Chile | Colectivos LGTBIQ+ celebran media sanción del matrimonio igualitario

987

Colectivos LGTBIQ+ ante inminente aprobación del matrimonio igualitario: «Hoy damos un paso importante tras 30 años de lucha»

Chile se encuentra a un solo paso de convertirse en el octavo país de Latinoamérica en legalizar el matrimonio igualitario, luego de que el Senado diera luz verde este miércoles a un proyecto que fue presentado en 2017 y que ahora debe ser discutido en la Cámara de Diputados.

Por amplia mayoría (28 votos a favor de un total de 43) y en una histórica sesión que terminó entre aplausos, los senadores aprobaron la iniciativa legislativa que, además de llamar matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo, permite la adopción y la filiación.

El proyecto se ha convertido en los últimos años en una de las mayores luchas de los colectivos LGTBI en Chile, donde la diversidad sexual solo pueden unirse desde 2015 bajo la figura del Acuerdo de Unión Civil (AUC), que no reconoce derechos filiativos.

«Estamos lo más cerca que hemos estado en la historia de Chile de la igualdad familiar para las parejas del mismo sexo. Hoy celebramos un paso más hacia una victoria rotunda para toda la sociedad», dijo la directora ejecutiva de la Fundación Iguales, Isabel Amor.

Adicionalmente, la iniciativa legislativa cambia el concepto de madres o padres por el de progenitores, reconoce las uniones contraídas en el extranjero, permite definir el orden de los apellidos de los hijos y elimina a la homosexualidad como causal de divorcio culposo, entre otros aspectos.

«Hoy damos un paso importante tras 30 años de lucha, de manifestaciones y de dos demandas internacionales contra Chile por prohibir el matrimonio igualitario», dijo Rolando Jiménez, activista del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

De aprobarse en las próximas semanas en la Cámara de Diputados, donde se espera que cuente con una mayoría de apoyos, Chile se sumaría a Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y varios estados mexicanos.

«Es un proyecto de derechos humanos»

El proyecto se presentó en 2017, durante el segundo mandato de la expresidenta socialista Michelle Bachelet (2014-2018), y estuvo atascado más de cuatro años en el Congreso.

Posteriormente, en enero de 2020, el Senado decidió aprobar la idea de legislar el matrimonio igualitario, pero no avanzó en su articulación ante la férrea oposición de los partidos de Chile Vamos.

Su reciente reactivación se produce luego de que el 1 de junio Sebastián Piñera, dijera en su última rendición de cuenta pública antes de dejar el cargo en marzo de 2022, que «ha llegado el tiempo» de aprobarlo y otorgara carácter de «urgencia» a su tramitación.

«El matrimonio igualitario nos hace mucho más tolerantes, mucho más comprensivos, mucho menos discriminadores y nos hace vivir en paz con nosotros mismos», dijo Rodrigo Galilea, uno de los cuatro senadores oficialistas que votó a favor de la iniciativa.

Para la presidenta del Senado, la democristiana opositora Yasna Provoste, «no es un proyecto valórico, se trata de un proyecto en materia de derechos humanos y los derechos humanos no se defienden dependiendo de si me acomoda o no, sino que se defienden con convicción».

Anuncio del Ejecutivo cuenta con amplio respaldo ciudadano

El sorpresivo respaldo de Piñera, quien rechazó en 2019 darle urgencia al mismo proyecto y acelerar su tramitación, no fue bien recepcionado en los partidos oficialistas, especialmente en la Unión Demócrata Independiente (UDI).

«La definición de matrimonio no busca discriminar, simplemente busca respetar la naturaleza de dicho contrato (…) No es discriminación cuando se busca igualar situaciones que no son iguales», aseguró la gremialista Luz Ebensperger, una de las integrantes del Senado que más se oponen al proyecto que cuenta con amplia adhesión ciudadana.

Según un sondeo reciente de Ipsos, el 65% de los chilenos cree que se debería legalizar el matrimonio igualitario en nuestro país, que es el segundo país latinoamericano con mayor respaldo, solo detrás de Argentina (73 %), el primer país de la región en legalizarlo en 2010.

El Desconcierto


Senado aprueba en particular Proyecto de Matrimonio Igualitario: Iniciativa es despachada a la Cámara de Diputados

A más de un mes que el gobierno concretara el requerimiento de suma urgencia al proyecto de matrimonio igualitario, el texto fue aprobado en particular por 28 votos a favor, 14 en contra y 0 abstensiones por la Cámara Alta, por lo que fue despachado a la Cámara de Diputados.

Cabe destacar que los 14 votos en contra pertenecen a senadores UDI, RN e independientes afines al bloque oficialista, y posterior a la primera votación, el senador Juan Antonio Coloma -quien en principio no se manifestó- emitió su voto en contra.

Además, se votaron por separado -a solicitud de la senadora Luz Ebensperger (UDI)- artículos relativos a la filiación de los hijos, los que también fueron aprobados con 29 votos a favor, 14 en contra y 0 abstensiones.

Esto, tras la aprobación por parte de la Comisión de Hacienda del Senado el pasado 6 de julio, resolución con la que la iniciativa fue despachada para su discusión y votación en particular en la Sala de la Cámara Alta. Un debate que se fijó para este martes 20 de julio en sesión extraordinaria del Senado, pero que concluyó este miércoles en la mañana en sesión especial.

Así, la iniciativa que modifica diversos cuerpos legales para regular, en igualdad de condiciones, el matrimonio de parejas del mismo sexo, continúa su tramitación en el Congreso.

“Es la hora de que nuestro país avance en mayor justicia y mayor igualdad, hoy debemos responder a este expectativa que busca poner fin a la discriminación que sufren las parejas formadas por dos personas del mismo sexo. Porque queremos avanzar a un país que se juegue con otros valores, que avance en justicia, en erradicar toda forma de discriminación”, dijo la senadora Yasna Provoste previo a emitir su voto a favor.

Tras la aprobación del proyecto, el ministro Segpres, Juan José Ossa, dijo que, si bien entienden que el Congreso tiene una gran carga legislativa, pretenden mantener la suma urgencia. “Esta es una convicción del Presidente Piñera que seguiremos impulsando, pero siempre con el máximo respeto a las diferencias que, en estas u otras materias, podamos tener en nuestra coalición.

“Quisiera agradecer a quienes hoy aprobaron este proyecto, agradecer a los parlamentarios de de Chile Vamos que también lo hicieron, pero quisiera también decir lo que hemos dicho siempre: Respetamos y valoramos las diferencias, respetamos y valoramos a quienes por distintas razones en Chile Vamos tenían una opinión distinta, en ese sentido, valoramos el tono del debate, pero también hacemos un llamado a que nos respetemos en nuestras distintas posiciones”, explicó Ossa.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, sostuvo que “en una jornada histórica para el país, reafirmamos nuestro compromiso de ser el ministerio de todas las familias. A nosotros nos asiste la convicción de que el matrimonio igualitario es el camino que debe seguir el país para avanzar en la no discriminación y donde la igualdad es la regla y la excepción es la desigualdad”.

El proyecto de matrimonio igualitario fue ingresado al Legislativo originalmente en 2017, en el segundo gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet. Sin embargo, descansaba en la Cámara desde mayo de 2020 tras su aprobación en general en la sala del Senado. La tramitación fue retomada en junio de este año respondiendo a la suma urgencia ingresada por el Ejecutivo.
Los aspectos clave del proyecto

La iniciativa redefine el concepto de matrimonio como “un contrato solemne por el cual dos personas se unen actual e indisolublemente, y por toda la vida, con el fin de vivir juntos, de procrear, y de auxiliarse mutuamente”.

Esto implica que se modifican las obligaciones y deberes, estipulando que, independientemente de si se trata de personas de igual o de distinto sexo, ambos cónyuges deben proveer a las necesidades de la familia común, atendiendo a sus facultades económicas y al régimen de bienes que entre ellos exista.

Sobre el régimen de bienes, se entenderán separados totalmente los bienes, sin perjuicio de la facultad de optar por el régimen de participación en los gananciales en las capitulaciones matrimoniales, o de sustituirlo por éste durante la vigencia del matrimonio.

Respecto a la filiación, se indica que los progenitores de una persona son aquellas respecto de las cuales se ha determinado la relación de filiación, es decir, su madre y padre, sus dos madres, o sus dos padres. En el caso de una pareja de mujeres, se regula también la filiación del hijo concebido mediante la aplicación de técnicas de reproducción humana asistida.

Otro punto clave es que aquellos matrimonios entre personas del mismo sexo que se hayan concretado en el extranjero, serán reconocidos en Chile.

Este proyecto modifica además una serie de legislaciones, entre ellas, la ley sobre Abandono de Familia y Pago de Pensiones Alimenticias, la ley de Acuerdo de Unión Civil, la reforma sobre el Registro Civil, la ley sobre Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, el Decreto que fija las normas sobre Sistema Único de Prestaciones Familiares y Sistema de Subsidios de Cesantía para los Trabajadores de los Sectores Privado y Público, y la ley sobre Adopción de Menores.
Debate en Sala

“Se avanza en poner fin a las limitaciones legales, sustentadas en juicios y arbitrariedades, que impiden que personas del mismo sexo se unan en matrimonio”, indicó la senadora Adriana Muñoz (PPD), a lo que la senadora Carolina Goic (DC), agregó: “Parece increíble que se negaran derechos civiles que hoy día son obvios, son de perogrullo, lo mismo va a pasar cuando nuestros nietos lean este debate”.

En tanto, el senador independiente Pedro Araya, hizo hincapié en que “Las convicciones religiosas de personas no puede ser impuesta a toda la sociedad, la esencia de un Estado laico es respetar la libertad de consciencia y de culto y hacer políticas públicas pensando en el bien común”. En la misma línea, la senadora Ximena Rincón (DC) dijo: “Apruebo esta iniciativa por mí, por mis hijos, por el nuevo Chile que le debemos a las futuras generaciones y para que por fin en nuestro país, la discriminación deje de ser un tema y reconozcamos que el amor es amor”.

El senador Carlos Montes (PS), expresó que “Con este proyecto damos un paso decidido que nos hace más tolerantes, más humanos, más iguales y que nos hace más libres, yo voto a favor de este proyecto”. Mientras que la senadora Loreto Carvajal (PPD) manifestó: “Con mucha emoción saludar a quienes han sido promotores no sólo de la lucha, han sufrido en carne propia, han sido ejemplo y testimonio vivo de una sociedad que no quería ver lo que históricamente debíamos reparar”.

Recordemos que ayer martes, algunos de los argumentos en contra -que fueron reiterados esta jornada- provinieron de los senadores UDI Iván Moreira y Luz Ebensperger.

“Como persona, como cristiano y como político, yo creo en el amor y el compromiso de pareja. Ojalá para toda la vida, aunque no siempre sea así. Estuve a favor de la ley de divorcio porque consideré importante dar ese paso, así que estoy a favor de los cambios, pero no cualquier cambio ni cualquier costo. (…) Tengo razones para estar en contra por motivos morales, humanos y políticos. Voy a actuar bajo mis convicciones”, dijo el senador Moreira.

La senadora Ebensperger, además de solicitar la votación por separado de aquellos artículos relativos a la filiación y adopción, dijo: “Creo profundamente en la igualdad de derechos y deberes de las personas y no en la discriminación, y es una mentira decir que aquellos que estamos en contra de eso, no creemos en dicha igualdad. La definición de matrimonio no busca discriminar ni estigmatizar, simplemente busca respetar la naturaleza propia de dicho contrato”.

La Tercera


VOLVER

Más notas sobre el tema