Ariel Henry será el nuevo primer ministro con el apoyo de ONU y EEUU

861

Haití tendrá nuevo gobierno el martes con Ariel Henry como primer ministro

Haití tendrá un nuevo gobierno el martes encabezado por Ariel Henry como primer ministro, a quien el presidente Jovenel Moise había nombrado antes de ser asesinado, dijo a la AFP una fuente próxima al Ejecutivo.

El primer ministro interino, Claude Joseph, ocupará de nuevo el cargo de ministro de Relaciones Exteriores en el nuevo gobierno, que carecerá de presidente y tendrá la tarea de organizar nuevas elecciones “lo antes posible”, dijo la fuente.

Jovenel Moise había elegido a Ariel Henry para reemplazar a Claude Joseph como primer ministro en los días previos a su asesinato a tiros en su residencia en Puerto Príncipe en la madrugada del 7 de julio.

Pero en las horas posteriores al magnicidio, Joseph declaró el “estado de sitio” y dijo que estaba a cargo, provocando una lucha por el poder en la atribulada nación caribeña, sumida en la pobreza y la violencia.

“Desde hace varios días, Claude Joseph y Ariel Henry han estado llevando a cabo una serie de reuniones de trabajo que conducirán a la formación de un gobierno inclusivo con Ariel Henry como primer ministro”, dijo el funcionario.

Moise gobernaba Haití, el país más pobre de América, por decreto después de que las elecciones legislativas de 2018 se postergaran por disputas, por lo que el país aún carece de un legislativo en funciones.

Además de las elecciones presidenciales, parlamentarias y locales, Haití debía realizar un referéndum constitucional en septiembre, después de que la consulta se pospusiera en dos ocasiones debido a la pandemia de coronavirus.

RPP


Quién es Ariel Henry, el líder elegido por el fallecido Jovenel Moise, que ahora dirigirá Haití

Formado en universidades de Francia y Estados Unidos, Henry también es profesor de Neurocirugía en dos universidades haitianas.

El doctor Ariel Henry, un prestigioso neurocirujano considerado de perfil moderado y conciliador, asumirá desde este martes la jefatura de Gobierno en Haití, en medio de la grave crisis abierta por el asesinato del presidente Jovenel Moise.

Henry, de 71 años, tiene experiencia previa en labores de gobierno, puesto que fue ministro entre 2015 y 2016 bajo la presidencia de Michel Martelly y, anteriormente, integró el Consejo de Sabios, un ente que jugó un papel importante en el periodo de transición posterior al derrocamiento del presidente Jean-Bertrand Aristide en 2004.

En ese organismo colegiado creado con el apoyo de Estados Unidos tuvo la misión de nombrar un primer ministro para dirigir el país, una labor que ahora le corresponderá asumir a él después de que el actual jefe de Gobierno, Claude Joseph, anunció su decisión de ceder el poder.

El hecho de que integrara el Consejo de Sabios lo convierte en una figura que no es del agrado de las fuerzas de izquierda, en especial de Fanmi Lavalas, el partido de Aristide.

Gobierno de consenso

El presidente Moise nombró a Henry primer ministro el pasado 5 de julio, en el último decreto que firmó antes de su asesinato, y le encargó la labor de diseñar un gabinete de consenso.

La intención de Moise era que Henry integrara a diferentes fuerzas de diferente color político en su gabinete, con el fin de calmar las crecientes tensiones políticas y así propiciar la celebración de las elecciones.

El pasado sábado, Naciones Unidas y un grupo de potencias extranjeras, entre ellas Estados Unidos, dieron su apoyo explícito a Henry para que continúe con esa labor encomendada por Moise antes de su muerte.

El mismo Henry formó parte de un Gobierno multicolor, bajo la presidencia de Martelly (centro-derecha), en el que él asumió primero la cartera de Interior y después la de Trabajo y Asuntos Sociales.

Entonces Henry era miembro de Inite, partido del expresidente René Preval, y antes había pertenecido a Fusión, otra formación socialdemócrata.

La comunidad internacional insta a Ariel Henry a formar Gobierno en Haití

Al frente del Ministerio de Interior, su principal cometido fue garantizar la seguridad pública en las elecciones legislativas de 2015, al igual que ahora su misión más importante será organizar unas nuevas citas con las urnas.

En total, permaneció 14 meses en el Gobierno, en momentos de cambios constantes de ministros, que fueron resultado de la inestabilidad política que atravesó la presidencia de Martelly.

Enfrentar al covid-19

Henry también ha trabajado de forma muy próxima con el Gobierno de Jovenel Moise desde el año pasado, puesto que es uno de los miembros de la llamada Célula Científica, el comité técnico que asesora a las autoridades en la respuesta a la covid-19.

También ha ocupado cargos técnicos en el Ministerio de Salud Pública y es miembro del comité nacional para la erradicación de la polio, desde su creación en 1990.

Al margen de sus funciones públicas, el doctor Henry es el jefe del Servicio de Neurocirugía en el Hospital Bernard Mevs, uno de los principales centros sanitarios privados de Haití.

Formado en universidades de Francia y Estados Unidos, Henry también es profesor de Neurocirujía en la Universidad Quisqueya y en la Universidad del Estado de Haití.

El Universo


Première adresse à la nation du Premier ministre nommé Ariel Henry

Alors qu’il sera à la tête d’un nouveau gouvernement ce mardi 20 juillet, Ariel Henry, Premier ministre nommé par le président Jovenel Moïse avant son assassinat le 7 juillet, a communiqué sa première adresse à la nation que nous publions.

Haïtiennes, Haïtiens d’ici et de la diaspora,

Sœurs et frères d’une seule et même Nation,

​J’ai l’honneur de m’adresser à vous, en ma qualité de Premier ministre, pour lancer un appel solennel à l’union nationale, à la mise en commun de nos forces et à la coopération de toutes et de tous, en vue de freiner cette course vers l’abîme du pays, de remonter la pente et de mettre notre pays à l’abri des multiples dangers qui le guettent.

Je veux réitérer devant vous ma ferme condamnation de l’assassinat du Président de la République, Jovenel MOÏSE: un crime inqualifiable tant il est odieux et révoltant. J’adresse en mon nom propre, au nom de ma famille et de la nation toute entière, mes condoléances à la famille présidentielle, durement éprouvée et au peuple haïtien. Je souhaite un prompt rétablissement à la Première dame, Martine Moise. Je donne l’assurance que toute la lumière sera faite et que les coupables et leurs commanditaires répondront de leurs actes devant la justice haïtienne.

Mwen prezante konplimanm bay pèp ayisyen an ki bay prèv li

granmoun nan politik devan sa nou taka rele yon koudeta. Nourete tèt frèt, kèpòpòz enfas yon Krim tèt chaje ki te kapab mete nou nan gro kole. Ayisyen parèy nou yo, bay lapè yon chans pou blayi ak poul kenbe peyi nan tèt ansanm. Kounye a se responsablite tout lide peyi a pou gade​ men kote, mache nan menm wout, pou​ montre yo se granmoun. Nou dwe rete akmenm santiman an paske nap gen bezwen l poun leve anpil lòtdefi ki devan nou.

Gen moun ki gade ak kè sote dènye evènman an yo. Gen lòt kipoze kesyon sou kouman peyi a ap dirije. Anyen pat di n, noutap gen pou nou frappe fò konsa, yon vyolans wòtpòt pouansasinen prezidan peyi a. Jounen jodi a, gen yon Premye Miniski gen gouvènay la, nan yon ti bout tan, nan yon tan kout kout​ nap konnen ki moun ki nan nouvo gouvènman konsansis, kotetout moun ladan l ki ap gen pou l dirije peyi a pou yon bout tan, jouktan nouvo dirijan kap soti nan bon jan eleksyon yo rive.

​Ces jours derniers, j’ai rencontré des compatriotes de divers acteurs de la vie nationale, politiques bien sûr, mais aussi de la société civile et du secteur privé. J’ai l’intention de poursuivre et d’approfondir ces discussions, car c’est le seul moyen de rassembler la famille haïtienne, de transcender nos divergences et nos antagonismes et de contempler ensemble un avenir différent. C’est par le dialogue et la concertation que nous parviendrons à définir ensemble les contours des politiques à mener pendant cette période intérimaire, à faire les choix essentiels pour la transformation de notre société et des conditions de vie des plus vulnérables de nos compatriotes. Dans les jours qui viennent, je recommencerai mes rencontres avec les représentants des forces vives de la nation en vue de construire un consensus suffisant autour d’un Accord politique.

Chers compatriotes,

En tant que Premier ministre, j’en appelle à l’altruisme des patriotes haïtiens, pour un dépassement de soi, afin de faire face ensemble aux dangers qui nous menacent tous et mettent en péril l’existence même de la Nation. J’en appelle au souvenir de nos ancêtres dont les prouesses, la bravoure et l’esprit de sacrifice ont fait l’épopée de 1804 qui a fait de nous un peuple libre et nous a légué cette patrie dont nous devons nous montrer dignes.

Viv lapè ak tèt ansanm!

Vive le progrès pour que chaque Haïtien trouve sa part de bonheur

Que Dieu sauve et protège Haïti !

Dr Ariel Henry

Premier ministre

Le Nouvelliste


Critican desconocimiento a rol de Caricom en declaración sobre Haití

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, criticó el desconocimiento del papel de la Comunidad del Caribe (Caricom) en relación con Haití por gobiernos de América y Europa, y organismos internacionales, trascendió hoy.

Rowley mostró su descontento con un comunicado emitido por diplomáticos extranjeros, en el que desconocen al primer ministro interino, Claude Joseph, en favor de Ariel Henry, designado para el cargo por el mandatario asesinado, Jovenel Moïse, y dan indicaciones para la formación del Gobierno, y obvian la voluntad de los haitianos y el rol del bloque regional.

Haití es un miembro de pleno derecho de Caricom (…) y esta falta de reconocimiento y participación es un insulto para todos nosotros, viniendo de aquellos que se autodenominan el ‘Grupo Central’, dijo.

‘Con nuestras propias acciones de inclinarnos y arrodillarnos ante aquellos que nos ven como indignos e irrelevantes, hemos contribuido continuamente a nuestra propia desaparición. O somos una Caricom respetable o somos vasallos aduladores que merecen tal falta de respeto’, publicó en su página de Facebook.

Sostengo con mis colegas y hermanos que podemos ser pequeños, pero nunca debemos aceptar ser insignificantes e intrascendentes, añadió el expresidente de la Comunidad del Caribe.

El 5 de julio Moïse nombró a Henry primer ministro de Haití mediante decreto, pero el magnicidio impidió su investidura para el cargo, por lo que Joseph continuó al frente del Gobierno con el reconocimiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La víspera, los embajadores Estados Unidos, Francia, España, Brasil, Alemania, Canadá, la Unión Europea y representantes de la ONU y de la Organización de Estados Americanos ante Puerto Príncipe se pronunciaron a favor del reconocimiento a Henry como primer ministro.

Los diplomáticos, agrupados en el Core Group (Grupo Central), son considerados facilitadores para la estabilidad haitiana, sin embargo, en la práctica influyen en las decisiones políticas sobre la nación caribeña, conducta que analistas consideran de injerencista.

Prensa Latina


Magnicidio en Haití: ¿Por qué la comunidad internacional da la espalda al primer ministro?

Las potencias extranjeras y la ONU han dado la espalda al primer ministro interino de Haití, Claude Joseph, quien ha estado al frente del país desde el asesinato del presidente Jovenel Moise hace 12 días, al anunciar su apoyo explícito a uno de los rivales que le disputan el poder.

Los representantes en Haití de Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea y un grupo de seis embajadores, entre ellos el de Estados Unidos, expresaron su respaldo a Ariel Henry como primer ministro.

El posicionamiento de los embajadores del llamado Core Group a favor de uno de los tres aspirantes al poder supone un importante giro, puesto que en los días posteriores al magnicidio, tanto la ONU como Estados Unidos reconocieron la autoridad de Claude Joseph para dirigir el país caribeño hasta las próximas elecciones.

Las dudas en la sucesión de Moise surgen porque Ariel Henry fue nombrado primer ministro el pasado 5 de julio, en el último decreto firmado por Moise dos días antes de su muerte, pero este no llegó a ser investido, por lo que Joseph continuó al frente del Gobierno, con el respaldo de la Policía y del Ejército.

Gobierno de consenso

Las potencias extranjeras pidieron la formación de un Gobierno de consenso e inclusivo y, con este fin, animaron “encarecidamente” a Henry a continuar con “la misión que se le ha encomendado para formar dicho Gobierno”.

Este Ejecutivo de consenso, según la visión de los embajadores, deberá encargarse de organizar “en el plazo más breve posible” las elecciones presidenciales y legislativas que, según recalcaron, deben ser “libres, justas, transparentes y creíbles”.

El Core Group está formado por los embajadores de Estados Unidos, Francia, España, Brasil, Alemania, Canadá, la UE, así como los representantes de la ONU y de la OEA.

Este grupo fue inicialmente establecido como un ente facilitador de la labor de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), desplegada entre 2004 y 2017, pero en la práctica sirve para consensuar las posiciones políticas de las potencias en relación a Puerto Príncipe.

Cuatro vías en disputa por el poder

El apoyo extranjero a Henry no ha tenido de momento respuesta por parte de ninguno de los dos primeros ministros, ni tampoco por parte del presidente del Senado, Joseph Lambert, hasta ahora el tercero en lista por el control del Palacio Nacional.

Lambert recibió el apoyo de algunos senadores para proclamarse presidente de Haití dos días después de la muerte de Moise, pero se mantiene en silencio desde el pasado domingo, día en el que se celebró una reunión tripartita con mediación de Washington, en la que no se llegó a un acuerdo.

A estas tres opciones, se les sumó una cuarta vía anunciada este sábado, aprobada en una reunión en la que participaron numerosos grupos de la sociedad civil, de asociaciones profesionales, religiosas, así como representantes de partidos de la oposición.

La llamada “comisión de la sociedad civil haitiana por la búsqueda de una solución haitiana a la crisis” acordó defender la actual Constitución, de 1987, y elegir un jefe de Estado provisional que dirija el país en un período de transición de entre 18 y 24 meses.

La activista Monique Clesca, que participó en la reunión realizada en un hotel de Puerto Príncipe, consideró que la comunidad internacional “no tiene que decirle a Haití quién será su próximo primer ministro”.

“No es misión de la comunidad internacional decidir quién va a gobernar Haití, no es diplomático, resulta ofensivo, una locura. Ese es nuestro trabajo y cada vez que lo han hecho en el pasado no ha funcionado”, afirmó Clesa.

La FM


VOLVER

Más notas sobre el tema