Honduras | Nueva marcha contra las controversiales Zonas de Empleo y Desarrollo Económico

523

El sector obrero ha convocado para el martes a una serie de manifestaciones en la zona norte del país contra la instauración de las controversiales Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE).

La Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH) reiteró que mantiene en pie las acciones contra las Zonas.

“No estamos de acuerdo en que se violente la soberanía de Honduras, nosotros creemos que esto es algo violatorio, lo que le está pasando al pueblo hondureño es que están vendiendo a pedazos nuestro territorio, porque las ZEDE son un Estado dentro de otro Estado”, sostuvo el dirigente Efraín Aguilar.

Asimismo, este día el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presentará ante el Congreso Nacional una iniciativa ciudadana con la que buscan la derogación de la ley que les dio vida a las ciudades modelo.

La entrega de las más de 15,000 firmas se realizará acompañada de una caravana vehicular, anunciaron las autoridades del CNA.

El organismo de sociedad civil ha advertido que las ZEDE tienen decenas de pecados capitales incompatibles con una nación soberana.

Los analistas coinciden en que la única forma para frenar las ZEDE es a través de la movilización ciudadana y que cada municipio se declare libre mediante cabildos abiertos. Este último punto ya está siendo aplicado por varios municipios del país como es el caso de Choluteca, Juticalpa (Olancho), Trujillo (Colón), Tela y La Ceiba (Atlántida).

Es necesario continuar “con la movilización ciudadana en cada uno de sus municipios en donde se está fragmentando el territorio, no queda otra opción”, aseguró el exfiscal general del Estado, Edmundo Orellana.

Para el abogado constitucionalista Juan Carlos Barrientos, “se necesita una protesta civil, real y organizada para presionar a los diputados del Congreso para derogar la ley de ZEDE”.

Falta voluntad

La falta de voluntad política es el gran obstáculo para derogar las controversiales ZEDE.

Para el oficialismo y sectores afines al gobierno, las ZEDE son cosa juzgada y están revestidas de constitucionalidad, pero para la oposición política, las Zonas son un atentado contra la soberanía y el territorio porque fueron aprobadas por el Congreso violentando artículos pétreos de la Constitución de la República y asumiendo atribuciones que solamente corresponden al poder constituyente.

Orellana expuso que todavía hay posibilidades al menos de impedir que continúen. “Perfectamente pueden derogarse las leyes que han creado las ZEDE, la reforma constitucional y la Ley Orgánica de las ZEDE”, dijo.

Además se puede revertir cada una de las acciones que ha emprendido el Comité para la Adopción de Mejores Prácticas, mediante una declaratoria de nulidad, lo que significa erradicar acciones a las instancias competentes y finalmente erradicar acciones criminales contra ellos por haber hurtado atribuciones del Congreso Nacional violentado leyes.

La otra vía es a través de un recurso de inconstitucionalidad ante la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

El Heraldo

Más notas sobre el tema