Entrevista a Manuel Zelaya, expresidente de Honduras: “La imagen y la credibilidad del actual gobierno están prácticamente en cero”

923

Por Nahuel Bianchi y Tomás García (*)

Hace unos días fue un nuevo aniversario del golpe militar de 2009 contra tu gobierno, ¿qué recuerda de esa fecha 12 años después?

Lo que pasó aquí en Honduras lo previno Cristina Kirchner en su momento y no la quisieron escuchar. Ella se tomó un avión y se vino para América Central y se fue para los Estados Unidos a pelear, a luchar de frente por la restauración de la democracia en Honduras. Un líder político hace eso. Cristina tiene un gran respaldo, un gran reconocimiento. Es una gran mujer, una heroína latinoamericana, así la vemos nosotros desde esta latitud. Ella advirtió lo que iba a pasar en Honduras en Washington, en la OEA. Denunció el golpe de estado, y adelantó la tragedia que se venía. Habló de los escuadrones de la muerte, de los desaparecidos, los asesinatos que iban a hundir el país, y sentenció que iba a costar mucho el retorno al sistema democrático. Hace 12 años esas fueron las palabras de Cristina.

¿Qué podes contarnos de las elecciones de noviembre en las que hay mucha expectativa con la candidata Xiomara Castro?

Ahora vamos a elecciones dentro de cuatro o cinco meses y tenemos una gran oportunidad de recuperar la paz y la democracia. Tenemos un partido de oposición mayoritario y mucha fe, mucha esperanza de que estas elecciones de noviembre se va a obtener no sólo un triunfo contundente sino una transformación de Honduras, hay mucha expectativa y mucho entusiasmo del país. Aquí se montó una dictadura, porque cambiaron las leyes y el gobierno se volvió autoritario, sin respetar los derechos humanos, con persecución para la libertad de expresión, existen muchos periodistas asesinados. Se suprimió todo tipo de debate parlamentario en el congreso y hoy la economía está sumamente deteriorada, no sólo por la pandemia, hoy hay más pobreza. El país está en muy malas condiciones. La corrupción, el narcotráfico, todo eso ha afectado terriblemente a la sociedad. La imagen y la credibilidad del actual gobierno están prácticamente en cero. Las posibilidades de cambio son inmensas.

De cara a las elecciones que se vienen hay un tema que preocupa y es el fraude en el escrutinio…

El pueblo está más consciente, con más convicción. Nuestro partido, el partido Libre, nació en la resistencia después del golpe. Hoy estamos en los organismos electorales, antes no estábamos. Estamos en la mesa electoral. Además se ha hecho un nuevo censo, se han excluido personas fallecidas y tarjetas duplicadas. Hay errores todavía, que se están corrigiendo en los centros de votación, pero las condiciones han cambiado, el gobierno perdió el monopolio de las elecciones. Las elecciones pasadas las ganamos y EEUU se metió en el conteo, avalando la construcción de 5.000 actas para robarnos la elección. La alianza ganó pero con el aval de EEUU construyeron cinco mil actas nuevas y nos robaron el triunfo. El candidato que nosotros habíamos escogido nos engañó: la misma noche en que ganamos las elecciones dijo que se arrepentía de haber andado con nosotros porque éramos comunistas y que Washington no nos aceptaba y que tenía que separarse de nosotros, desmovilizó el pueblo y perdimos el poder. Entonces quedó un mal sabor de las alianzas. Ahora se intentó construir pero lógicamente no había la misma actitud porque las alianzas se hacen entre sectores disímiles, que son diferentes pero se unifican en un concepto. En este caso se intentó otra vez, aun con el mal sabor de las elecciones pasadas y se determinó que frente al riesgo de volver a ganar y de que existiera otra traición, lo mejor es con o sin alianza ganar la elección. Y las encuestas están favoreciendo, estamos muy satisfechos con la respuesta popular.

¿Cómo ve lo que está sucediendo en Perú, donde la derecha está desconociendo las elecciones legítimas que ganó el profesor Pedro Castillo?

Pedro Castillo es el presidente electo de Perú. Hace unos días estuve en un zoom con él y lo felicité. Realmente nos ha conmocionado profundamente que un maestro del interior de Perú, en un país como Perú con una economía como la conocemos, sea presidente. Vengo siguiendo los acontecimientos en Perú, lo leo como un despertar del pueblo peruano. Bien sabemos que no hay golpes sin participación de la embajada americana y sin los militares, Castillo se debería de acercar a hablar con esos dos sectores para conjurar cualquier posibilidad de desestabilización. A las oligarquías les fascina al golpe de estado. Lo más lamentable es que no lo dejen gobernar porque toda la estructura del estado burgués, no sólo en Perú, aquí, en toda Latinoamérica, está construida para defender los intereses de la propiedad, no de los pobres. Creo que tiene un gran reto Pedro y nosotros estamos para ayudarlo. Y lo mismo todos en Latinoamérica, toda la hermandad que se ha creado en favor de estas causas justas para cambios en América latina. Pedro significa un cambio en la región. Y es un cambio porque es un maestro que sabe de una lucha de los esclavos contra los amos, es una lucha de los pobres contra los poderosos.

¿Cómo ve la figura de Alberto Fernández y su relación con la región?

A Alberto yo lo conocí a través de Néstor Kirchner y de Cristina y luego empecé a seguirlo en su llegada a la presidencia, porque no voy a decir su arribo al poder porque el poder lo tienen los bancos y los militares. Es un acontecimiento que rompe el modelo impulsado por Macri proporcionado por Trump, por Washington y por todo lo que se estaba planteando aquí en nuestro continente. Es una ruptura la llegada de Alberto.

(*) Versión editada para NODAL del programa “Y arriba quemando el sol” de Radio Rebelde, Argentina, 3 de julio de 2021 /


VOLVER

Más notas sobre el tema