Mercosur | Fernández dejó la presidencia pidiendo “integración” y Bolsonaro asumió reclamando “flexibilización”

1.288

Brasil assume presidência do Mercosul, e Bolsonaro volta a defender flexibilização nas regras do bloco

O Brasil assumiu nesta quinta-feira (8) a presidência pro-tempore (sazonal) do Mercosul, bloco que reúne, além do Brasil, o Uruguai, a Argentina e o Paraguai.

Uma cúpula dos chefes de Estados das quatro nações marcou a transferência da presidência da Argentina para o Brasil, que presidirá o bloco pelos próximos seis meses.

O presidente Jair Bolsonaro discursou durante a cerimônia. Ele criticou a gestão argentina, comandada pelo presidente Alberto Fernández.

Bolsonaro afirmou que os últimos seis meses não corresponderam às necessidades e expectativas do bloco. Ele defendeu, como tem feito nos últimos meses, a diminuição da tarifa externa comum no bloco e a possibilidade de que membros do Mercosul negociem acordos individuais.

“O semestre que encerramos deixou de corresponder às expectativas e necessidade de modernização do Mercosul. Deveríamos ter apresentado resultados concretos nos dois temas que mais mobilizam nossos esforços recentes: a revisão da tarifa externa comum e a flexibilidade para negociação comerciais com parceiros externos”, criticou Bolsonaro.

Em abril, o Uruguai propôs mudar as regras do bloco. O país defendeu que os membros do bloco possam negociar, sozinhos, com países que não são do Mercosul.

O Uruguai assegurou contar com o apoio do Brasil, enquanto o Paraguai coincidiu com a posição da Argentina.

Nesta quinta, Alberto Fernández disse que a posição da Argentina é manter as negociações em bloco, em contraposição ao que prega o Brasil.

“Nossa posição é clara, cremos que o caminho é o cumprir o tratado de Assunção. Negociar juntos com terceiros países ou blocos e respeitar a figura do consenso, com base na tomada de decisões em nosso processo de integração”, disse Fernández.

No fim de junho, o ministro da Economia, Paulo Guedes, afirmou que a regra do consenso tem deixado uma porta aberta para que a Argentina barre acordos comerciais bilaterais que o Brasil vem buscando com outros países.

Nesta quarta-feira (7), o governo uruguaio anunciou que vai iniciar negociações com países de fora do bloco.

G1


La respuesta de Alberto Fernández a Uruguay: “Consenso es respetar la ley del Mercosur”

El presidente Alberto Fernández encabezó en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, Estados Asociados e Invitados Especiales. La reunión se produjo en medio de la tensión por el anuncio de Uruguay de que entablará conversaciones comerciales al margen del bloque. “Unidos, podemos consolidar un Mercosur creativo que no se corta solo proponiendo visiones unilaterales”, dijo Fernández en alusión a la decisión de Luis Lacalle Pou. Una de las palabras que el Presidente repitió más de 10 veces fue consenso: “Conseso es respetar le ley del Mercosur”, sostuvo el primer mandatario.

Fernández traspasó la presidencia pro tempore del bloque a la República Federativa de Brasil. Acompañaron al Jefe del Estado en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada el canciller Felipe Solá. Los otros mandatarios participaron mediante videoconferencia debido a la pandemia. En el encuentro están los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; de Paraguay, Miguel Abdo Benítez y de la República Oriental del Uruguay, Luis Lacalle Pou, todos países miembros del bloque regional. También participan los mandatarios de los Estados asociados: como el chileno Sebastián Piñera; el de Ecuador, Guillermo Lasso; el de la República Cooperativa de Guyana, Irfaan Ali. Por el estado Plurinacional de Bolivia estará el vicepresidente David Choquehuanca y por Colombia, la directora de Mecanismo de Concertación e Integración, Adela Maestre.

”Es a través de más integración regional que estaremos en mejores condiciones de producir, comerciar, negociar y competir”, dijo el Presidente. Y agregó que “un Mercosur de corazón solidario es la nave insignia de su estrategia de integración” al convocar a convocó a sus pares a construir mediante el consenso un bloque regional enfocado en la producción, la cohesión social y el compromiso ambiental.

Además, aseguró que la situación sanitaria de la covid-19 hizo que “se reorganicen las cadenas globales de valor, con un comercio mundial más influenciado por consideraciones geopolíticas y de seguridad nacional”, y cuyo resultado “será el de una economía mundial más regionalizada”.

“No hay Mercosur sin Pueblos. No hay Mercosur sin oído atento al mundo social y productivo regional. La integración es una palabra hueca si no se hace eco del drama de la pobreza, la desocupación, la falta de oportunidades laborales, la precarización productiva”, reflexionó. Además, se refirió “al relacionamiento externo del Mercosur y al debate sobre la denominada ‘flexibilización’”.

Aseveró que el bloque está abierto al mundo, “con negociaciones activas con siete contrapartes que comprenden 36 naciones”, y enfatizó: “Creemos que el camino es cumplir con el Tratado de Asunción: negociar juntos con terceros países o bloques y respetar la figura del consenso como base en la toma de decisiones en nuestro proceso de integración”. También señaló que la Argentina ha “mantenido una actitud constructiva para permitir que avancen negociaciones en curso, facilitando su continuidad sin afectar el interés de los restantes Estados Parte”.

Más adelante, el Presidente argentino llamó a “hacer uso de las potencialidades de nuestra región en el desarrollo agroindustrial y de sus capacidades exportadoras, en un mundo más urbanizado y más demandante de alimentos, y exigente con el compromiso ambiental en los modos de producción”.

Destacó “la importancia de trabajar en pos del aumento de la competitividad y la ampliación de la integración intra y extra-bloque, así como en fortalecer áreas en las que tenemos falencias, tales como la logística, el transporte y la infraestructura”.

“A esto, se debe agregar un imprescindible proceso de actualización tecnológica de la Industria 4.0, y el reconocimiento de las Pymes como factor de desarrollo y generación de comercio y empleo”, remarcó. Como parte del encuentro, el canciller argentino, Felipe Solá, había realizado previamente un informe de la gestión de la Presidencia Pro Témpore de la Argentina.

En la anterior cumbre, Fernández tuvo un cruce con el presidente de Uruguay, Alberto Lacalle Pou, quien había dicho: “El Mercosur no debe ser un lastre, no estamos dispuestos a que sea un corset”. La respuesta del Presidente fue más cruda y contundente aún: “No somos lastre de nadie, es un honor ser parte del Mercosur. Si somos un lastre, que tomen otro barco”.

Eso ocurrió a fines de marzo. El Gobierno de Uruguay anunció ahora que negociará acuerdos comerciales por fuera de la estructura del Mercosur. La gestión de Alberto Lacalle Pou planteó un nuevo desafío a las normas que rigen el bloque en la previa de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur que Alberto Fernández encabezará este jueves en su condición de presidente pro témpore saliente.

La decisión que dio a conocer mientras los cancilleres de los países socios del bloque intentaban el miércoles sin éxito acercar posiciones sobre el tema y sobre la reducción del Arancel Externo Común (AEC) para acelerar una apertura comercial.

Los funcionarios de los países miembros llegaron a la LVIII Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) con posturas diferentes sobre aranceles y negociaciones bilaterales. Eso discutían cuando el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay comunicó que “comenzará a conversar con terceros para negociar acuerdos comerciales extrazona”.

El discurso completo de Alberto Fernández en la Cumbre Mercosur

“El mundo va muy rápido y Uruguay va para allá, ojalá vayamos todos juntos”

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, utilizó su intervención durante la cumbre de este jueves para justificar la decisión de que su país firme acuerdos comerciales por fuera del bloque, haciendo oídos sordos al pedido que momentos antes había hecho Alberto Fernández para que sus pares “respeten las reglas” y no se “corten solos”.

“Vamos a respetar el ordenamiento jurídico vigente del Mercosur y, al amparo de ese ordenamiento jurídico, ayer nuestro canciller, junto a la ministra de Economía, en lo que se trata de un zona de libre comercio, hemos comunicado que el Uruguay pretende avanzar con otros países y esto no significa vulnerar ni violentar la regla de consenso”, argumentó.

“El mundo va muy rápido, se está entrelanzando comercialmente. El final del covid-19 va a hacer que estas negociaciones se disparen. El mundo va hacia allá y no nos va a esperar. Por eso, amigos presidentes, con tranquilidad, les queremos decir que hacia allá va el Uruguay. Ojalá vayamos todos juntos”, planteó.

Sobre el concepto de consenso con el que tanto insistió Fernández, Lacalle Pou respondió que “Uruguay cree en la regla del consenso” y “así ha actuado”. “Nuestro país tiene vocación aperturista. Nuestro país, como el Mercosur, tiene esa vocación. Tenemos que seguir avanzando con la Unión Europea. Los intentos frustrados generan escepticismo y desconfianza. El Uruguay quiere avanzar con el Mercosur, tenemos más fuerza, más dimensión y más poder negociador con el mundo”, cerró.

La respuesta de Bolsonaro a la Argentina

A su turno, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que la presidencia pro tempore del Mercosur asumida en el primer semestre por la Argentina “dejó de corresponder a las expectativas y necesidades” del bloque sudamericano, donde su país busca flexibilizar el Tratado de Asunción para revisar el Arancel Externo Común (AEC) y negociar unilateralmente con otras regiones y países.

“El semestre que se cerró dejó de corresponder a las expectativas y necesidades del Mercosur. Debíamos haber presentado resultados concretos en los dos temas que más movilizan nuestros esfuerzos recientes: la revisión del Arancel Externo Común y la adopción de flexibilización de negociaciones comerciales con socios extrabloque”, expresó Bolsonaro, al tiempo que aseguró que su equipo negociador sabe que el Gobierno de Brasil tiene “sed de resultados para modernizar el Mercosur”.

Durante su discurso, le respondió a Alberto Fernández y manifestó nuevamente su rechazo al concepto de “consenso” que rige al bloque. “La persistencia de impasses y el uso de la regla del consenso como elemento de veto y el apego a visiones arcaicas y políticas defensivas tendrán un único efecto: consolidar escepticismo y duda como el verdadero potencial dinamizador del Mercosur. Brasil no frenará sus esfuerzos para modernizar su economía y sociedad”, sentenció.

“Necesitamos cerrar acuerdos comerciales pendientes y trabajar para reducir tarifas y otros obstáculos entre nosotros y el mundo. Queremos nuestras economías más integradas al mundo, empresas más competitivas, trabajadores más productivos y consumidores más satisfechos. El Mercosur necesita mostrar su valor con entrega de resultados a la población”, añadió el mandatario.

En la cumbre virtual, Bolsonaro aprovechó para lanzar una chicana futbolera contra el presidente Alberto Fernández, en un estilo similar al del expresidente Mauricio Macri. “Quiero decirle especialmente al presidente de Argentina que la única rivalidad entre nosotros va a pasar el próximo sábado en el estadio Maracaná”, dijo en alusión a la final de la Copa América que enfrentará a la selección de Argentina contra la de Brasil.

Página 12


Lacalle Pou al Mercosur: “avanzar en acuerdos con otros países no significa violentar la regla del consenso”

El presidente Lacalle Pou ratificó ante sus pares del Mercosur que Uruguay decidió avanzar en acuerdos comerciales con terceros países, porque “el mundo va hacia allá”. “Y no nos espera”, aseguró.

“Uruguay quiere avanzar con el Mercosur. Así tenemos más fuerza, dimensión y poder negociador con el mundo”, dijo el presidente, y agregó: “Comparto las palabras del presidente (Alberto) Fernández, queremos un Mercosur más productivista y que de trabajo, créannos que hacia allí apuntamos, quizás con estrategias diversas, pero el fin último es la pertenencia al bloque. Uruguay hace 30 años tomó una decisión y no ha variado”.

Sobre el punto en el que hizo hincapié el presidente argentino, acerca de que hay que respetar las normas del Mercosur y adoptar decisiones por consenso, Lacalle Pou comentó: “Uruguay cree en la regla del consenso, así ha actuado, y vamos a respetar el ordenamiento jurídico vigente del Mercosur”.

Y acto seguido, agregó: “Al amparo del ordenamiento jurídico es que ayer nuestro canciller, conjuntamente con nuestra ministro de Economía, en lo que se trata de una zona de libre comercio y una unión aduanera imperfecta, hemos comunicado que Uruguay pretende avanzar en acuerdos con otros países, y esto no significa vulnerar ni violentar la norma del consenso”, dijo el mandatario.

“El mundo ya va muy rápido, el mundo se está entrelazando comercialmente y el Covid, y el final del mismo va a hacer que estas negociaciones se disparen. El mundo avanza hacia allá, está claro y el mundo no nos va a esperar”, agregó Lacalle Pou.

“Amigos presidentes, con tranquilidad y con un concepto mercosuriando, les queremos decir que hacia allá va Uruguay, Ojalá vayamos todos juntos, pero lo que está claro es que hacia allá vamos”, finalizó.

Aquí el discurso completo del presidente Lacalle Pou en la Cumbre del Mercosur, donde se discutió el reclamo de flexibilización que hace Uruguay:

Subrayado


Paraguay insta a no retroceder en la integración y que el Mercosur sea la vía para la recuperación

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, llamó a su pares del Mercosur a no retroceder en el proceso de integración y que el bloque sirva como plataforma para apuntalar la recuperación económica de la región. Además hizo un reclamo para que el mecanismo Covax envíe los volúmenes de vacunas que se ha comprometido.

Fue lo expuesto por el mandatario durante su intervención en la LVIII Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común del Mercosur– Estados Partes y Asociados, realizada este jueves en formato virtual, y celebrada bajo la presidencia pro témpore de Argentina.

En primer término hizo un análisis acerca del contexto de pandemia que representó todo un desafío, pero que al mismo tiempo fue un cumulo de oportunidades para avanzar hacia la integración de los pueblos. También expresó su deseo de que todos los países puedan superar esta crisis de la mano de la reactivación en el menor tiempo posible.

El Mercosur debe ser la plataforma para la recuperación

En uno de los puntos centrales de su intervención, el mandatario dijo que el Mercosur debe ser la plataforma económica postcovid-19 y una herramienta esencial para que las naciones puedan recuperar las sendas del crecimiento.

“Deseo que pronto podamos reabrir nuestras fronteras, reabrir el turismo, activar las cuestiones empresariales, educativas, sociales, culturales, así como dar oportunidades a nuestros ciudadanos para desarrollar un trabajo digno y recuperar los empleos”, enfatizó.

Mencionó que dicha reapertura solo se podrá logar a medida que avance el proceso de inmunización de manera conjunta y solidaria.

En ese punto, el presidente volvió hacer hincapié en el acceso y la distribución de los biológicos que, según dijo, sigue siendo inequitativa, lo que ha contribuido a que hoy en día no se tenga el nivel de inoculación deseado.

“A pesar de los compromisos asumidos a nivel internacional y de las gestiones realizadas con diversos laboratorios, nosotros y muchos de nuestros países seguimos la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y recurrimos al mecanismo Covax sin que hasta la fecha haya respondido”, indicó.

Reclamo conjunto para el acceso equitativo a las vacunas

En ese contexto, Abdo Benítez solicitó al bloque un pronunciamiento conjunto para que dicho mecanismo de la OMS envíe los volúmenes de vacunas que se ha comprometido. “Esta situación a todos nos exigió individualmente buscar los recursos y cooperación en el marco de la ayuda humanitaria para dar respuesta a las demandas de nuestras sociedades

El mandatario agradeció a los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, de Chile Sebastián Piñera y de Uruguay, Luis Lacalle Pou por el apoyo y la cooperación brindada en este tiempo difícil para el Paraguay. De igual manera expresó su reconocimiento a su par de Brasil, Jair Bolsonaro por su asistencia para la obtención de oxigeno medicinal en un momento de crisis para el país.

No retroceder en el proceso de integración

En otra parte de su intervención, mencionó que los principios fundacionales del Mercosur siguen tan vigentes porque refuerzan la idea de que no hay mejor camino que el fortalecimiento del proceso de integración y que por tanto, es necesario continuar colaborando con propuestas para consolidar el comercio regional y afianzar una política comercial.

Con respecto al relacionamiento externo, Paraguay se mostró a favor de acciones coordinadas y en conjunto, con una visión equilibrada que tenga en cuenta los intereses de los estados partes y que se escuchen a todos los involucrados.

“Nuestro desafío es hoy encontrar la manera que nos ayude a continuar avanzando juntos basados en el dialogo entre nosotros, con medidas y decisiones tal vez más dinámicas, apoyados por la tecnología que facilite todo lo que se viene haciendo. Estoy confiado en que se encontrará esa vía que permita avanzar juntos”, alegó.

«El Paraguay ve al Mercosur integrado por cuatro miembros más todos los que vienen a sumarse. No quiero que al terminar esta cumbre la percepción sea que hubo un retroceso, tenemos la obligación indelegable de hacer todo lo que está a nuestro alcance para evitar ese retroceso», aseguró de manera tajante.

n esa misma línea, planteó la realización de un encuentro presencial para dar ese abrazo solidario que se sintió en todo este tiempo y celebrar los 30 años de creación del Mercosur, reforzando el compromiso de avanzar en un itinerario que mantenga unidos e integrados a las naciones y de ese modo reforzar el potencial del bloque.

Integración física también a través de inversiones

Sostuvo que en la medida que logremos una real integración física también a través de inversiones, de culminación de obras que están en ejecución, se estará más cerca de cumplir ese compromiso de generar oportunidades de progreso y reducir la pobreza en beneficio de la población.

Por otro lado, señaló que su Gobierno cuenta con una hoja de ruta clara con relación al desarrollo del país, un ejemplo son la construcción de los nuevos puentes con el Brasil, la concreción del Corredor Bioceánico, que contribuirá con la conexión de los puertos del Atlántico y del Pacifico, incrementará el flujo comercial y promoverá el turismo en la zona de influencia, entre muchas otras ventajas.

Asimismo reflexionó que más allá de los desafíos y duras experiencias a los que se enfrentaron todos los países, este es un momento propicio para saldar deudas históricas, transitar hacia un futuro de integración y de consenso que genere esperanza.

“Estamos obligados a alcanzar esos consensos, haciendo a un lado las diferencias para que los valores comunes salgan fortalecidos en un marco de convivencia democrática, respeto a los derechos humanos y al Estado de derecho, sin defraudar la confianza que nuestros conciudadanos nos han depositado. Aunemos esfuerzos para concretar posiciones y adoptar decisiones firmes que nos permitan seguir avanzando unidos”, reforzó finalmente.

Agencia de Información Paraguaya


VOLVER

Más notas sobre el tema