Haití | Biden dice que EEUU “está listo para ayudar” y Duque pide que intervenga una misión de la OEA

1.021

Contexto de Nodal
El 7 de julio de 2021 fue asesinado en su residencia el presidente Jovenel Moïse. Haití debía celebrar elecciones presidenciales y legislativas el domingo 26 de septiembre. Además, ese mismo día se celebraría el referendo constitucional impulsado por el presidente y resistido por la oposición, que planteaba la eliminación del Senado, la figura del Primer Ministro y habilitaba la posibilidad de contar con dos mandatos presidenciales consecutivos. Moïse gobernó por decreto dado que el Parlamento fue suspendido en enero de 2020 y su mandato presidencial venció el 7 de febrero de este año. Antes del magnicidio, las últimas medidas del mandatario fueron el nombramiento del quinto primer ministro de su gestión y la exención de responsabilidad total y completa a exfuncionarios para que puedan presentarse como candidatos en las próximas elecciones. Mientras tanto, Haití es el único país de la región que no recibió ni una sola vacuna contra el coronavirus.

Declaración del presidente Joseph R. Biden, Jr. sobre asesinato del presidente Jovenel Moïse

Estamos consternados y entristecidos al saber del horrible asesinato del presidente  de Haití, Jovenel Moïse, y del ataque a la Primera Dama Martine Moïse. Condenamos este acto atroz y le envío mis más sinceros deseos de recuperación a la Primera Dama Moïse. Los Estados Unidos ofrece sus condolencias al pueblo de Haití, y estamos listos para ayudar mientras continuamos trabajando por un Haití seguro y a salvo.

Declaración del presidente Joseph R. Biden, Jr.

7 de julio, 2021.

Ver declaración original

Embajada de EEUU en República Dominicana



Duque pide a la OEA misión urgente en Haití tras asesinato del presidente

Por Katherine Leal

El presidente Iván Duque calificó como vil el asesinato del mandatario de Haití, Jovenel Moise. Aseguró que es un acto “cobarde y lleno de barbarie contra todo el pueblo haitiano”, al tiempo que expresó su solidaridad con la nación que denominó “hermana”, así como con “la familia de un gran amigo de Colombia”.

Jovenel Moise fue asesinado este miércoles por un comando de hombres armados que perpetraron un asalto en la madrugada, a su residencia ubicada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, según informó el primer ministro, Claude Joseph.

“Este es un cruel, vil y cobarde asesinato al presidente de Haití, un amigo de nuestro país, un defensor de la libertad, una persona que aportó en muchísimos foros al restablecimiento de la democracia en Venezuela, que hizo grandes llamados a la movilización de la cooperación internacional para la distribución equitativa de vacunas. Me solidarizo con afecto con todo el pueblo haitiano”, expresó el presidente Duque.

El mandatario también señaló que “esta mañana conversé con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y dijimos que estamos dispuestos a acompañar, no solamente la convocatoria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, sino cualquier misión que se decida establecer, para garantizar la estabilidad democrática e institucional de Haití”.

El asesinato de Moise se da en medio de la crisis de seguridad que atraviesa Haití y que amenaza con provocar un vacío de poder, situación que llevó a que el mismo presidente llevara más de un año gobernando por decreto, esto ante la ausencia de un Parlamento electo.

Entre tanto, se conoció que la primera dama de Haití, Martine Moise, continúa viva y recibe atenciones en un hospital de Puerto Príncipe, después del asesinato del presidente Jovenel Moise, en un ataque a la residencia del mandatario la madrugada de este miércoles.

RCN


La ONU se reunirá este jueves para evaluar la situación en Haití

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el jueves a puerta cerrada para abordar la situación en Haití tras el asesinato del presidente Jovenel Moise, según adelantaron este miércoles fuentes diplomáticas.

Este miércoles, los miembros del Consejo de Seguridad ya se declararon “profundamente conmocionados” por el asesinato de Moise en su domicilio de Puerto Príncipe y preocupados por el estado de salud de la primera dama, Martine Moise, que resultó herida en el ataque.

“Los miembros del Consejo expresan su profundas condolencias a la familia del presidente, así como al Gobierno y al pueblo de Haití”, señalaron en una breve declaración leída por el presidente de turno del órgano, el francés Nicolas de Rivière, al inicio de una reunión sobre otro asunto.

Haití es un asunto habitual en la agenda del Consejo de Seguridad, que aborda regularmente la situación en el país, donde la ONU tiene desplegada una misión política que trabaja con las instituciones oficiales para reforzar la estabilidad política y el estado de derecho, impulsar el diálogo político y promover los derechos humanos.

Naciones Unidas tuvo durante años una presencia mucho mayor, con “cascos azules” desplegados en el país hasta que en 2019 se cerró la última misión de paz. El jefe de la organización, António Guterres, condenó el asesinato de Moise y pidió al país mantener la unidad y preservar el orden constitucional.

En un breve comunicado de su portavoz, Guterres trasladó su condolencias al pueblo y al Gobierno de Haití, al tiempo que subrayó que los responsables del crimen deben ser llevados ante la Justicia.

“El secretario general llama a todos los haitianos a preservar el orden constitucional, mantenerse unidos ante este horrible acto y rechazar toda la violencia. Naciones Unidas seguirá estando junto al Gobierno y el pueblo de Haití”, señaló el portavoz, Stéphane Dujarric.

Mientras, la embajadora de EE. UU. ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, se reunió con su homólogo haitiano para trasladarle sus condolencias y, en un comunicado, subrayó que los responsables del asesinato deben ser llevados ante los tribunales.

“Estados Unidos se hace eco de los llamamientos a la calma y estamos comprometidos a trabajar juntos para apoyar la democracia, el estado de derecho y la pez en Haití”, señaló.

Moise murió asesinado este miércoles por hombres armados que asaltaron su domicilio en Puerto Príncipe, según informó el primer ministro interino, Claude Joseph. Joseph llamó a la calma de la población y aseguró que la “situación de seguridad del país está bajo control”.

El crimen tiene lugar a falta de poco más de dos meses para las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 26 de septiembre, unos comicios en los que Moise no podía ser candidato.

Haití padece una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave el pasado 7 de febrero, fecha en la que Moise denunció que la oposición, con el respaldo de jueces, tramaba un golpe de Estado.

Reunión en la OEA
El representante interino de Haití ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Bocchit Edmond, aseguró este miércoles que la situación de seguridad en su país “está ahora bajo control” tras el asesinato de Moise.

“La Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Haití velan por la seguridad. Se han tomado medidas para garantizar la continuidad del Estado”, afirmó el diplomático en su intervención en el Consejo Permanente del organismo interamericano, convocado de forma extraordinaria tras el citado crimen.

(En otras noticias: ¿Qué se sabe tras el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise?)

Edmond, que calificó de “horroroso” el asesinato de Moise e indicó que este 8 de julio se ha declarado duelo nacional en homenaje al gobernante, confirmó que se ha declarado el estado de sitio “en toda la extensión del territorio” haitiano durante 15 días.

Detalló que su país está conmocionado por el “ruin” asesinato de su mandatario a manos de “individuos no identificados”.

La Secretaría General de la OEA había condenado previamente “en los más fuertes términos” el asesinato del gobernante haitiano y lo consideró una “tentativa de socavar la estabilidad institucional del país”.

El Tiempo


Comunicado | Posicionamiento de Jubileo Sur/Américas – Articulación Caribe

Condenamos el asesinato del ex presidente Jovenel Moise. Subrayamos que todas las luchas democráticas del pueblo haitiano durante los últimos años fueron luchas pacíficas.
No hay información clara sobre el origen y la naturaleza del comando que lo mató. Todo parece indicar alguna complicidad y/o participación de los cuerpos de seguridad de la presidencia.

Cuando fue asesinado su mandato constitucional había vencido desde el 7 de febrero de 2021. Se trata de un Presidente de facto que impuso su presencia con instrumentos violentos e ilegales.

Jovenel Moise había traicionado la legalidad constitucional destruyendo el parlamento (desde enero 2020), atacando a la cámara de cuentas y al Tribunal Supremo de Justicia. JM llegó hasta encarcelar a un juez del Tribunal Supremo que goza de una total inmunidad.

Jovenel Moise gobernaba con violencia y el terrorismo del Estado utilizando las pandillas armadas. Las pandillas organizaron más de 12 masacres contra los barrios populares de Puerto Príncipe con un saldo impresionante de muertes, de casas quemadas y pérdidas materiales. Recientemente más de 10.000 personas tuvieron que huir el barrio de Martissant expulsados por la violencia de estos grupos armados. Muchos asesinatos selectivos fueron perpetrados incluyendo el profesor universitario, Montferrier Dorval, intelectual destacado y que estaba presidiendo el prestigioso Bar de abogados de Puerto Príncipe y recientemente (el 29 de junio 2021) 2 periodistas y dirigentes feministas y políticos muy respetados.

Se ha organizado también una ola de miles de secuestros creando un clima de miedo y de desorganización de la vida cotidiana. La conexión entre el poder ejecutivo y estas pandillas está ampliamente documentada incluso por algunos informes de Naciones Unidas y numerosos informes de las organizaciones haitianas de defensa de los derechos humanos.

Las pandillas se benefician del apoyo del poder de PHTK con armas, municiones y plata y gozan de una total impunidad. Algunos jefes de pandillas suelen utilizar los materiales de la policía nacional.

Esta situación inaceptable fue claramente apoyada por Estados Unidos, Canadá, Unión Europea, ONU, OEA y el CORE Group. En este sentido son responsables del deterioro de la situación y la agudización de la crisis. Lo importante, en esta difícil coyuntura, para los sectores progresistas y populares haitianos:

**Impedir una nueva ocupación militar. En este sentido es importante rechazar la opción de la ocupación de fuerzas multilaterales que ya han demostrado que su presencia agudizó la crisis haitiana y son responsables entre 2004 y 2015 de graves crímenes contra Haití y violaciones múltiples de los derechos básicos de la nación.

**Llamamos a todas las organizaciones solidarias de la causa haitiana de estar muy al tanto y en la medida de lo posible presionar al encuentro previsto mañana 8 de julio 2021 del Concejo de seguridad de Naciones Unidas que se reunirá sobre la crisis haitiana para que no deciden el despliegue de una nueva fuerza de ocupación.

**Organizar un período de transición de por lo menos dos años que permita restaurar la legalidad constitucional, reorganizar el sistema electoral y responder a la masificación de la pobreza y el grave deterioro de las condiciones de vida de la población que vive una profunda crisis desempleo, de hambre (La cantidad de personas que conocen el hambre dobló durante el gobierno dirigido por el expresidente difunto Jovenel Moïse), y de parálisis de la gran mayoría de las actividades económicas y comerciales

**Salir del neoliberalismo, definir un nuevo pacto nacional de desarrollo.

**Denunciamos las pretensiones de Claude Joseph, Primer Ministro ilegal que busca autoproclamarse como presidente provisional violando las disposiciones muy claras del artículo 149 que establece un mecanismo para enfrentar el vacío institucional a nivel de la Presidencia.

**La inaplicabilidad de las disposiciones constitucionales para llenar el vacío actual es el resultado del proceso de desmantelamiento institucional lanzado por el Gobierno de Jovenel Moïse en el afán de reinstalar un sistema autocrático con todos los poderes concentrados en la persona del Presidente de la República.

**Denunciamos la decisión ilegal, inadaptada y peligrosa de declarar un estado de sitio adoptado por el Primer Ministro de facto para eliminar todo procesos de expresión y movilización popular.

**Este período de transición debe ser el resultado de un amplio proceso de concerta

**No queremos una transición controlada por el imperialismo y la oligarquía.

**Existen estructuras que agrupan a la sociedad civil, los partidos políticos, los movimientos sociales muy bien organizadas y que han demostrado su capacidad efectiva de propuestas y que pueden participar en la conceptualización e implementación exitosa del período de transición.

**La grave situación que vive el pueblo haitiano hoy exige un cambio radical de la política de las agencias internacionales hacia Haití. Deben reconocer el fracaso de las políticas implementadas durante las últimas décadas, romper con las alianzas políticas que han mantenido con los sectores más reaccionarios en Haití y empezar a pagar la inmensa deuda contraída durante más de 500 años de saqueo de los recursos del país.

¡Viva Haití! ¡Viva las continuas luchas de emancipación del Pueblo Haitiano! Haití merece reparación ya!

Abajo todas las formas de injerencia imperialista! ¡Somos Haití! Haití está aquí en América Latina y el Caribe!

**Es también el momento idóneo de construir nuevas formas de solidaridad concreta basada con las luchas del pueblo haitiano para un verdadero cambio de sistem

¡Viva Haití! ¡Viva las continuas luchas de emancipación del Pueblo Haitiano! Haití merece reparación ya!Abajo todas las formas de injerencia imperialista! ¡Somos Haití! Haití está aquí en América Latina y el Caribe!

JUBILEO SUR AMÉRICAS – ARTICULACIÓN CARIBE

Haití Libre y Soberana


VOLVER

Más notas sobre el tema