Guillermo Lasso asumió la presidencia pro tempore de la Comunidad Andina

417

Por Verónica Galarza

Con la firma de la Declaración del XXI Consejo Presidencial Andino, Guillermo Lasso asumió -este sábado 17 de julio en Colombia- la presidencia pro tempore de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

El mandatario colombiano, Iván Duque, entregó este encargo a Lasso luego de permanecer desde el 8 de julio de 2020 al mando del organismo regional que está integrado, además, por Bolivia y Perú.

Durante su intervención Duque dijo que confía en el desempeño que tenga Ecuador al frente de la CAN, debido a que conoce sobre la trayectoria de Lasso para gerenciar y que brindará su contingente en lo que sea necesario.

Comentó que, en estos 52 años de la vida institucional de la CAN, se logró ubicarla en el puesto 11 de la economía del mundo.

Asimismo, indicó que representa el 12% del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina y el Caribe, así como constituye el 9% de la inversión extranjera y se ha logrado atraer a cerca de 12 millones de turistas.

Añadió que la CAN es el cuarto socio comercial entre los mismos países que la integran y que en pleno siglo XXI es preciso renovarla para hacer frente a las brechas sociales de desigualdad que se profundizaron con la pandemia provocada por el coronavirus.

El mandatario colombiano expresó que hay que trabajar con la tecnología, promover la cuarta revolución industrial, construir una agenda para los más vulnerables que vaya encaminada en salir de los efectos de la pandemia, que se promueva una distribución equitativa de vacunas, programas de salud y educación de calidad.

Estos aspectos descritos por Duque forman parte también de la Declaratoria de 25 puntos que fue suscrita, a más de los mandatarios de Colombia y Ecuador, por el viceministro de Comercio Exterior de Bolivia, Benjamín Blanco Ferri, en representación del presidente Luis Arce, y el jefe de Estado de Perú, Francisco Sagasti.

La Declaratoria hace hincapié al fortalecimiento institucional para enfrentar las coyunturas que se presenten con miras a la reactivación económica y a la reconstrucción social.

Una de los aspectos importantes para la CAN es contar con el acceso universal a las vacunas contra la Covid-19 para que se pueda inmunizar a los 111 millones de habitantes que tiene la región, con el aporte de la iniciativa Covax.

Además, convinieron en compartir licencias, tecnologías y conocimientos para desarrollar vacunas que permitan enfrentar este tipo de emergencias.

Los mandatarios reconocieron que con esta pandemia se acrecentó la desigualdad con la mujer, por lo que se comprometieron a fomentar el empleo y a promover sociedades más justas e inclusivas.

Ante ello, acordaron establecer programas para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y enfrentar al mundo globalizado con el uso de la tecnología para el desarrollo de la gobernanza, el comercio electrónico y la participación en mercados internacionales.

Se convino en aprovechar las cadenas de valor primario y manufacturero para ampliarlas a otras regiones, así como revisar el estatuto sobre migración para garantizar la libre circulación.

Los integrantes de la CAN decidieron luchar contra la minería ilegal y respaldaron los procesos electorales que fomentan la democracia en la región.

A todo esto, el presidente Lasso sumó que se revisará el marco jurídico que regula a la comunidad, con el objetivo de fortalecerlo, así como puntualizó en la necesidad de contar con la colaboración de los sectores público y privado para sacar adelante a los países miembros.

La innovación y la productividad de las empresas sumadas al conocimiento y las tecnologías son los aspectos que Lasso avizora para generar oportunidades.

Es necesario dijo profundizar las relaciones con la sociedad civil y así cumplir con los compromisos de la agenda 2030.

Aseveró la importancia de terminar con los encadenamientos de la agroindustria y sugirió una revisión de la política pública y una modernización de la normativa para promover una agenda digital agropecuaria.

Otro aspecto en el que piensa trabajar es en el fortalecimiento de la labor del Tribunal de Justicia de la CAN.

De igual manera, el jefe de Estado ecuatoriano manifestó que es indispensable profundizar el trabajo de relacionamiento externo, es decir buscar cooperación con otros bloques regionales como el de la Unión Europea.

Se comprometió a convertir a la CAN en el eje de la recuperación económica y social y a continuar con el legado de Duque.

Acotó que con voluntad política se pueden dar grandes pasos a favor de la región y felicitó al secretario de la CAN, Jorge Pedraza, por su labor.

Pedraza se comprometió a seguir trabajando junto con Lasso en sacar adelante a la región.

Mientras, el presidente de Perú, Francisco Sagasti, auguró éxitos a la integración regional, cuando ya le queda poco tiempo en el poder.

Durante el encuentro se dio lectura a una carta enviada por el representante de la Unión Europea, quien reiteró su compromiso de que el organismo se relacionará con América y el Caribe.

“La integración regional forma parte del ADN de la Unión Europea y es nuestro compromiso reforzar las relaciones birregionales”, se aseveró en el escrito.

Pichincha Comunicaciones


VOLVER

Más notas sobre el tema