Argentina se postula para presidir la CELAC

1.544

Redacción de NODAL

En la 21ª Reunión de ministros de relaciones exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), desarrollada el pasado 24 de julio en México, la República Argentina -representada en la reunión por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá- en sintonía con su larga tradición multilateral, propuso su candidatura para asumir la próxima Presidencia Pro Témpore del bloque que actualmente ejerce México, con el objetivo de profundizar el trabajo realizado hasta el momento y consolidar un organismo que sea capaz de hacer frente a los desafíos por delante, constituyéndolo como un actor importante en el camino de la cooperación y la integración regional.

La candidatura alcanzó un consenso transversal: ya fue apoyada por Belice, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay, Perú, Surinam y Venezuela de los 33 países que forman parte de la CELAC[1]. Se trata de un consenso transversal que se fundamenta entre otras cuestiones, en la potencialidad de liderazgo de nuestro país, su capacidad de diálogo y negociación.

“Una de las aristas más valiosas de la CELAC, que debemos reconocer y potenciar, es su capacidad de dar impulso al diálogo con nuestros socios extrarregionales. Así se ha hecho en este período, en particular promoviendo la cooperación internacional en materia de acceso y distribución regional de vacunas contra el Covid-19, articulando un frente sanitario común contra la pandemia, con resultados auspiciosos, pese a los condicionantes sistémicos que a todos nos afectan”, dijo el canciller Solá durante el encuentro con sus pares en México y afirmó: “Para la Argentina, la CELAC es el centro de nuestras convicciones de integración”.

Hay tres aspectos fundamentales, o líneas de trabajo, que la Argentina está en condiciones de desarrollar y buscará profundizar desde la presidencia del organismo. En primer lugar, la cuestión vinculada a la mediación de conflictos. La vocación de diálogo del Presidente Alberto Fernández es reconocida a nivel internacional y permitirá articular diferentes perspectivas de mediación en relación a los casos que han estado en agenda durante el último tiempo, como Cuba, Nicaragua y Venezuela, desde la base del respeto a los Propósitos y Principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas.

En segundo lugar, la Argentina apuesta fuertemente a la diplomacia científica como herramienta para construir políticas que faciliten la recuperación de la región. En ese sentido, cabe destacar la firma durante la Reunión de Cancilleres en México del Tratado constitutivo de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), de la cual Argentina y México fueron impulsores. Esa declaración conjunta significa un inmenso paso para la región, ya que la cuestión espacial y satelital trasciende fronteras, y asimismo da cuenta de las potencialidades de trabajo en términos de cooperación.

“Los auspiciosos avances alcanzados por la CELAC en el campo aeroespacial podrían replicarse en un área de idéntico valor estratégico, como es el poder transformador de la Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI). Es fundamental delinear una estrategia conjunta, aprovechando las capacidades de nuestra región; esto permitirá colocarnos estratégicamente en la arena internacional y desarrollar una auténtica diplomacia científica”, dijo al respecto el jefe de la diplomacia argentina.

En tercer lugar, pero no menos importante, es central para nuestro país la cuestión del crecimiento económico y del comercio, en especial en términos intrarregionales en Sudamérica y Centroamérica. En este caso, el secretario de Relaciones Económicas Comerciales de la cancillería, Jorge Neme, ha subrayado la importancia de “construir relaciones estructurales entre los pueblos, donde el comercio sea la clave”. En términos de Neme, no se trata de abrirse unilateralmente al mundo, sino de vincularse con él de manera inteligente y para ello es necesario no sólo abrir mercados entre los países de la región, sino también ir juntos a otros mercados.

Recientemente, la Argentina y México firmaron un Acuerdo de Cooperación para promover el abastecimiento de granos básicos, la provisión de una planta secadora de leche y subproductos de la industria láctea, y la adquisición de maquinaria agrícola y silo bolsas para su uso en la agroindustria mexicana. En tanto, el 27 de julio Neme se reunió con autoridades de Guatemala con el objetivo de avanzar en la agenda comercial y negociar transferencia de tecnología y maquinaria agrícola para contribuir con las políticas de desarrollo rural de ese país. El funcionario argentino se encuentra realizando una gira por Centroamérica para avanzar con diversas negociaciones comerciales con otros países.

De concretarse, la propuesta argentina para presidir la CELAC, se formalizaría en la próxima Cumbre de Presidentes que tendrá lugar en septiembre. Por el momento, el ministro Solá ya se reunió con sus pares Marcelo Ebrard (México), Rogelio Mayta (Bolivia) Eamon H. Courtenay (Belice), Jorge Arreaza (Venezuela), Mauricio Montalvo (Ecuador), Marta Lucía Ramírez (Colombia), Euclides Acevedo (Paraguay), Hon. Albert Ramdin (Surinam), para conversar sobre temas regionales y sobre la importancia de darle impulso al bloque regional ante la crisis provocada por el COVID-19 y la post pandemia.

Frente a la incertidumbre que trajo aparejada la pandemia, el canciller Solá suele traer a colación las palabras del Papa Francisco: “La realidad siempre supera a la idea y sobre esa realidad, hay que trabajar para ver cómo nos fortalecemos”. Profundizar la integración y la cooperación regional entre países hermanados por su geografía, por su historia, por sus intereses comunes y por sus pueblos, es la propuesta de la Argentina para fortalecer a la CELAC, pero también para hacer frente a  los desafíos de la construcción de un nuevo tiempo.

[1]Forman parte de la CELAC Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Brasil (que suspendió su participación), Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.


VOLVER

Más notas sobre el tema