Se suspendió una nueva sesión de la Convención y constituyentes analizan trabajar en la Universidad de Chile

753

Mesa directiva de la Convención acusó “cuestión política” y “obstrucción” en falencias de instalaciones

La presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncón, y el vicepresidente Jaime Bassa, ratificaron esta jornada que se suspende la sesión de trabajo de esta jornada y acusaron que aún siguen sin implementos técnicos para sesionar, acusando al Ejecutivo de esta situación.

“Hoy día nos correspondería nuevamente hacer una sesión, si ayer no pudimos hacer nuestra segunda sesión fue porque no hay condiciones técnicas ni sanitarias, entonces acabamos de ir a revisar nuestras oficinas y la verdad es que no tenemos ni computadores para poder comunicarnos con los convencionales”, relató Loncón.

Además, agregó que desde ayer no han habido cambios, cuando se criticó que en el ex Congreso de Santiago y el Palacio Pereira no tenían las condiciones técnicas, ni audiovisuales -cámaras, audífonos o televisores- ni sanitarias para sesionar.

“No se ha instalado nada distinto, lo revisamos”, recalcó la presidenta del órgano constitucional, añadiendo que “los canales no están habilitados. Anoche muy tarde nos llegó la base de datos de los constituyentes, pero el canal de comunicación tiene que hacerse a través de todo lo que es la comunicación electrónica” y destacó que esto “no es nuestra responsabilidad”.

“Las explicaciones han sido insatisfactorias porque aluden razones técnicas, pero aquí hay una cuestión de fondo que es política”, añadió.

Por su parte, Bassa señaló que “este es un problema político: aquí hay una forma de organización del poder popular, de poder institucional que está contando con la obstrucción del Poder Ejecutivo y no lo vamos a permitir”.

“A todos los constituyentes que nos están escuchando: nuevamente disculpas por no poder hacerlo a través de un canal de comunicación oficial de la mesa, pero por raro que parezca, todavía no tenemos ese canal de comunicación, porque los compromisos que asumió el Gobierno no se han cumplido”, acotó el vicepresidente del órgano.

Este martes se realizará una revisión de los sistemas con con el equipo de la Subsecretaría de la Presidencia, mientras que la mesa directiva también se reunirá con el Colegio Médico para conversar sobre medidas sanitarias y con Ennio Vivaldi, rector de la Universidad de Chile, para tratar la posibilidad de sesionar en dicha casa de estudios tras la propuesta realizada por la misma autoridad.

Aún así, los constituyentes se deberán presentar esta jornada para realizar la acreditación de cada uno de los 155 integrantes, ya que aún “no tenemos credenciales”, dijo Bassa.

Benito Baranda: “Tienen que pedir disculpas”

En conversación con El Primer Café de Cooperativa, Benito Baranda, constituyente independiente por el Distrito 12, catalogó lo sucedido ayer como “una situación bien embarazosa” y que lo encuentra “grave, porque es una falta de respeto para las personas, especialmente hay un grupo muy grande de personas que viene de regiones”.

“El ministro (de la Segpres, Juan José) Ossa primero tiene que pedir disculpas”, dijo el constituyente, agregando que “la cantidad de meses que llevamos en esto, sabiendo que iba a empezar la Convención, se atrasó inclusive, y tampoco el Palacio Pereira está habilitado”.

“Es insólito, con toda la cantidad de recursos que están invertidos en esto, habla de un grave problema de carácter ejecutivo y el ministro tiene que resolverlo, esa es la función de él”, lamentó.

Cooperativa


Convención da ultimátum al Gobierno: si no están las condiciones sesionarán en la U. de Chile

En reunión con el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, la mesa de la Convención Constitucional, liderada por Elisa Loncon y Jaime Bassa, dio un ultimátum al Gobierno y afirmó que si no se resuelven los problemas técnicos que derivaron en la suspensión de las dos primeras sesiones, trabajarán en las dependencias de dicha casa de estudio.

La información fue dada a conocer por el vicepresidente de la Convención, Jaime Bassa. El académico explicó que la determinación de trasladar la constituyente hasta la U. de Chile “es una decisión que mañana va a tomar esta mesa directiva”.

“Tenemos toda la disposición a que las cosas funcionen, que la constituyente sesione en el Congreso Nacional mañana miércoles, pero si las condiciones sanitarias y tecnológicas no están, vamos a sesionar en la Universidad de Chile“, continuó Bassa.

Ennio Vivaldi, por su parte, reiteró que la casa central de la U. de Chile está disponible para recibir a los convencionales. Además, anunció que pueden entregar asesorías técnicas y comunicacionales, si los 155 integrantes de la Convención Constitucional así lo desean.

Mesa acusa al Gobierno de problemas técnicos

Ante las críticas de algunos convencionales de Chile Vamos, que acusaron a la mesa de la Convención de no revisar con anterioridad los elementos técnicos que fallaron, Jaime Bassa y Elisa Loncon afirmaron que el Gobierno, a través de la Segpres, es el verdadero culpable y acusaron falta de coordinación.

Al respecto, Bassa indicó que “el Gobierno tiene que dar explicaciones del gasto ineficiente que se ha hecho hasta la fecha, porque no es posible que en medio de una crisis política, social, sanitaria y económica como esta se derroche esa cantidad de dinero para generar las condiciones necesarias, para que la Constituyente funcione, y esas condiciones no estén”.

Loncon, por su parte, acusó falta de coordinación con La Moneda, porque convocaron a los convencionales al Congreso de Santiago a las 10 horas y minutos más tarde cambiaron el lugar al Palacio Pereira.

“Hubo descoordinación de parte del Gobierno, pero ellos tendrán que dar su respuesta cuando corresponda, pero nosotros estamos en función del acuerdo adquirido ayer en la tarde, de que esto se haría hoy en el ex Congreso”, indicó.

Eso sí, desde La Moneda, el subsecretario de la Segpres, Máximo Pavez, aseguró que el compromiso del Gobierno con la mesa de la Convención fue “darnos todo el día de hoy para que estuviera todo impecable”.

“Va a sesionar mañana la Convención (…) para la mesa era muy importante y para el Gobierno también el que funcione todo bien”, agregó Pavez.

El Dínamo


Francisco Encina pone su cargo a disposición tras bochornoso inicio fallido de la Convención Constitucional

Luego que diferentes sectores pidieran su renuncia, este martes el secretario ejecutivo de la Convención Constitucional, Francisco Encina, puso su cargo a disposición tras el bochorno vivido en el fallido inicio del órgano encargado de escribir la nueva Carta Magna.

Tras el fallido y bochornoso inicio de la Convención Constitucional, órgano que no pudo sesionar por falta de tecnología en las dependencias del ex Congreso, el secretario ejecutivo de la instancia, Francisco Encina, puso su cargo a disposición.

Así lo informó La Red, noticia que se da luego que desde diferentes sectores pidieran la salida del personero de gobierno, luego de acusarlo de tener bastantes meses para tener todo preparado.

Sin embargo, la mesa de la Convención, dirigida por Elisa Loncon y Jaime Bassa, acusaron una serie de falencias que impidieron la realización de la primera y segunda sesión, debido a ausencia de tecnología como micrófonos, monitores y salas interconectadas.

Además, ambos acusaron este martes que sus oficinas personales no contaban con computador, impresora e incluso ni siquiera tenían teléfono, por lo que se decidió suspender la sesión de este martes, que debía haber sido la segunda.

Cabe recordar que, Francisco Encina, quien recibía un salario de $7 millones por sus funciones, no quiso hablar con la prensa y este martes reaccionó con molestia ante las consultas de los periodistas.

En tanto, el Gobierno se comprometió a solucionar las fallas técnicas que obligaron a suspender la primera sesión de la Convención Constitucional, que se debía realizar ayer en el Congreso Nacional en Santiago.

La situación provocó la reacción inmediata de la mayoría de los constituyentes, que apuntaron a Encina y al ministro de la Segpres, Juan José Ossa, pidiendo incluso sus renuncias.

Por su parte, esta jornada la mesa directiva de la Convención Constituyente informó que si las condiciones no están para sesionar en el Congreso Nacional en Santiago aceptarán el ofrecimiento de la Universidad de Chile.

El Desconcierto


Fiasco de la primera sesión de la Convención Constitucional llega a Contraloría: piden indagar millonario contrato de productora de hijo de exdiputada UDI

Una nueva arista de la fallida primera sesión de la Convención Constitucional se dio a conocer este martes. La empresa Street Machine Corp S.A. era la encargada de organizar la primera jornada del organismo encargado de redactar una nueva Carta Fundamental, siendo contrata vía trato directo para este fin, y para lo cual se le realizó un pago de 450 millones de pesos.

Lo anterior no es baladí, no solamente porque la sesión inicial de la Convención fue un fracaso rotundo debido a problemas técnicos y sanitarios, sino además porque Street Machine Corp es una empresa cercana a la UDI. De acuerdo a Interferencia, es de propiedad de Paul Morrison Cristi, hijo de la exdiputada UDI, María Angelica Cristi. A su vez, Morrison fue socio del diputado UDI, Joaquín Lavín León, hijo del actual precandidato presidencial UDI, en la discoteca Aeropuerto.

Ante esto, la bancada de diputados de la Democracia Cristiana (DC) ingresó un requerimiento a la Contraloría General de la República por “eventuales irregularidades” en el contrato de 450 millones de pesos.

Sin embargo, el constituyente Luis Mayol (RN) le bajó el perfil a esta situación, considerando que “yo creo que se está yendo a un nivel que no corresponde. A nosotros nos eligieron para hacer una Constitución y no una revolución, para eso nos están pagando”.

El convencional del pacto Vamos por Chile señaló a El Mostrador que “me llama la atención que quienes están preocupados por ese tipo de temas, son los que están pidiendo mayores presupuestos para más asesores. Yo no entiendo que tengamos que tener tantos asesores por cada constituyente”.

Mayol no solo bajó el perfil a la situación, fue más allá y apuntó a la mesa por la fallida sesión de instalación de la Convención: “Yo creo que la mesa debió haber sido más acuciosa y haberse juntado en la mañana para ver si estaba todo adecuado antes de habernos citado, porque nos citaron y ahí se dieron cuenta que las cosas no funcionaban, y estuvimos más de una hora encerrados, violando todas las normas de confinamiento y aforo”.

“También es falta de experiencia. Se debieron haber juntado, 2, 3, 4, 5 horas antes para ver si estaba todo disponible, haber hecho una pequeña prueba y habernos evitado el bochorno”, agregó.

Sin embargo, manifestó que “siempre que es plata del Estado tiene que haber transparencia, todo tiene que estar informado”.

“Cada vez que uno firma un contrato con alguien y ese servicio no se entrega en la forma adecuada, uno tiene que pedir las explicaciones (…) pero estos servicios tecnológicos siempre tienen fallas”, cerró.

Los descargos de la empresa

Desde la empresa se defendieron. La gerente general de Street Machine, Andronike Diuana, dijo a La Segunda que ellos no organizaron la parte que falló. “Lo que falló fue la parte técnica y de comunicaciones: los micrófonos, poner las pantallas, el streaming, internet, etc, algo que nosotros no vimos, no estaba en nuestro contrato, por lo que las críticas son injustas”. Diuana es también socia del dueño, Paul Morrison Cristi, hijo de la ex diputada de la UDI, María Angélica Cristi.

De acuerdo al citado medio, entre las empresas que se adjudicaron la licitación de los elementos técnicos, se encuentran Tecsistem, que se encargó de arriendo de los monitores. Alfacom estuvo a cargo de los computadores y equipos audiovisuales. Los equipos tecnológicos para las salas de reuniones fueron responsabilidad de Netdatabio, mientras que la instalación de los circuitos cerrados de televisión fueron parte de Mediastream.

Respecto a la millonaria suma de 450 millones de pesos, Diuana respondió que el contrato fue licitado y la empresa corrió “con todos los gastos de logística, de traslado de varios constituyentes de regiones a Santiago, alojamiento para cada uno en Santiago por una semana, todos los traslados internos, generadores de energía del evento, audio, calefacción, recursos humanos, etc. No es correcto lo que se publicó en redes sociales, donde solo se mostraron dos páginas de un contrato de 12 páginas”.

El Mostrador


VOLVER

Más notas sobre el tema