Argentina | Juez ordena medidas de prueba en la investigación por el envío de armamento a Bolivia

796

Argentina: El juez habilitó la feria judicial y ordenó investigar el envío de armas a Bolivia

El juez en lo penal económico Javier López Biscayart habilitó este lunes la feria judicial y ordenó medidas de prueba en la causa que investiga el envío de material represivo a Bolivia en noviembre de 2019, durante el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales.

El magistrado hizo lugar a un pedido del fiscal Claudio Navas Rial y habilitó la feria judicial de invierno para ordenar medidas de prueba tras la imputación al expresidente Mauricio Macri, a la exministra de Seguridad de su gobierno Patricia Bullrich y al exministro de Defensa Oscar Aguad, informaron a Télam fuentes judiciales.

López Biscayart pidió al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación que aporte “de inmediato” el original de la carta que figura como recibida ” en la Embajada Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia identificada con el número de nota 184 AB, con fecha de ingreso 15 de noviembre de 2019″.

Además, pidió que informe “con el respaldo documental del caso, si en la Embajada Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia, durante noviembre de 2019, se registró el ingreso informático de un sobre cerrado proveniente de la Fuerza Aérea Boliviana destinado al entonces embajador Dr. Normando Álvarez García, e informe si ello quedó asentado en el sistema interno de archivo de la Embajada”.

En ese sentido, solicitó que Cancillería “remita el registro de todas las cartas o comunicaciones recibidas de la Embajada Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia durante los meses de octubre y noviembre de 2019” y que consigne los datos de cada documento a la vez que advirtió que si hay documentos secretos deberán ser remitidos en sobre cerrado.

El magistrado también le pidió a la Cancillería que informe que, con el respaldo documental del caso, si hubo requerimientos de seguridad o protección por parte de las autoridades de la Embajada Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia durante el año 2019.

También solicitó los “registros fílmicos que hayan registrado los procedimientos de control aduanero concretados en el Aeropuerto de El Palomar y en La Quiaca al momento de partida (12/11/2019) y regreso del armamento (26/06/2020)”.

Además requirió “al responsable de la I Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina (Aeropuerto Internacional de El Palomar) que, en 48 horas” aporte constancias sobre la autorización de salida del avión Hércules C-130, el 12 de noviembre del 2019 y registros fílmicos del momento de carga de la aeronave.

El magistrado rechazó además un pedido de la Unidad de Información Financiera (UIF) para “tomar vista de las actuaciones de modo de contar con información que permita, en su caso, promover querella penal contra los imputados”, informaron fuentes judiciales.

López Biscayart también dispuso que se requiera al responsable de la ANMAC que remita en 48 horas la totalidad de las actuaciones que dieran por resultado la autorización de salida temporal mediante resoluciones ANMAC 974/19 y 982/19, e informe las personas intervinientes. Por otra parte, la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich ya designó abogado defensor, el letrado Julián Curi.

El Tiempo


Bolivia: Gobierno presenta las municiones enviadas por Argentina y Ecuador en 2019

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, presentó este lunes las municiones enviadas por la Gendarmería de Argentina durante el gobierno de Mauricio Macri y las prestadas por el gobierno ecuatoriano de Lenín Moreno en 2019. El material fue hallado en los depósitos de la Policía Boliviana.

“Sólo para la Policía Boliviana ingresó de manera irregular sin cumplir con la normativa legal vigente cerca de 27.000 cartuchos de perdigón de goma, 28 gases aerosol, 19 gases aerosol, 55 granadas CN, 53 granadas de gas H, 19 granadas de gas CS”, dijo en conferencia de prensa.

Explicó que el 13 de noviembre de 2019 llegó a La Paz un avión de Argentina en el que se transportó las municiones. En el vuelo, estaban 11 gendarmes argentinos que tenían la misión de resguardar la Embajada de Argentina en La Paz, donde se vivían protestas luego del golpe de Estado del 10 de noviembre.

Sin embargo, la lista no cuadra por lo revelado en un reciente informe preliminar del Ministerio de Seguridad de Argentina que detalló que el 11 de noviembre, un día después del golpe de Estado en Bolivia, la Dirección de Logística de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), en cumplimiento de lo ordenado por el Director Nacional de la GNA, Gerardo José Otero, solicitó que se autorice el uso del material y equipamiento por parte del Personal de la Agrupación Fuerzas Especiales ‘Alacran’ en territorio boliviano “dentro del marco de la seguridad y protección del señor embajador argentino, su residencia, las instalaciones diplomáticas, como así también el personal que se encuentre dentro de la misma”.

En esa jornada, la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) autorizó por noventa días continuos a la Gendarmería el envío a Bolivia de 10 pistolas semiautomáticas, dos escopetas de repetición, cinco carabinas automáticas; dos ametralladoras, dos fusiles de repetición, 12 chalecos antibalas, 12 cascos balísticos, dos escudos balísticos, dos visores nocturnos y 8.820 municiones de distintos calibres, de las cuales 3.600 eran calibre 12-70.

“Ese 13 de noviembre, el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana, el general Jorge Terceros, envió una nota de agradecimiento al señor Normando Álvarez García, entonces embajador argentino en Bolivia, pero con otras cantidades que se encontraron en bodegas de la Policía Boliviana, lo que nos hace presumir que las FFAA recibieron más material”.

“Lo que pasó en territorio nacional se encuentra tipificado bajo nuestro ordenamiento jurídico nacional y se denomina: tráfico ilícito de armas; precisamente, lo que ha cometido el señor Yuri Calderón, excomandante de la Policía Boliviana; el señor Jorge Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea, y el exembajador de Argentina es tráfico ilícito de armas”, señaló Del Castillo.

Según una misiva oficial, la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) en Bolivia recibió, el 13 de noviembre de 2019, 40.000 cartuchos AT 12/70 y gases lacrimógenos de diferente tipo, entre ellos 18 unidades en spray MK-9, cinco unidades en spray MK-4 y 121 granadas CN, CS Y HC.

“El 15 de noviembre, Bolivia solicitó a Ecuador permiso de sobrevuelo de una aeronave C-130 boliviana para recoger armamento. El 16 de noviembre ya se inicia la represión y la masacre en Sacaba en nuestro país, cuando ya las municiones extranjeras, tanto de ecuador y argentina se encontraban en territorio nacional”, aseveró y recordó que el 19 de noviembre también se procedió a la masacre de Senkata en El Alto.

Hasta el momento, se conoce que el gobierno ecuatoriano de Lenín Moreno prestó al régimen de Jeanine Añez 5.500 granadas y 2.949 proyectiles en noviembre de 2019. Así lo confirmó un documento oficial del Ministerio de Gobierno de Ecuador al que tuvo acceso la Agencia Boliviana de Información (ABI).

De acuerdo al detalle, el material entregado consistió en 5.000 granadas de mano GL-302, 500 granadas de sonido y destello para exteriores, 2.389 proyectiles de largo alcance calibre 37 MM y 560 proyectiles de corto alcance calibre 37 MM.

Ahora el Pueblo


Bolivia: Gobierno anuncia procesos contra exjefes policiales, militares y el exembajador argentino por caso armamento

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, anunció que se presentará una querella judicial contra el excomandante de la Policía, Vladimir Yuri Calderón; el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Jorge Gonzalo Terceros Lara y contra el exembajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, por el supuesto delito de tráfico ilícito de armas ocurrido en noviembre de 2019.

“Vamos a presentar una denuncia forma en contra del general Yuri Calderón, excomandante de la Policía Boliviana; vamos a presentar también una denuncia en contra del excomandante de la Fuerza Aérea, general (Jorge Gonzalo) Terceros y también en contra del exembajador de Argentina en Bolivia (Normando Álvarez García) por el delito de tráfico ilícito de armas”, informó Del Castillo a medios estatales.

Por este caso, la justicia argentina inició una investigación por el delito de contrabando agravado de armas a Bolivia en la que están imputados el expresidente Mauricio Macri, los exministros de Seguridad Patricia Bullrich y de Defensa Oscar Aguad.

“Existía una intención dolosa del alto mando policial de entonces”, agregó la autoridad.

Las investigaciones, conforme vayan avanzando, demostrarán la participación o no de los exministros Arturo Murillo, Luis Fernando López Julio o incluso de Jeanine Áñez, agregó la autoridad.

Este lunes, Del Castillo presentó las supuestas municiones enviadas por la Gendarmería de Argentina, durante el gobierno de Mauricio Macri. El material fue hallado en los depósitos de la Policía Boliviana.

Según el Gobierno boliviano, hubo dos envíos de armas a Bolivia, uno de ellos fue legal, a pedido de Gendarmería, pero otro no cumplió los requisitos ni fue registrado.

El excomandante de la FAB dijo en su momento que la supuesta carta donde agradece el envío del material es falsa y rechazó las acusaciones.

Los Tiempos


VOLVER

Más notas sobre el tema