Bolivia denuncia que Mauricio Macri colaboró con el golpe de Estado mediante el envío de armamento letal

5.948

Mauricio Macri apoyó el golpe contra Evo Morales con material represivo y Alberto Fernández pidió disculpas a Bolivia

El golpe de Estado contra Evo Morales, en noviembre de 2019, no fue realizado solo por integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad de Bolivia y de fuerzas políticas de derecha, también tuvo el respaldo de al menos tres países latinoamericanos. Uno de ellos fue el gobierno de Mauricio Macri. Un hecho que quedó confirmado a través de una carta enviada por el entonces comandante general de la Fuerza Aérea boliviana, Jorge Gonzalo Terceros Lara, donde le agradece al embajador argentino de entonces “la colaboración prestada” en el marco del respaldo internacional “debido a la situación conflictiva que vive Bolivia”.

La misiva, cuyo original consta en los archivos de la embajada en La Paz, agradece además el “material bélico de agentes químico” que el gobierno de Macri les había remitido. En el gobierno argentino califican esto como “gravísimo” e incluso advierten que puede tener consecuencias judiciales para Macri.

La carta que expone la colaboración de Macri

La respuesta de Alberto Fernández

“Dolor y vergüenza”, afirmó sentir el presidente Alberto Fernández en una carta que hace apenas unas horas le remitió a su par boliviano Luis Arce, luego de haber tomado conocimiento de la nota que se encuentra en la embajada argentina en Bolivia y que fuera enviada por el golpista Terceros Lara el 13 de noviembre de 2019, apenas tres días después de consumado el golpe contra Evo Morales.

En la Casa Rosada sostienen que la nota de Terceros Lara no sólo complica aún más al militar boliviano ante el proceso judicial que enfrenta en su país sino que ahora incorpora a Macri como un “partícipe necesario de la sedición en Bolivia”.

Página 12


Morales cree que el envío de ‘material bélico’ es evidencia de la ‘reedición del Plan Cóndor’

El expresidente Evo Morales afirmó que los “crímenes de lesa humanidad” de 2019 deben investigarse y sancionarse en una corte internacional.

El expresidente Evo Morales consideró este viernes que la revelación sobre el envío de “material bélico” de parte del gobierno de Mauricio Macri a la administración de Jeanine Áñez en noviembre de 2019 es una “evidencia innegable de la reedición del Plan Cóndor”.

“Esta es una prueba más de la participación de algunos gobiernos de derecha de Sudamérica en el cruento golpe de Estado que derivó en masacres y saqueo en nuestro país. Es la evidencia innegable de la reedición del Plan Cóndor con intercambio de información y sistemas de represión”, expresó Morales a través de su cuenta en Twitter.

El Plan Cóndor era un sistema de coordinación represiva en los países del Cono Sur que operó en la década de los años 70 hasta inicios de los años 80 para perseguir y eliminar a militantes políticos, sociales, sindicales y estudiantiles.

Anoche, el canciller Rogelio Mayta presentó ante los medios de comunicación una carta de agradecimiento enviada el 13 de noviembre de 2019 por el entonces comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Gonzalo Terceros al también entonces embajador de Argentina en Bolivia Normando Álvarez García.

La carta fue enviada un día después de que Áñez tomó el poder tras la renuncia del 10 de noviembre del expresidente Evo Morales, asfixiado por denuncias de presunto fraude electoral, protestas cívicas, un motín policial y la “sugerencia” militar para que deje el cargo.

En el polémico documento Terceros comunica que se recibió “material bélico de agentes químicos” y detalla seis tipos de elementos, entre ellos “40.000 cartuchos AT 12/70”.

Entonces, esa “carta firmada por un militar, que deshonró su bandera y atentó contra el orden constitucional, (también) prueba la participación de gobernantes de derecha, Iglesia Católica, EEUU y (Luis) Almagro (secretario general de la Organización de Estados Americanos) en el golpe” de 2019, agregó Morales en otro mensaje publicado en la misma red social.

Apuntó que “sus crímenes de lesa humanidad” deben investigarse y sancionarse en una corte internacional.

La Razón


VOLVER

Más notas sobre el tema