Argentina | La inflación en siete meses ya alcanzó la meta anual del Presupuesto y la interanual acumuló un 51,8%

527

La inflación de julio fue del 3% en todo el país, dijo este miércoles el Indec. El registro fue el cuarto consecutivo en baja desde el 4,8% de marzo pasado. Pero como los datos de inflación de este año superan a los de 2020, la suba de los precios en la medición anual sigue subiendo y entre julio de 2020 y julio pasado acumuló un 51,8%. En lo que va de 20201, la carestía ya acumula un 29,1%, con lo que alcanzó el nivel que el gobierno nacional previó en el Presupuesto de este año.

En julio, de las 12 divisiones que componen el Índice de Precios al Consumidor (IPC), la mitad subió por encima del 3% del nivel general y la otra mitad quedó por debajo. Restaurantes y hoteles, con el 4,8%, encabezó el ránking, seguido por Salud con el 3,8% y Alimentos y bebidas no alcohólicas, con el 3,4%. En el otro extremo, Comunicación, con el 0,4%, ceró la lista de alzas.

El Indec explicó en la división Restaurantes y hoteles “se destacó la suba de los servicios de alojamiento a raíz del receso de invierno”. Agregó que “los aumentos de las actividades asociadas al turismo también influyeron sobre la división Recreación y cultura (+3,1%) y, en menor medida, Transporte (+2,3%)”. En relación a la división Salud, señaló que “incidió principalmente el alza de Productos medicinales, artefactos y equipos para la salud”.

La inflación de julio no fue uniforme en todo el país. En la Patagonia, los precios subieron 3,3%, mientras que en Cuyo el incremento fue del 3,2%. Cuyo es la región que acumula la inflción más elevada del país en términos anuales, con un 55,1%, mientras que la más baja está en el Área Metropolitana de Buenos Aires, con el 50,4%.

Alimentos y bebidas

La suba en la división Alimentos y bebidas no alcohólicas, del 3,4%, “fue la de mayor incidencia en todas las regiones”, detalló el Indec. “El incremento se explicó fundamentalmente por el aumento en ‘Verduras, tubérculos y legumbres’ -donde se destacó, entre otros, el alza del precio del tomate-; ‘Café, té, yerba y cacao’; ‘Aceites, grasas y manteca’; ‘Leche, productos lácteos y huevos’; y ‘Azúcar, dulces, chocolate, golosinas, etc’. Estos aumentos estuvieron parcialmente compensados por las bajas en ‘Frutas’ en algunas regiones”, indicó el organismo estadístico.

El AMBA fue la región que más sintió la suba de los alimentos y las bebidas en julio, con el 3,6%, pero no es la que tiene el peor dato anual: ese desempeño le cabe a Cuyo, con una suba de esta división del 59,8% entre julio de 2020 y el mismo mes de 2021; en el AMBA la suba es seis punto sporcentuales menor.

En la Capital Federal y el Conurbano bonaerense se sintieron con fuerza las alzas de los lácteos y sus derivados durante julio. Por caso, el yogur firme subió casi 11%; el dulce de leche, un 9,5%; el queso pategrás, un 6,6%; y la leche en polvo entera, un 7.9%. También hubo alzas relevantes de yerba mate (7%) y vino común (14,5%).

Como viene sucediendo en las últimas mediciones, el Indec informó que para hacer el relevamiento sus agentes tuvieron más contactos presenciales con los informantes que contactos no presenciales, con el 50,6% versus el 47,8% y un 1,6% de los informantes que no pudieron ser hallados.

Tiempo Argentino

Más notas sobre el tema