Misión de la CIDH llegó a Colombia y Comité del Paro suspende diálogo con el gobierno por incumplimientos

Foto: Colprensa
793

Ciudadanos en Bogotá recibieron a la CIDH con pancartas y arengas

Este domingo llegaron al país los delegados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) encargados de verificar la situación en materia de derechos humanos durante las manifestaciones que ya completan más de un mes.

A pesar de que desde varios sectores se venía solicitando la presencia de la Comisión en el país, esta visita no había sido aceptada por el Gobierno Nacional. Sin embargo, el pasado viernes el órgano internacional señaló que el equipo de trabajo que ya hace presencia en Colombia está encabezado por la presidenta de la Comisión, Antonia Urrejola, y los comisionados Joel Hernández y Stuardo Ralón; además del relator para la Libertad de Expresión, Pedro Vaca.

Debido a la llegada de la CIDH, varios ciudadanos en Bogotá decidieron salir a las calles de manera pacífica para recibir a la Comisión.

En medio de arengas y pancartas, las personas se ubicaron en la calle 26 para aplaudir a esta delegación.

A través de redes sociales, los usuarios y participantes de esta convocatoria, mostraron el ambiente que se vivió en esta zona de la capital del país tras la llegada de la CIDH.

Por otra parte, la Secretaría de Movilidad recomienda a las personas que se dirigen al Aeropuerto El Dorado, salir con anticipación debido a la afectación vial.

 

W Radio


Las reuniones que adelantará la CIDH en Colombia del 7 al 10 de junio

Por Cristina Navarro

La visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH), estará encabeza por la presidenta de esta entidad, comisionada Antonia Urrejola; los Comisionados Joel Hernández y Stuardo Ralón; con el apoyo de la Secretaria Ejecutiva, Tania Reneaum; la Secretaria Ejecutiva Adjunta de Monitoreo, Cooperación Técnica y Capacitación, María Claudia Pulido; el Relator Especial para la Libertad de Expresión, Pedro Vaca; y personas del equipo técnico de la Secretaría Ejecutiva.

Este 7 de junio se reunirá con:

La canciller Marta Lucía Ramírez

Procuraduría General

Defensoría del Pueblo

Fiscalía General

Con la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El martes 8 de junio cuando inicia de manera oficial la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a Colombia, se dividirán por grupos:

El grupo uno en Bogotá sostendrá reuniones con:

El Ministerio del Interior

Ministerio de Justicia

Ministerio de Salud

Ministerio de Hacienda

Ministerio de Agricultura

Ministerio de Comercio

Ministerio de Educación

Ministerio de Trabajo

Ministerio de Transporte

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

Una reunión aparte con el Ministerio de Defensa

Sobre el medio día del 8 de junio estarán en reunión con el Director de la Policía Nacional.

Durante toda la tarde sostendrán reuniones con organizaciones de la sociedad civil en el Hotel Tequendama en el centro de Bogotá. En estos encuentros los temas serán:

Asesinatos y violencia institucional: Fallecidos, heridos y los afectados por traumas oculares. También abordarán el tema de violencia de género incluyendo la violencia sexual en medio de las manifestaciones.

Mientras estas reuniones avanzan se estarán recibiendo testimonios en el Hotel Tequendama desde las 9am a las 7.30pm.

Para ese mismo martes 8 de junio el grupo dos estará en la ciudad de Cali. Allí se reunirá con representantes del Concejo Municipal, con Medicina Legal, sede regional, tendrán un almuerzo con la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas.

Durante toda la tarde estarán reunidos con delegaciones de la sociedad civil para abordar la violencia con enfoque étnico-racial, incluye la Minga Indígena.

También tendrán una reunión sobre las agresiones a los periodistas y con las unidades médicas que han atendido a las personas heridas en medio del Paro Nacional.

Tratarán el tema de violencia contra personas defensoras de derechos humanos y también la violencia de género.

Para el miércoles 9 de junio el grupo uno en Bogotá, desayunará con diplomáticos, luego se reunirán con los presidentes de las Altas Cortes y la Jurisdicción Especial para la Paz.

Posteriormente estarán hablando con los presidentes de Senado y Cámara y una reunión con la Comisión de Paz.

Luego estarán con la Comisión Nacional de Garantías para la Protesta Pacífica

En horas de la tarde se reunirán con el Comité Nacional del Paro

Después reuniones con la sociedad civil para abordar el tema de las personas desaparecidas, agresiones a la prensa entre otros temas.

Para el 10 de junio adelantarán otras reuniones que no mencionan en la agenda por el carácter reservado que tienen y se reunirán los dos grupos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para hablar sobre la información recopilada en Bogotá y Cali.

Caracol Radio


Comité del Paro dice que suspendió negociaciones por incumplimiento del Gobierno

Por Cristian Medina

El Comité Nacional del Paro aseguró que ante el incumplimiento del Gobierno de la firma del preacuerdo de garantías para la protesta social, decidió suspender las negociaciones que se venían adelantando entre las partes y evaluar igualmente la continuidad de las mismas.

Seguido a esto, el Comité afirmó nuevamente que el Gobierno Nacional no está interesado y ha dilatado, a propósito, la negociación del Pliego de Emergencia el cual se le entregó desde el año pasado, luego que en 2019 se realizará el paro del 21 de noviembre e igualmente se decidiera crear el pliego ante el manejo dado a la pandemia del COVID-19. Desde ese día y hasta el 16 de mayo de 2021, once meses después, según los convocantes del paro nacional, el Gobierno se niega a negociar el pliego.

El Comité explicó que el paro que arrancó el 28 de abril obligó al Gobierno a negociar, pero en realidad desde su punto de vista, viene dilatando la negociación, y por ende tras ocho días de intensas conversaciones y haber alcanzado un preacuerdo sobre garantías mínimas para la protesta social pacífica, el mismo Gobierno dijo que lo sometería a consulta interministerial y al regreso a la mesa para reabrir la discusión sobre el documento preacordado.

Pese a lo expuesto anteriormente, el Comité Nacional de Paro manifestó que sigue a la espera de que el Gobierno Nacional acoja el preacuerdo del 24 de mayo y derogue el decreto 575 que autoriza la asistencia militar para el manejo de la protesta social.

Por otro lado, los convocantes del paro nacional manifestaron que el Gobierno también dilata la negociación del pliego de emergencia, y que no muestra ninguna voluntad en el tema, ya que de hacerlo implicaría negociar peticiones que conllevan obligaciones sociales para beneficiar a millones de colombianos que el Gobierno no quiere atender.

En su pronunciamiento, el Comité nuevamente criticó el uso desmedido de la Fuerza Pública en lo que va de las manifestaciones, recordando que a la fecha, se han presentado 77 homicidios, 1246 heridos, 2808 detenidos, 106 mujeres víctimas de violencia sexual y 74 ojos perdidos para igual número de jóvenes sin contar los heridos de la misma Fuerza Pública.

El CNP reafirmó en su pronunciamiento que condena la violencia, invita a la movilización pacífica y que exige que cese el daño a la propiedad pública y privada y las acciones vandálicas de la Fuerza Pública y los particulares. Recordando así su postura frente a los cortes o cierres de vías que para los mismos son mal llamados bloqueos, allí se debe tener en cuenta que en su momento el Comité pidió que se hicieran acercamientos para que se empezarán a levantar los bloqueos en todo el territorio nacional.

Finalmente, los diferentes sindicatos y organizaciones sociales que conforman el Comité del Paro, manifestaron que entregarán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el preacuerdo del 24 de mayo sobre los mínimos para garantizar el ejercicio de la protesta social pacífica.

W Radio


Presidente Duque anunció la transformación integral de la Policía

“Me llena de orgullo que la promoción número 114 de oficiales de la Policía lleve el nombre de un ser de bondad, abnegación, entrega y ante todo un patriota a prueba de cualquier reto. Su vida como funcionario público estuvo engalanada de su excelencia”, dijo el presidente Iván Duque en la ceremonia de ascenso del curso de oficiales de la institución que fue denominada Carlos Holmes Trujillo García en honor al ministro de defensa que perdió la batalla contra el COVID-19 durante los primeros meses del año en curso.

La ceremonia que se llevó a cabo de manera presencial en la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander contó con la presencia de la familia del ministro Trujillo, el director de la institución general Jorge Vargas; el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro; el ministro de defensa Diego Molano y el general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército Nacional. Durante la misma se realizó un minuto de silencio en honor al ministro y seguido a ello el jefe de Estado anunció la modernización del Ministerio de Defensa y la transformación de la Policía que durante los últimos días no ha escapado a duras críticas por la presunta labor irregular que han desempeñado algunos uniformados en el marco de las manifestaciones adelantadas desde el pasado 28 de abril.

Duque aseguró que la institución ha adelantado alrededor de 30 millones de procedimientos policiales en los que dan muestra del profesionalismo de sus integrantes, pero también trajo a colación los casos de abuso que se han presentado durante las protestas. “Sea esta la ocasión para decir que estos hechos son enfrentados con hidalguía, transparencia y sanción interna. Se ha colaborado con información a los entes de control. La Policía de Colombia nunca ha tenido que ocultar nada”. Señaló que están en un proceso de transformación constante que servirá para salvaguardar la vida, la honra, los bienes y todos los derechos constitucionales de los colombianos.

“Esta policía ha procurado ser garantista y garante de la expresión ciudadana”, dijo el jefe de Estado quien, además, recordó que la labor de los uniformados “es acompañar y proteger las protestas pacíficas pero cuando se presentan incidentes de violencia y terrorismo urbano debe estar presente para hacer cumplir la Constitución y la ley”. Si bien el mandatario aseguró que hasta el momento la Policía y el sector defensa han adelantado labores tendientes a preservar el orden público y garantizar los derechos entregó directrices concretas al ministro de defensa Molano para avanzar con la transformación policial. Dejó claro que estos ordenamientos obedecen a un consenso entre catedráticos, expertos internacionales e iniciativas provenientes desde el interior de la institución.

“Le he dado instrucciones claras al ministro Molano para modernizar la estructura orgánica del Ministerio de Defensa a costo cero donde le daremos a la seguridad ciudadana, a la seguridad pública un énfasis incuestionable. Dentro de ese énfasis el trabajo con la Policía Nacional donde esté esa cercanía con el ciudadano y la estructura del ciudadano a la labor misma pero donde mejoremos constantemente las condiciones de nuestros soldados y policías. Le he dado una instrucción clara al ministro Molano, la de priorizar el trámite del proyecto de ley de carrera y profesionalización policial. Le he dado instrucción para que el próximo 20 de julio presentemos el proyecto de ley y un nuevo estatuto disciplinario policial que modernice el existente que tiene 15 años de vigencia”, dijo el mandatario.

Entre otras cosas, Molano y el general Vargas también debe avanzar con la expedición de un decreto que modernice la estructura orgánica de la Policía que tendrá la finalidad de fortalecer la política de defensa, protección y tutelaje de los derechos humanos. El jefe de Estado también trajo a colación la iniciativa de cambio de la nueva identidad e imagen de la institución que empezará con la renovación del uniforme de los Policías. “Hay un nuevo uniforme que más allá de los temas puramente operacionales, hace más visible el nombre del agente de policía, su distinción y placa, su rango pero sobre todo le permite al ciudadano tener la información completa de quien está en los servicios en las calles”.

En razón a la prevención de los derechos humanos el mandatario llamó la atención sobre una nueva iniciativa que será promovida por el director de la Policía y el ministro Molano. Se trata de la creación de la Dirección de Derechos Humanos que estará inmersa, de alguna forma, en todas las unidades que tiene la institución. “A este elemento lo va fortalecer ese nuevo estatuto disciplinario policial que se renueva y que debe traer consigo el fortalecimiento de la investigación y la trazabilidad en todas las conductas policiales. Esto también viene fortalecido por la profesionalización y el desarrollo policial, donde también he impartido la instrucción de crear el centro de estándares de alto nivel donde estemos con todo el aporte de policías internacionales trayendo otros referentes en procedimientos y gestiones del servicio”.

Sobre el uso de la fuerza, el mandatario resaltó que las normas existentes en el país se fortalecerán. “Es importante también que día a día traigan nuevos estándares y fortalecer nuestras normas en lo que tiene que ver con el porte, uso y comercio de armas menos letales y que todos los estándares en lo que tiene que ver con la lucha y actos de vandalismo también esté fortalecido por policías internacionales”, dijo el mandatario quien resaltó que el Escuadrón Móviles Antidisturbios (Esmad) ha estado en funcionamiento durante 20 años de los cuales han visto “mínimos casos de incidentes letales” que han sido investigados por las autoridades competentes.

Sobre esta unidad el presidente dijo que los estudios internacionales les han permitido tener tácticas operacionales que sirven para proteger la Constitución y los derechos humanos minimizando las situaciones o riesgos de letalidad. No obstante, reiteró que la labor de cada uno de los miembros del Esmad está enmarcada en labores profesionales que permiten la salvaguarda de los ciudadanos de ahí que considere importante tener su postura junto a la de catedráticos que servirá para nutrir la discusión sobre la modificación y modernización de los servicios de policía.

El jefe de Estado, entre otras cosas, mencionó que la iniciativa de reforma también vincula nueva tecnología que servirá para conocer los procedimientos que adelanten los uniformados en el marco de las manifestaciones y situaciones que vincula a la ciudadanía. El director de la Policía, por su parte, resaltó que la Unidad de Derechos Humanos contará con la presencia de un referente internacional que se encargará de presidir la misma. El oficial aclaró que no será un uniformado activo quien esté al frente de esta nueva dependencia.

Los 10 pilares de la reforma:

1. Transformación integral de la Policía Nacional y modernización del Ministerio de Defensa.

2. Creación de una Dirección de Derechos Humanos dentro de la Policía Nacional para la prevención, protección y respeto por los Derechos Humanos y el fortalecimiento de la política institucional.

3. Un nuevo Estatuto Disciplinario que incluye la reestructuración de la Inspección General, supervisión y control del servicio policial y nuevo sistema de recepción, trámite y seguimiento de quejas y denuncias.

4. Profesionalización y desarrollo policial con la puesta en marcha de un Centro Policial de Estándares y una nueva Universidad Policial.

5. Uso legal y legítimo de la fuerza, con la incorporación de prácticas y estándares internacionales.

6. Participación ciudadana para la transformación integral de la Policía a partir de un diálogo constante sobre servicio y la creación de una comisión para la transformación integral.

7. Tecnología para la efectividad y transparencia policial, aumentando la capacidad de respuesta frente al delito, una mejor y mayor analítica de datos para la planeación y prestación del servicio y desplegando instrumentos de vigilancia aérea no tripulada.

8. Nueva identidad para un mayor relacionamiento con el ciudadano. Habrá nuevos uniformes y nuevas patrullas para una mayor visibilidad y nueva imagen para proteger y servir al ciudadano, acompañados de una aceleración en la instalación y uso de las bodycams para documentar los distintos procedimientos de Policía. A futuro cada uniforme de Policía tendrá incorporado un código QR visible para que el ciudadano lo pueda escanear y garantizar absoluta transparencia en cada actuación.

9. Desarrollo personal y profesional con enfoque humano: más y mejores condiciones de carrera, nuevos incentivos y reconocimiento a la profesionalización, trayectoria y buen desempeño.

10. Nuevo modelo de vigilancia policial con cuadrantes de vecindario, mayor y mejor relacionamiento con la gente y un acento muy especial en los jóvenes. Para ello se impulsará la campaña “Soy joven y estoy contigo”.

El Espectador


VOLVER

Más notas sobre el tema