Los bolivianos no nos vamos a rendir. Jamás van a poder cambiar la historia y algún día su maldad tendrá final y la verdad saldrá a la luz. La historia nos devolverá la libertad y el futuro que podemos construir juntos será de esperanza. No tengo dudas porque tengo la fe intacta en Dios que nos protege y cuida y en mi pueblo que ha demostrado cientos de veces que le dará batalla a los autoritarios para recuperar la democracia”

Que Dios bendiga a Bolivia y al pueblo boliviano

Jeanine Áñez Chávez expresidenta de Bolivia

Presa política.

Página Siete

Más notas sobre el tema