José Steinsleger, periodista del diario La Jornada de México: “López Obrador convalidó su popularidad y su partido continúa siendo el más importante del país”

1.450

Entrevista a José Steinsleger, periodista del diario La Jornada de México

Por Nicolás Retamar, de la redacción de NODAL

El domingo 6 de junio se celebraron en México las elecciones federales más grandes de la historia donde se renovaba toda la Cámara de Diputados, se disputaban 15 gobernaciones, 30 alcaldías y 30 congresos. Entre los rasgos más sobresalientes de la elección, el oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) obtuvo la mayoría en el Congreso y más de la mitad de las gobernaciones.

José Steinsleger, periodista del periódico La Jornada, dialogó con NODAL y reflexionó sobre los resultados electorales y cómo inciden en la gobernabilidad de López Obrador.

¿Qué análisis se puede hacer en líneas generales de las elecciones?

Una elección de medio término casi nunca favorece totalmente la gestión de un gobierno en ejercicio, y mucho menos de un gobierno como el de Andrés Manuel López Obrador quien desde 2019 viene impulsando una profunda transformación social en paz, que ineludiblemente lo confronta con poderosos enemigos internos y externos responsables del modelo antinacional y neoliberal impuesto hace 35 años y en el clímax del desquiciante impacto político causado por la pandemia del Covid, con cerca de 230 mil fallecidos y 2.5 millones de contagiados a la fecha. En este contexto la Junta Electoral iba a carecer ineludiblemente de millones de votantes humildes acorralados por la peste, confinados por la pandemia y angustiados por las consecuencias sociales, psicológicas y emocionales de una economía funcionando a media máquina. Como fuere, la mitad de los inscriptos en el padrón electoral concurrió a las urnas ejerciendo su derecho a reprobar o aprobar el curso de la gestión gubernamental en marcha.

¿Se fortalece López Obrador con los resultados en la Cámara de Diputados?

En la suma y resta de estas elecciones de medio término, López Obrador convalidó su popularidad y su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), continúa siendo el más importante del país. En todo caso, ambos quedaron por debajo de sus propias expectativas. El oficialismo perdió la mayoría en varios municipios importantes de la Ciudad de México, algunas gobernaciones que se creían seguras y decenas de bancas en la Cámara de Diputados donde seguirá manteniendo la mayoría simple, aunque sin la mayoría calificada, poco menos de 3/4 la Cámara, que le hubiera permitido emprender su intención de impulsar reformas a la Constitución y avanzar con leyes estratégicas como las de energía y petróleo vetadas por un poder judicial oligárquico. En suma, ni triunfo ni derrota total. Por el lado del gobierno seguirán los programas sociales y las efectivas medidas tomadas a favor de la mitad de un país de 130 millones de habitantes con 49% en la pobreza y 17% en la indigencia. Al mismo tiempo sus enemigos tendrán ahora mayor determinación para frustrar la llamada Cuarta Transformación (4T), una expresión que López Obrador utiliza para conectarla con la gesta independentista de 1810, la guerra de reforma de 1858 y la revolución social de 1910.

¿Cuál es el rol que juega la Ciudad de México en la política nacional y qué implica la derrota del oficialismo allí?

En cuanto a las derrotas de Morena en Ciudad de México, ciudad de ciudades con 10 millones de habitantes y 25% del Producto Interno Bruto Nacional y que desde inicios de siglo fue bastión del lopezobradorismo, no cabe duda que el proyecto de la Cuarta Transformación deberá poner sus barbas a remojar.


VOLVER

Más notas sobre el tema