Crimen de Berta Cáceres | Declaran culpable a ejecutivo de una hidroeléctrica y la familia pide avanzar con los autores intelectuales

1.065

Fallo por crimen de hondureña Berta Cáceres es «una victoria de los pueblos»

El fallo condenatorio emitido este lunes contra el hondureño Roberto David Castillo por el asesinato en 2016 de la ambientalista Berta Cáceres es «una victoria de los pueblos», afirmó su familia, que exigió la cancelación de la concesión de la represa hidroeléctrica Agua Zarca, a la que se oponía la defensora.

El veredicto del Tribunal de Sentencia, que decidió de forma unánime declarar culpable a Castillo, es «una victoria de los pueblos del mundo que han acompañado este proceso, de la comunidad solidaria y de los derechos humanos», dijo Bertha Zúñiga, una de las hijas de la ambientalista, en rueda de prensa luego de conocer el fallo.

La condena significa que «las estructuras de poder no lograron en este caso, corromper al sistema de justicia, y que la estructura criminal de la familia Átala Zablah, de la cual es instrumento el condenado (Roberto) David Castillo, no logró sus objetivos», indicó Zúñiga al leer un comunicado del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

La causa Berta Cáceres «no termina» con la resolución del Tribunal hondureño y se encamina «firmemente» a llevar ante la justicia a los autores intelectuales del asesinato de la líder de la etnia lenca, añadió.

Castillo, un militar hondureño, era presidente ejecutivo de la empresa Desarrollo Energéticos S.A. (DESA), encargada de represa hidroeléctrica Agua Zarca, cuando Berta Cáceres fue asesinada el 2 de marzo de 2016, y conocerá la pena de prisión el próximo 3 de agosto.

CANCELAR CONCESIÓN

Berta Cáceres, quien era coordinadora y cofundadora del Copinh, fue asesinada a tiros en su casa, en La Esperanza, pese a contar con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerla de las constantes amenazas que recibía.

En el momento de los hechos, Cáceres estaba durmiendo en su vivienda, donde tenía como huésped al también ambientalista mexicano Gustavo Castro, único testigo del crimen y quien sufrió una herida leve de bala en una oreja.

La ambientalista se oponía a la construcción de Agua Zarca, en el río Gualcarque, por considerar que causaba daños al medioambiente, principalmente a las comunidades de la etnia lenca.

Por ello, su familia y el Copinh exigieron la cancelación «inmediata» del permiso de construcción «sobre el sagrado río Gualcarque» y se procese a todas las personas involucradas en «su ilegal y corrupta concesión». Exigen, además, el desmantelamiento de «redes criminales que actualmente persisten y que actuaron durante el juicio para promover la impunidad”.

FALLO HISTÓRICO

El Ministerio Público de Honduras tildó de «histórico» el fallo de culpabilidad contra Castillo, quien según las pruebas presentadas en el juicio «ordenó la muerte de Cáceres como parte de un plan para eliminar cualquier obstáculo que interfiriera con las operaciones de DESA sobre el río Gualcarque, territorio ancestral del pueblo indígena lenca».

El portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, dijo a periodistas que el caso por el asesinato de Berta Cáceres «no está cerrado» y los fiscales continúan buscando «a más autores intelectuales».

«Estamos satisfechos (con la resolución) porque obviamente presentamos toda la carga probatoria que demostraba la culpabilidad de (Roberto) David Castillo», subrayó Mora, quien indicó que el organismo hondureño podría presentar nuevos requerimientos fiscales en este caso.

Miembros de organizaciones sociales e indígenas de Honduras celebraron el veredicto contra Roberto David Castillo bailando frente a la Corte Suprema de Justicia, donde instaron además un altar con un retrato de la ambientalista y ofrendas en su honor).

Enter 504


Comunicado: Una victoria popular de justicia para Berta; un paso al rompimiento del pacto de impunidad

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, el equipo legal del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, junto a las hijas, hijo y madre de Berta Cáceres ante el fallo condenatorio contra el imputado David Castillo por el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres, proferido por la sala Primera del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional, hacemos del conocimiento de la comunidad Nacional e Internacional lo siguiente:

El fallo condenatorio emitido por este tribunal significa que las estructuras de poder no lograron, en este caso, corromper al sistema de justicia, y que la estructura criminal de la familia Atala Zablah, de la cual es instrumento el condenado David Castillo Mejía, no logró sus objetivos.

Reafirmamos que la Causa Berta Cáceres de Justicia en Honduras no termina con esta resolución sino que se encamina firmemente a llevar ante la justicia a los autores intelectuales de este crimen, Daniel Atala Midence, José Eduardo Atala, Pedro Atala y Jacobo Atala y demás personas e instituciones involucradas.

Reconocemos este paso de justicia como una victoria de los pueblos del mundo que han acompañado este proceso, de la comunidad solidaria y de los derechos humanos.

Exigimos que se cancele de manera inmediata la concesión sobre el sagrado Río Gualcarque de la comunidad Lenca y se procese a todas las personas involucradas en su ilegal y corrupta concesión.

Exigimos que sean desmontadas las redes criminales que actualmente persisten y que actuaron durante el juicio para promover la impunidad responsables de graves delitos expuestos durante el juicio de lo cual aportamos la prueba.

Denunciamos el maltrato sistemático y constante hacia las víctimas por parte de los funcionarios públicos; es inadmisible que a una víctima en su proceso se le corte la palabra o se le niegue u obstaculice la entrada a un recinto judicial.

Agradecemos profundamente todo el acompañamiento nacional e internacional, de las comunidades, organizaciones, instituciones y pueblos solidarios que han compartido y hecho posible abrir los caminos de justicia en esta causa.

Insistimos a la comunidad internacional y nacional a seguir en los esfuerzos contra la impunidad en Honduras y a apoyar los esfuerzos dignos de las organizaciones sociales y populares.

Recogiendo las palabras de nuestra Berta Cáceres, reiteramos que la justicia la construimos los pueblos desde nuestra labor cotidiana, con la defensa de nuestros territorios, la realización de nuestros proyectos de vida y la lucha constante contra las desigualdades e injusticias.

Dado en el campamento feminista Viva Berta en la ciudad de Tegucigalpa a los 5 días del mes de julio de 2021.

Copinh


Culpable el empresario Roberto Castillo por el crimen de Bertha Cáceres

Los jueces que conforman la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional declararon culpable este lunes al empresario Roberto David Castillo, por el crimen de la ambientalista Bertha Cáceres.

Roberto David Castillo fue condenado como coautor del delito de asesinato de la líder ambientalista mediante la unanimidad de los togados que conformaron el tribunal.

La audiencia de determinación de la pena fue programada para el 3 de agosto de este año.

Durante el juicio, la intervención y vaciados telefónicos fueron una de las piezas claves del Ministerio Público (MP) para demostrar la culpabilidad de Castillo en la muerte de la reconocida ambientalista.

La culpabilidad de Castillo fue calificada por el Ministerio Público como “un histórico fallo de culpabilidad de juicio oral y público”.

El Ministerio Público informó que “se reitera que la presente causa aún sigue abierta y se trabaja en identificar otros autores intelectuales involucrados en el asesinato de la activista de derechos humanos”.

“De la prueba evacuada en el debate, durante dos meses, la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional consideró que la extracción y vaciado de información en dispositivos celulares del imputado y otros involucrados fue lo suficientemente reveladora para establecer que Castillo Mejía ordenó la muerte de Cáceres como parte de un plan para eliminar cualquier obstáculo que interfiriera con las operaciones de DESA sobre el río Gualcarque, territorio ancestral del pueblo indígena lenca”, estableció en un comunicado de prensa la Fiscalía.

Crimen

El asesinato de Bertha Cáceres ocurrió el 3 de marzo de 2016 en La Esperanza, Intibucá.

En 2018 fueron condenados por su participación Sergio Ramón Rodríguez Orellana, gerente del área social de DESA; Douglas Geovanny Bustillo,exjefe de seguridad de DESA y Mariano Díaz Chávez, miembro del Primer Batallón de Inteligencia (2015) y Mayor de las Fuerzas Armadas hasta su arresto.

Asimismo, Edilson Atilio Duarte Meza, Óscar Aroldo Torres Velásquez y Elvin Heriberto Rápalo Orellana, quienes fueron los sicarios.

Henrry Javier Hernández, según las investigaciones, fue la persona que reconoció la casa de Cáceres y dirigió a los sicarios a cometer el crimen.

El Heraldo


Ministerio Público trabaja en identificar a otros autores intelectuales del asesinato de Berta Cáceres

Tras el fallo que declara culpable como coautor de asesinato al presidente ejecutivo de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) Roberto Castillo, el Ministerio Público anunció en un comunicado que la causa de Berta Cáceres sigue abierta y que trabaja para identificar a otros autores intelectuales.

“Se reitera que la presente causa aún sigue abierta y se trabaja en identificar otros autores intelectuales involucrados en el asesinato”, dice el comunicado del ente acusador.

“Esperamos que se abran más procesos contra las autorías intelectuales, contra la familia Atala Zablah que eran los dueños y accionistas de esta empresa”, dijo Tras el fallo contra Castillo, la hija de Cáceres, Laura Zúniga.

El Ministerio Público calificó como histórico el fallo de culpabilidad dictado este lunes por un Tribunal de Sentencia contra el ejecutivo de DESA.

Indicó que “de la prueba evacuada en el debate, durante dos meses, la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional consideró que la extracción y vaciado de información en dispositivos celulares” de Castillo y otros involucrados fueron lo suficientemente reveladores para establecer que el ejecutivo de DESA “ordenó la muerte de Cáceres como parte de un plan para eliminar cualquier obstáculo que interfiriera con las operaciones” de esa empresa sobre el río Gualcarque, territorio ancestral del pueblo indígena.

El comunicado señala también que al lograr concatenar el cruce de mensajes y llamadas entre Castillo y Geovanny Bustillo, condenado por el crimen, y a su vez las comunicaciones de este con otros condenados, la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida “demostró la responsabilidad del ejecutivo en este asesinato perpetrado el 3 de marzo de 2016 en la casa de la ambientalista en la Residencial El Líbano, en La Esperanza, Intibucá, en el occidente de Honduras.

El mensaje resaltó que la prueba científica y de índole documental y testifical fue recabada por un equipo multidisciplinario integrado por la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida (FEDCV), la Fiscalía Especial de Etnias y Patrimonio Cultural, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y la Dirección General de Medicina Forense.

Por este caso, el 29 de noviembre de 2018 fueron condenados a penas de entre 30 y 50 años el gerente de DESA Sergio Rodríguez , el exmilitar Douglas Bustillo, el mayor del Ejército Mariano Díaz, Oscar Torres, Elvin Rápalo, Edilson Duarte y Henry Hernández.

El juicio duró cinco semanas y se presentaron más de cien pruebas, entre testimoniales y científicas, que demostraron la participación de los siete imputados antes, durante y después del asesinato.

Así mismo, la ATIC procesó al investigador Juan Carlos Cruz y al expolicía Miguel Rosales por presentar pruebas falsas para tratar de desviar el caso durante las primeras pesquisas sobre el crimen de la ambientalista.

Criterio

Más notas sobre el tema