Uruguay | Comisión Pro Referéndum prepara la “segunda campaña” por la derogación de la LUC

654

PIT-CNT apelará a donación voluntaria de quien firmó para financiar campaña contra LUC

Por Joaquín Silva

La primera parte de la campaña contra la Ley de Urgente Consideración (LUC) es un capítulo que para la izquierda ya está cerrado, pues se da por sentado que la Corte Electoral validará la gran mayoría de las casi 800.000 papeletas presentadas el 8 de julio contra 135 artículos de la norma vigente. Sin embargo, en la Comisión Pro Referéndum ya planifican lo que será la segunda campaña o lo que el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, ha llamado “el segundo tiempo”. Y en ese marco se analizan posibles estrategias para solventar los gastos, que serán muy superiores a los involucrados hasta el momento.

El dinero que aportó la central sindical rondó los US$ 110.000, según dijo Pereira a El País, pero el Frente Amplio aspira a hacerse cargo de una parte. Al menos así consta en un documento interno de la fuerza política divulgado días atrás, que en el Pit-Cnt desconocen.

Ahora, anticipan los dirigentes, no alcanzará solamente con la impresión de papelería -como se hizo este primer semestre hasta presentar las firmas en la Corte Electoral-, y en el otro bando esta vez sí habrá un contrincante declarado y activo. Desde la coalición de gobierno se defenderán los artículos impugnados y se dará el debate que hasta el momento se había elegido no dar.

“Está claro que nosotros tendremos una desventaja, que es que no tenemos el aparato del Estado, pero también tenemos una virtud: la fuerza de la gente y de las organizaciones sociales y políticas con capacidad de mover a miles de militantes, sin que haya cargos en disputa. Esa es una fortaleza”, dijo Pereira a El País.

En ese sentido, una de las posibilidades firmes que se evalúan por estos días es recurrir a la donación voluntaria de parte de quienes firmaron.

“Esta campaña la va a financiar el pueblo, porque ninguna organización social está en condiciones” de invertir, dijo por su parte Rafael Michelini, integrante de la comisión. “Estamos hablando de apelar a los mismos sentimientos de las firmas, y que al menos un porcentaje de ellas se corresponda con un dinero, que bien pueden ser un dólar o $ 50”, agregó el exsecretario político del Frente Amplio en diálogo con El País. “Vamos a hacer una gran campaña financiera”, añadió.

El presidente de la central sindical está de acuerdo. “Esta campaña la financia el pueblo porque si no, no se financia. Será la suma de pequeños aportes”, sostuvo.

Financiación internacional.
No obstante, el desafío comunicacional que se aproxima para la central sindical, las organizaciones sociales y el propio Frente Amplio será mayor al que tuvieron desde enero de este año, cuando lanzaron oficialmente la campaña por las firmas. De ahora en más, en cuanto la Corte Electoral valide las rúbricas presentadas, deberán contar con pautas publicitarias en los grandes medios, instalar cartelería y recorrer todo el territorio, entre otras estrategias de propaganda política. Todo eso tendrá un costo también incomparablemente mayor con el implicado hasta días atrás, que en palabras de Pereira fue “una gesta única” en cuanto a la austeridad. “Fue la campaña más económica de la historia. El grueso del esfuerzo consistió en los miles de militantes que salieron con su almohadilla y tablita”, aseguró el dirigente.

Pereira ahora confía en que un mínimo de “100 mil personas” estarán dispuestas a poner de su bolsillo “$ 100 o $ 200”. Pero consciente de que eso no será suficiente, el presidente de la central obrera dijo que en el Pit-Cnt ya piensan en “apoyos externos” y lo que puedan brindar “centrales sindicales internacionales”. “Están la Confederación Sindical de Comisiones Obreras, la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores de España, la Central de Trabajadores de la Argentina o la Internacional de la Educación, organizaciones que han tenido un vínculo histórico con el Pit-Cnt, y que creen que perder derechos no es nunca una opción sindical”, concluyó.

Aseguran que siguen llegando firmas al Pit-Cnt
En la Corte Electoral entregaron poco más de 797 mil voluntades contra la LUC, pero para Pereira hay una base superior a las 800 mil, contando las firmas que llegaron a la sede del Pit-Cnt fuera del plazo y que todavía continúan llegando. “Recién me entregaron un paquete; lo veo y me amargo por obsesivo, pero en el fondo son apoyos extra que no están en la Corte”, dijo el presidente de la central sindical. “Unas 750 mil son las que seguro se van a avalar”, agregó.

El País


VOLVER

Más notas sobre el tema