Colombia | Sindicatos de docentes se oponen al regreso de las clases presenciales tras muerte de una maestra por Covid-19

672

Fecode: ‘Sin vacunación completa, profesores no deben a ir a clase’

La muerte de Miriam Quintero, una profesora de Armenia que dio positivo por covid-19 a los dos días de regresar a la presencialidad en los salones de clase, ha causado todo tipo de reacciones y reavivado el debate sobre las condiciones de bioseguridad en los colegios.

Todo esto, pese a que las autoridades han reportado que dicho contagio no se dio en la institución educativa donde trabajaba, sino en su entorno familiar. Sin embargo, este hecho encendió las alertas en la institución educativa Normal Superior del Quindío, donde trabajaba.

Así mismo, se han presentado casos de contagios en todo el país, y si bien las respectivas secretarías de Educación insisten en que se trata de una proporción muy pequeña de la comunidad educativa, los hechos no dejan de preocupar a docentes y a padres de familia.

Tal es el caso del colegio público General Santander, en Bogotá, donde se encontraron 11 personas que dieron positivo a las pruebas de covid-19.

Lo anterior ha sido el detonante de diversas reacciones de sindicatos de maestros, todos ellos pertenecientes a la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), quienes sostienen que se está obligando a retornar a las aulas a docentes sin completar su esquema de vacunación.

Precisamente, Fecode señaló: “Es importante precisar que los docentes que no hayan completado todo el esquema de vacunación no podrán ser obligados a retornar a la presencialidad, y así quedó definido en el acuerdo alcanzado con el Ministerio de Educación en la mesa de negociación”.

Al respecto, cabe recordar que de acuerdo con la directiva 05 del Ministerio de Educación, en la que se establecen los lineamientos para el regreso a la presencialidad en los colegios, se estableció que los docentes están obligados a retornar a las actividades presenciales.

La normativa establece, entre otras cosas, que “todo el personal que labora en los establecimientos educativos debe prestar sus servicios de manera presencial”. Es decir, todos los profesores tanto del sector público como del privado deben asistir a las aulas.

Así mismo, señala que todo el personal que trabaje en el sector educativo oficial (esto incluye a los profesores de Fecode) tiene la obligación de presentarse al finalizar el periodo de vacaciones de mitad de año, que ya culminó en la gran mayoría de las regiones del país, y esto incluye a quienes padecen comorbilidades o que, por decisión propia, no fueron vacunados contra el covid-19.

Sin embargo, es necesario precisar que una de las condiciones para el regreso a clase, establecidas no solo en las peticiones de Fecode, sino también por el Mineducación, era que para mediados de julio los docentes ya tendrían su esquema de vacunación completo.

Por ello llama la atención el caso de la profesora en Armenia, dado que esta solamente tenía una dosis aplicada, lo cual, según los sindicatos de maestros, muestra que en algunos casos se ha presentado retraso en el plan de vacunación.

Así lo explicó a EL TIEMPO Héctor Elías Leal, presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Quindío (Suteq): “Llamamos la atención del gobierno municipal porque desde un principio lo dijimos, los maestros que no tengan el esquema completo de vacunación no tenían por qué haber sido citados a la presencialidad, y la profesora Miriam fue una de ellas y la norma lo prohíbe”.

Este gremio sostiene que la mencionada directiva del ministerio dice que se puede obligar a los docentes que por voluntad propia no se aplican la vacuna, pero no a aquellos que, por retrasos, no han podido completar su esquema de vacunación, por lo que sería ilegal convocar a estos a la presencialidad.

Cabe recordar que en caso de no asistir, el ministerio fue claro en que tendrán el riesgo de “no recibir el salario por los días no laborados de manera presencial sin justificación alguna, e incurrir en faltas disciplinarias por no cumplir con las finalidades de su cargo y el cumplimiento de sus deberes”.

El Tiempo


 

Más notas sobre el tema