México | Identifican los restos del tercero de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa

1.289
Contexto de Nodal
En la noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. El saldo de la represión fue de seis personas asesinadas y 43 estudiantes desaparecidos. Sin avances en la investigación, sus familiares siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado.

Hallan restos de estudiante de Ayotzinapa; laboratorio de Innsbruck confirma pruebas

El laboratorio de Innsbruck confirma el hallazgo de restos de otro de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, en 2014. Se trata de Jhosivani Guerrero.

El laboratorio informó que se encontró una vértebra suya en la “Barranca de la carnicería”, donde sucedieron los hechos, el 26 de septiembre de 2014. Además de los restos de Jhosivani, se han encontrado los de otros dos compañeros en el lugar de los hechos.

Vidulfo Rosales fue la persona encargada de confirmar la identificación de un nuevo estudiante, Jhosivani Guerrero. Con él, ya son tres los estudiantes de quienes se han encontrado restos, en los dos años recientes. Este hallazgo llega casi un año después de la identificación de Christian Alfonso Rodríguez, otro de los estudiantes, cuyos restos fueron encontrados en la misma barranca.

Jhosivani Guerrero es uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Guerrero y este día fue identificado. Esto lo informó el abogado de los familiares de los jóvenes, Vidulfo Rosales Sierra.

“Los restos encontrados en el río San Juan, en años pasados nunca fueron susceptibles de identificación, de verificación. Las identificaciones que se hicieron no tenían certeza científica, nunca tuvieron certeza científica, no se puede validar eso. El gobierno hizo un proceso de aviso el fin de semana pasado, en cuanto tuvo los resultados. Fueron a ver a los familiares y platicaron con Don Margarito y con doña Martina, que son los papás de Jhosivani”, detalló el abogado.

Avanza la investigación sobre Ayotzinapa

Estados Unidos envió en mayo a México parte de un expediente para ayudarle en la investigación del secuestro y desaparición en 2014 de 43 estudiantes, así lo anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario dijo que en una reunión virtual el 7 de mayo pidió a la vicepresidenta Kamala Harris acceder a unos archivos sobre el crimen perpetrado contra los estudiantes de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa, en la ciudad Iguala, por presuntos policías corruptos coludidos con una banda de narcotraficantes.

“La comisión de derechos humanos encargada de investigar lo de Ayotzinapa me solicitó que yo hiciera una gestión con el gobierno estadounidense para conseguir un expediente que tienen las autoridades de Estados Unidos y le pedí a la vicepresidenta que nos ayudara”, dijo entonces López Obrador.

“Quiero aprovechar para agradecerle porque ya me mandó parte del expediente”, agregó el gobernante en su rueda de prensa diaria y detalló que Washington enviará el resto del archivo esta semana.

Hallazgo contradice la “Verdad histórica”

Según la polémica versión del Gobierno de Peña Nieto, los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa fueron detenidos el 26 de septiembre de 2014 por policías corruptos en Iguala (Guerrero) y entregados al cártel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en el basurero de Cocula y tiró los restos en un río San Juan.

Este relato, conocido como la “verdad histórica”, fue cuestionado por los familiares y por una investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que señaló que los cuerpos no pudieron ser quemados en ese lugar.

Hasta el momento se han identificado definitivamente los restos de dos de las víctimas y López Obrador, quien asumió el cargo a fines de 2018, se ha comprometido a esclarecer el caso. Además de Christian y Jhosivani, en 2014 fue identificado Alexander Mora, con lo que todavía quedan 40 estudiantes en paradero desconocido.

El 26 de septiembre de 2020, al cumplirse seis años de la tragedia, el presidente López Obrador pidió disculpas a las familias en nombre del Estado mexicano y anunció órdenes de arresto contra militares, los cuales no estaban vinculados con los hechos según la versión de Peña Nieto.

Además de la búsqueda de los estudiantes, el actual Gobierno persigue a los responsables de la investigación de la anterior Administración, que estuvo liderada por Tomás Zerón, actualmente prófugo en Israel.

Heraldo de México


Forenses argentinos respaldan resultados sobre restos de normalistas

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) respaldó los resultados enviados desde la Universidad de Innsbruck, Austria, para las coincidencias genéticas que corresponden a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa Jhosivani Guerrero de la Cruz y Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre.

En un comunicado, expuso que seguirá trabajando junto a las familias de los 43 normalistas desaparecidos, sus representantes legales y la Unidad Especial para el Caso Ayotzinapa de la Fiscalía General de la República (FGR) para llegar a la verdad de lo ocurrido.

Sobre Jhosivani, indicó que analizó el dictamen de la universidad y concuerda con sus resultados. Además, realizó un dictamen de genética complementario, con cálculos estadísticos adicionales sobre probabilidad de parentesco y genética poblacional, que arroja un porcentaje de parentesco superior al 99.99 por ciento, teniendo en cuenta las variables estadísticas aplicables a este caso.

“El resto óseo con coincidencia genética con la familia de Jhosivani corresponde a una vértebra lumbar que no presentaba alteración térmica. Fue hallada en octubre de 2020 en la Barranca de la Carnicería como parte de una diligencia de búsqueda realizada por la Unidad Especial para el Caso Ayotzinapa de la FGR, dirigida por el maestro Omar Gómez Trejo. A lo largo de sucesivas diligencias en la zona desde 2014 a la fechase hallaron cientos fragmentos óseos no articulados dispersos en superficie”, expuso.

Adicionalmente, indicó, entre los nuevos resultados reportados por Innsbruck, otro resto óseo (fragmento de calcáneo) reasoció genéticamente con los familiares del joven Christian Alfonso Rodríguez Telumbre. En julio de 2020, ya se había informado públicamente que un fragmento de hueso encontrado también en La Barranca de la Carnicería tuvo una coincidencia genética con la familia del estudiante.

Mercedes Doretti, miembro fundadora y directora para Centro y Norte América del EAAF, dijo que “estos resultados son extremadamente dolorosos para los familiares del joven Jhosivani Guerrero de la Cruz. Le expusimos a la familia por qué estos resultados son concluyentes. A la familia de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre le informamos lo que significa una ´reasociación´, cuando luego de una coincidencia genética aparece un nuevo resto, como este caso”.

El EAAF recordó que en el 2015, las autoridades de ese entonces a cargo de la PGR anunciaron una coincidencia genética de la familia de Jhosivani con restos supuestamente hallados en el Río San Juan. En ese momento, el equipo “informó que consideraba que los resultados no eran concluyentes y hoy lo seguimos sosteniendo”.

La Jornada


Verdad histórica del caso Ayotzinapa no tiene base científica: ONU-DH México

“Desde la ONU-DH expresamos nuestra profunda solidaridad en este momento doloroso con las familias de Jhosivani Guerrero de la Cruz y de Christian Rodríguez Telumbre y con todas las familias de los estudiantes de Ayotzinapa, así como con las organizaciones de derechos humanos que les han acompañado en su proceso de verdad y justicia desde 2014.

“Gracias a la lucha incansable de las familias y sus defensores se ha demostrado que la “verdad histórica” del caso no tiene base científica y es contraria a los estándares internacionales de derechos humanos. Las familias de Ayotzinapa han logrado mostrar que en México es posible la identificación de restos con dignidad, con la participación de familiares y defensores, de forma transparente y con sustento científico. Esto representa una esperanza para las más de 80 mil personas que han desaparecido en México.

“Reconocemos y hemos acompañado los esfuerzos del Gobierno federal para que se conozca la verdad de lo ocurrido en Ayotzinapa, liderados por el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, por la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el Subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, así como de la Fiscalía General de la República a través del Fiscal Especial para el caso, Omar Gómez. Su trabajo y compromiso acercan a las familias de Ayotzinapa a su derecho a la verdad. Será fundamental que esta voluntad se mantenga para continuar con una investigación alineada a los estándares internacionales de derechos humanos y hasta esclarecer el caso en su totalidad.

“Asimismo, desde la ONU-DH reconocemos el importante rol que han jugado las organizaciones acompañantes como el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Fundar y SERAPAZ; el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) con su asesoría técnica y el Equipo Argentino de Antropología Forense aportando conocimiento especializado en el ámbito forense. El trabajo de éstas y otras organizaciones es fiel testimonio de los valiosos aportes que desde distintos ámbitos de la sociedad civil se pueden hacer a la verdad y la justicia frente a graves violaciones a los derechos humanos.”

El Clarinete

Más notas sobre el tema