Más de 400 expresidentes, intelectuales y artistas del mundo le piden a Biden eliminar el bloqueo contra Cuba

3.740

“Let Cuba Live”: carta abierta a Biden para que finalice el bloqueo a la isla

Bajo el título “Deja vivir a Cuba”, más de 400 expresidentes y dirigentes políticos, intelectuales, clérigos, artistas y activistas de todo el mundo escribieron una carta abierta al presidente estadounidense Joe Biden para exigirle que levante inmediatamente el bloqueo que somete a la isla hace casi seis décadas. La misiva será publicada este viernes en el New York Times y es una iniciativa del Centro Memorial Martin Luther King y las organizaciones The People’s Forum y Codepink para “cambiar la política inmoral y miope de Estados Unidos hacia Cuba” y “proporcionar medicamentos y suministros médicos muy necesarios para el pueblo cubano”.

“Nos parece inconcebible, especialmente durante una pandemia, bloquearle intencionalmente las remesas y el uso de las instituciones financieras globales a Cuba, dado que el acceso a dólares es necesario para la importación de alimentos y medicinas”, señala la carta que lleva la firma de los expresidentes de Brasil, Lula da Silva, y de Ecuador, Rafael Correa; los intelectuales Noam Chomsky, Frei Betto y Atilio Borón; el cienasta Oliver Stone y los actores Danny Glover, Jane Fonda y Susan Sarandon, entre otros.

Si bien el coronavirus demostró ser un desafío para todos los países, lo es en mayor medida para una pequeña isla que vive bajo el lastre del embargo económico. “Cuando la pandemia azotó la isla, su gente y su gobierno perdieron miles de millones en ingresos del turismo internacional que normalmente irían a su sistema de salud pública, a la distribución de alimentos y a la ayuda económica”, remarca la misiva y advierte que el 23 de junio la mayoría de los estados miembros de las Naciones Unidas votaron para pedirle a Estados Unidos que ponga fin al bloqueo.

Los firmantes exigen un cambio de rumbo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Señalan que el 12 de junio, a través de un comunicado, Biden manifestó su apoyo al pueblo cubano. “Si es así le pedimos que firme inmediatamente una orden ejecutiva y anule las 243 medidas coercitivas del expresidente Donald Trump”, plantea la carta.

La carta completa

Carta abierta al presidente Biden

Estimado presidente Joe Biden,

Es hora de tomar un nuevo camino hacia adelante en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Nosotros, los abajo firmantes, le hacemos este llamado público urgente para que rechace las políticas crueles implementadas por la Casa Blanca de Trump que han creado tanto sufrimiento entre el pueblo cubano.

Cuba, un país de once millones de habitantes, atraviesa una difícil crisis debido a la creciente escasez de alimentos y medicinas. Las protestas recientes han llamado la atención del mundo sobre esto. Si bien la pandemia de Covid-19 ha demostrado ser un desafío para todos los países, lo ha sido aún más para una pequeña isla bajo el peso de un embargo económico.

Nos parece inconcebible, especialmente durante una pandemia, bloquear intencionalmente las remesas y el uso de las instituciones financieras globales por parte de Cuba, dado que el acceso a dólares es necesario para la importación de alimentos y medicinas.

A medida que la pandemia azotó la isla, su gente, y su gobierno, perdieron miles de millones en ingresos del turismo internacional que normalmente irían a su sistema de salud pública, distribución de alimentos y ayuda económica.

Durante la pandemia, la administración de Donald Trump endureció el embargo, hizo a un lado la apertura de Obama y puso en marcha 243 “medidas coercitivas” que han estrangulado intencionalmente la vida en la isla y creado más sufrimiento.

La prohibición de las remesas y el fin de los vuelos comerciales directos entre Estados Unidos y Cuba son impedimentos para el bienestar de la mayoría de las familias cubanas.

“Apoyamos al pueblo cubano”, escribió usted el 12 de julio. Si ese es el caso, le pedimos que firme inmediatamente una orden ejecutiva y anule las 243 “medidas coercitivas” de Trump.

No hay razón para mantener la política de la Guerra Fría que requería que Estados Unidos tratara a Cuba como un enemigo existencial en lugar de un vecino. En lugar de mantener el camino trazado por Trump en sus esfuerzos por deshacer la apertura del presidente Obama a Cuba, le pedimos que siga adelante. Reanude la apertura y comience el proceso de poner fin al embargo. Poner fin a la grave escasez de alimentos y medicamentos debe ser la máxima prioridad.

El 23 de junio, la mayoría de los estados miembros de las Naciones Unidas votaron para pedirle a Estados Unidos que pusiera fin al embargo. Durante los últimos 30 años, esta ha sido la posición constante de la mayoría de los Estados miembros. Además, siete relatores especiales de la ONU escribieron una carta al gobierno de Estados Unidos en abril de 2020 con respecto a las sanciones a Cuba. “En la emergencia pandémica”, escribieron , “la falta de voluntad del gobierno de Estados Unidos para suspender las sanciones puede conducir a un mayor riesgo de sufrimiento en Cuba”.

Les pedimos que pongan fin a las “medidas coercitivas” de Trump y vuelvan a la apertura de Obama o, mejor aún, inicien el proceso de poner fin al embargo y normalizar plenamente las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Página 12

VEA LA LISTA DE FIRMANTES


Biden asegura que este es “solo el comienzo” de sus sanciones a Cuba

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que las sanciones impuestas este jueves por su Gobierno contra autoridades de Cuba son “solo el comienzo”, y que seguirá aplicando restricciones por la “opresión del pueblo cubano”.

Biden se pronunció así en un comunicado, poco después de que el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunciara sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y contra una unidad militar de élite conocida popularmente como “avispas negras” o “boinas negras”.

“Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano”, subrayó Biden, quien condenó las “detenciones masivas y los juicios falsos que están condenando injustamente a prisión” a quienes se atreven a expresarse.

“Este es solo el comienzo: Estados Unidos seguirá sancionando a individuos responsables de la opresión del pueblo de Cuba”, añadió.

Las sanciones parecieron marcar un endurecimiento de la posición hacia la isla de Biden, quien recordó una serie de medidas que su Administración está evaluando respecto a La Habana.

Entre ellas mencionó que están trabajando con organizaciones de la sociedad civil y el sector privado “para proporcionar al pueblo cubano un acceso a internet que evada los esfuerzos de censura” del Gobierno del país caribeño.

Además, apuntó que están revisando la política de remesas para “maximizar el apoyo al pueblo cubano” y aseguró que se han comprometido a reponer el personal en la Embajada estadounidense en La Habana.

El Gobierno del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021) prohibió en noviembre del año pasado el envío de remesas a Cuba, una medida con la que EE.UU. aumentó rápidamente el ahogo económico a la isla y que Biden ha mantenido durante sus primeros seis meses en el poder.

Trump decidió además retirar personal diplomático de la isla después de acusar sin pruebas al Gobierno cubano de ser el responsable de los misteriosos ataques contra algunos funcionarios ocurridos entre 2016 y 2017.

“Trabajaremos estrechamente con nuestros socios en toda la región, incluida la Organización de Estados Americanos, para presionar al régimen a que libere inmediatamente a los presos políticos detenidos injustamente, restablezca el acceso a Internet y permita al pueblo cubano disfrutar de sus derechos fundamentales”, afirmó Biden en la nota.

El Nuevo Diario


Rechaza Rodríguez Parrilla sanciones estadounidenses contra fuerzas del orden en Cuba

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, rechazó las sanciones impuestas por la administración norteamericana contra el general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y la Brigada Especial Nacional, del Ministerio del Interior.

Las nuevas acciones, aplicadas por el Departamento del Tesoro estadounidense, responden a peticiones de miembros del Partido Demócrata de Estados Unidos, según refiere un reporte de Russia Today, ante los supuestos abusos contra manifestantes asociados a los disturbios de estos días en Cuba.

 

De acuerdo a RT, Tanto López Miera como la Brigada Especial Nacional fueron incluidos en la lista de los llamados Nacionales Designados Especialmente (SDN, por siglas en inglés), de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC).

El canciller de la nación caribeña calificó de infundadas y calumniosas las sanciones impuestas por la Casa Blanca a las fuerzas del orden del país a través de un mensaje publicado en su perfil oficial de Twitter.

Rechazo infundadas y calumniosas sanciones del gobierno de #EEUU contra el GCE. Álvaro López Miera y la Brigada Especial Nacional. Debería aplicarse a sí mismo la Ley Global Magnitsky por los actos de represión cotidiana y brutalidad policial que costaron 1021 vidas en 2020, escribió Rodríguez Parrilla en la red social.

Una nota emitida por el Departamento del Tesoro norteamericano acusa a López Miera y a la Brigada Especial Nacional de atacar a los manifestantes, arrestar y mantener desaparecidos a más de 100 de ellos, así como de desplegar mecanismos de represión contra el pueblo.

Durante toda la semana, las autoridades cubanas han denunciado y demostrado las acciones injerencistas de EE.UU. contra la mayor de las Antillas como parte de una campaña comunicacional sin precedentes.

A ello se suman las presiones ejercidas sobre gobiernos miembros de la Organización de Estados Americanos para que firmen declaraciones contra Cuba, sustentadas en la desinformación y la tergiversación de los más recientes acontecimientos.

En contraste, la Isla ha recibido copiosas muestras de solidaridad y apoyo que reconocen la burda manipulación de los hechos a través de una avalancha de noticias y contenidos falsos puestos a circular en las redes sociales y con presencia en no pocos medios de prensa internacionales.

Acn


FACT SHEET: Biden-Harris Administration Measures on Cuba

The world watched on July 11 as tens of thousands of Cuban citizens marched in cities across Cuba to demand freedom from both the pandemic and from the decades of repression and economic suffering to which they have been subjected by Cuba’s authoritarian regime. The United States stands with the Cuban people, and therefore addressing the moment and the ongoing situation in Cuba is a top priority for the Biden-Harris Administration. At President Biden’s direction, the United States is actively pursuing measures that will both support the Cuban people and hold the Cuban regime accountable.

Holding the Cuban Regime Accountable
On July 22, the U.S. Department of the Treasury’s Office of Foreign Assets Control (OFAC) sanctioned one Cuban individual and one Cuban entity for serious human rights abuse, pursuant to Executive Order 13818, which builds upon and implements the Global Magnitsky Human Rights Accountability Act and targets perpetrators of serious human rights abuse and corruption around the world. This action targets the Cuban Minister of Defense and the Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior of the Cuban Ministry of the Interior for their role in facilitating the repression of peaceful, pro-democratic protests in Cuba that began on July 11.

Engaging the International Community
The Administration remains deeply concerned about the welfare of the hundreds of protestors who have been unjustly detained and disappeared simply for demanding their most fundamental rights.  The President continues to call for the swift release of those peaceful protestors who have been unjustly detained. The Administration is also actively engaged with the Organization of American States (OAS), the United Nations, and our international partners to collectively condemn the violence and repression upon the Cuban people for demanding freedom.

Ensuring Cuban Citizens Have Internet Access
The Administration is actively collaborating with the private sector to identify creative ways to ensure that the Cuban people have safe and secure access to the free flow of information on the Internet. The President continues to call on Cuba’s leaders to reinstate and to maintain access to all Internet and telecommunications services for all people within its border, and condemns the use of partial or complete Internet shutdowns and network restrictions imposed by the Cuban Government, which restricts the exercise of human rights and disrupts access to essential services. The intentional blocking of access to the Internet should be strongly condemned by the international community.

Listening to Cuban American Leaders
The Administration has been consistent in its belief that Cuban-Americans are the best ambassadors for freedom and prosperity in Cuba. The Administration will continue to meet with Cuban American leaders and stakeholders as they work to help elevate the voices of demonstrators in Cuba, and provide their recommendations for how the U.S. government can help.

Reviewing the Remittances Policy
The Administration is focused on letting families support one another, by maximizing the flow of remittance payments to the Cuban people. This is a complex issue that requires a measured and thoughtful approach in coordination with experts that will help to inform the Administration’s policy.  The Administration’s guiding principle is ensuring that funds, to the greatest extent possible, get to the Cuban people without a portion of the proceeds being siphoned off by the regime. The President remains concerned that remittances do not reach their intended recipients, including some of the most vulnerable populations on the island, and instead are being used as a stopgap to treat their government’s failures.

Restaffing U.S. Embassy Havana
The Administration is working to enhance our ability to provide Consular services to the Cuban people given their dire circumstances under an oppressive authoritarian regime. The re-staffing of our Embassy in Havana will serve to enhance our diplomatic, civil society, and Consular service engagement all of which are part of our demonstrated effort to support the Cuban people and their desire for freedom. The Administration is also mindful of the fact that USG personnel have suffered grave injuries while posted to Cuba. Before augmenting our staff in Havana we must do our utmost to ensure that they can safely and securely serve in Cuba.

The White House


Más notas sobre el tema