Colombia | Duque pide acción a países de la región ante crisis migratoria de más de 10 mil personas que esperan ingresar a Panamá

653

Duque pide acción de países de la región ante crisis migratoria en Necoclí

El presidente Iván Duque, defendió este jueves que hacen falta respuestas regionales para evitar situaciones como la que se da actualmente en el municipio de Necoclí, en el Urabá antioqueño, donde cerca de 10.000 migrantes permanecen varados a la espera de poder continuar su camino hacia Estados Unidos.

Duque, en una charla virtual en el Council of Foreign Relations de Nueva York, subrayó que lo que se está viendo ahora mismo “no es nuevo”, sino algo que ha venido sucediendo “de forma regular” con la llegada a esa zona de personas de países del Caribe como Cuba o Haití, pero también de África.

“Esto es más que una crisis de refugiados, a veces tiene que ver con el tráfico de seres humanos. Así que es algo que tenemos que afrontar de forma regional”, dijo Duque preguntado al respecto.

La semana pasada, las autoridades colombianas dijeron que más de 25.000 extranjeros, la mayoría haitianos que se dirigen a Centroamérica, han entrado a Colombia irregularmente en lo que va de año.

La situación es especialmente complicada en el municipio antioqueño donde los migrantes permanecen varados en las playas y calles a la espera de poder continuar su camino hacia Panamá, en la que es, según las autoridades locales, la peor crisis migratoria de la historia de esa región.

Duque insistió en que esto no es algo que Colombia pueda frenar en solitario, sino que es necesario cooperación por parte de otros países.

“Tenemos que poner más controles, tenemos que poder cooperar con Panamá y otros países, pero la gente que accede a esta frontera, no se quedan allí, quieren seguir hacia el norte y terminan cerca de la frontera sur de Estados Unidos”, aseguró.

“Y eso también implica que es una situación regional”, insistió el mandatario, que considera necesario hacer más para frenar a los barcos que están trayendo a estas personas desde otras partes del mundo, pero también impulsar las oportunidades económicas en países de origen como Haití.

En ese sentido, recordó las inversiones que EE.UU. ha hecho allí, y consideró necesario reforzar ese tipo de apuestas en ese y otros países de Latinoamérica y el Caribe si se quiere reducir la “presión” en la frontera sur estadounidense.

Por otra parte, Duque subrayó que Colombia necesita más apoyo internacional para gestionar la llegada masiva de refugiados y migrantes venezolanos al país.

“Estamos gastando alrededor de 1.000 millones de dólares cada año para responder a esta crisis, pero cuando se trata de la comunidad internacional y de la contribución que está haciendo, lo que es preocupante es que tenemos muchas promesas, pero no muchos desembolsos”, señaló.

En ese sentido, destacó la gran diferencia entre los fondos que Colombia ha recibido por cada migrante en comparación con lo que se ha visto en otras crisis alrededor del mundo, por ejemplo con la guerra en Siria.

“No es que estemos mendigando, es que es algo que todos tenemos que afrontar y nosotros estamos asumiendo la mayor carga fiscal”, defendió durante el coloquio, que se desarrolló en inglés.

Duque, además, advirtió de que “si no hay una recuperación en Venezuela, si no hay una vía a la democracia, esta crisis va a crecer día a día y se va a hacer imposible de gestionar”.

El Colombiano


Defensoría del Pueblo visitó Necoclí por aglomeración de migrantes

Sobre el mediodía de este 29 de julio, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, llegó al muelle de Necoclí (Urabá) para conocer de primera mano la situación que viven los cerca de 15.000 migrantes varados en este municipio.

La llegada del funcionario se dio siete días después de darse a conocer la preocupación de la Alcaldía municipal ante la situación que obligó a declarar la calamidad pública.

Sin embrago, no era la misma situación que se vivió el 26 de julio. El flujo de personas comenzó a las 8:30 a. m. y, sobre el mediodía, ya habían zarpado 8 de las 12 embarcaciones dispuestas por la empresa Caribe S.A.S. la única autorizada para este traslado.

Aún así, eran muchas las personas que aún esperaban su turno para salir de allí y seguir su camino hacia el Darién.

El funcionario dialogó con algunos de ellos, quienes le expresaron no solo las dificultades en Necoclí, sino también las que han vivido desde que llegaron al país.

“Algunos migrantes denuncian mafias que les venden ‘paquetes turísticos’ para hacer el recorrido desde Ipiales (Nariño), con cobros que llegan a los 300 dólares para pasar la frontera, a lo cual acceden por la necesidad de continuar su tránsito hacia el norte del continente”, contó Camargo.

El funcionario indicó que, en su opinión, esta es una problemática extracontinental, por lo cual asumir tanto la problemática como la búsqueda de soluciones debe ser una labor entre varios actores.

“He hecho un llamado a mis pares en distintos países a través de la Federación Iberoamericana de Defensores del Pueblo para que articulemos y adelantemos acciones conjuntas que nos permitan afrontar esta emergencia”, agregó el Defensor.

Camargo indicó que se evaluará el nivel de afectación y/o vulneración a los derechos humanos de esta población para -una vez tener el diagnóstico- hacer el llamado a todas las instituciones, agencias y entidades del estado para tomar cartas en el asunto.

El funcionario se reunirá con las autoridades municipales para conocer y revisar cómo avanzan los planes de contingencia que solicitaron activar ante esta emergencia.

El Tiempo


Senafront se prepara ante aumento del flujo de migrantes en frontera con Colombia

Panamá y Colombia coordinan acciones puntuales para atender el éxodo masivo de migrantes procedentes de Haití, Cuba y Sudamérica, quienes están en la frontera colombo-panameña y tienen como destino final el norte del continente.

Este jueves, Oriel Ortega, director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), destacó en TVN Noticias que sostendrán una reunión con su contraparte colombina sobre las experiencias del istmo con el movimiento de grandes cantidades de migrantes.

“La situación de la migración en Panamá no se nota, debido al aumento de controles, campamentos y demás”, dijo Ortega, quien indicó que hasta el momento, más de 26 mil haitianos y al menos siete mil cubanos han transitado por el país.

El responsable del Senafront indicó que Colombia, Panamá y Costa Rica, son países de tránsito y que las regulaciones nacionales tienen que ser respetadas por estas personas.

Reacciones en Colombia

La situación que aqueja al municipio de Necoclí, Antioquia (noroeste), donde las autoridades indicaron la semana pasada que habían unos 25 mil migrantes permanecen varados a la espera de continuar su camino, llevó al presidente de ese país, Iván Duque a sostener una charla virtual en el Council of Foreign Relations de Nueva York, según se extrae de una nota de la Agencia de Noticias EFE.

“Esto es más que una crisis de refugiados, a veces tiene que ver con el tráfico de seres humanos. Así que es algo que tenemos que afrontar de forma regional”, dijo el presidente colombiano, ya que hace falta respuesta de las autoridades regionales.

Duque insistió en que esto no es algo que Colombia pueda frenar en solitario, sino que es necesario cooperación por parte de otros países.

“Tenemos que poner más controles, tenemos que poder cooperar con Panamá y otros países, pero la gente que accede a esta frontera, no se quedan allí, quieren seguir hacia el norte y terminan cerca de la frontera sur de Estados Unidos”, aseguró.

A finales de abril, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá suscribió un Memorando de Entendimiento de cooperación sobre flujos migratorios irregulares con Colombia, para que el país sudamericano de información, en un término no superior a las 24 horas, sobre los migrantes que se dirigen a la frontera panameña.

“Es importante abordar la migración irregular de manera proactiva, integral y oportuna a fin de evitar que escale a una crisis humanitaria. Este enfoque cobra mayor relevancia en estos momentos cuando por razón de la pandemia es particularmente sensible el control biosanitario”, manifestó el pasado 30 de abril, la canciller panameña Erika Mouynes.

El flujo migratorio irregular que llega a Panamá viene sucediendo por más de una década, llegando a su punto más alto en 2015 y 2016, cuando llegaron a más de 30,000 migrantes cada año.

El Memorando de Entendimiento alcanzado se registró, luego del encuentro celebrado entre ambas cancillerías y otras instituciones que atienden el tema migratorio el pasado, 9 de abril de 2021.

La Estrella


Los migrantes están desesperados por salir de Necoclí rumbo a Panamá

El pasado lunes el muelle de Necoclí estaba a reventar, las filas de migrantes que buscaban un tiquete para salir del municipio rumbo a Capurganá superaba las cuatro cuadras.

“Es que solo ese día iban a vender, por eso se vio el tumulto. Después de que se hizo viral el video, todos los días han estado vendiendo tiquetes y saliendo lanchas”, dijo Felipe, un cubano que está desde ese lunes intentando salir del municipio.

Él logró comprar su pasaje hoy y viajará mañana para meterse en el que es, quizá, el tramo más peligroso para llegar a la frontera a Panamá: la selva del Darién.

El tiempo pasa y el dinero escasea. A diferencia de lo dicho por el alcalde Jorge Tobón de que la moneda que ya se maneja en el municipio es el dólar, en el muelle hay por lo menos cuatro negocios informales de cambio de divisa. Están comprando el dólar en promedio a 3.600.

Además, cabe resaltar que la salida de lanchas este jueves ha sido constante.

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, informó que visitará Necoclí para verificar atención humanitaria a los 15.000 migrantes que hay aglomerados.

“A través de su Regional Urabá-Darién, la Defensoría ha constatado que diariamente salen cerca de 850 migrantes e ingresan 1.500 más al municipio”, dijo el funcionario.

Camargo agregó que desde hace más de diez días la salida de lanchas desde Necoclí se ha afectado debido a que las empresas de transporte no tienen la capacidad de prestar el servicio y también por el mal clima en la zona.

El Defensor del Pueblo visitará el muelle de Necoclí para verificar las condiciones de los migrantes y posteriormente se reunirá con las autoridades locales para revisar cómo avanzan los planes para esta población.

El Tiempo


VOLVER

Más notas sobre el tema