Bolivia | Nuevo revés judicial para Áñez: extienden la prisión preventiva otros seis meses

1.042

La Justicia ordena otros seis meses de detención contra Áñez, la expresidenta la califica de ‘injusta’

A horas de su audiencia de cesación de detención, la Justicia determinó este martes otros seis meses de detención preventiva, a partir de la fecha, contra la expresidenta Jeanine Áñez en el proceso abierto por la ampliación o división del caso “golpe de Estado”.

Áñez calificó de “injusta” la decisión. “Dividen un proceso para prolongar la detención de Jeanine Áñez. Imponen en audiencia cautelar otros 6 meses más de injusta privación de libertad, violando los derechos humanos y las garantías. Sin justicia en Bolivia no hay democracia”, se posteó desde la cuenta en Twitter de la expresidenta.

Acudió este martes a una audiencia de medidas cautelares por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes por haber asumido la Presidencia del Senado, que luego le permitió tomar el poder, sin cumplir con los procedimientos legales.

Fue la Procuraduría General del Estado la que decidió ampliar la denuncia contra Áñez, quien se encuentra en la cárcel por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración, en el caso “golpe de Estado” denunciado por la exdiputada del MAS Lidia Patty.

Desde marzo se encuentra recluida en el penal de Miraflores, donde se adecuó un ambiente para que se le trate sus problemas de salud. Antes estuvo en el penal de Obrajes.

Mañana miércoles acudirá a una nueva audiencia en la que pedirá la cesación a la detención en el caso “golpe de Estado”. Desde marzo está recluida en la cárcel. De fallar la justicia a su favor en ese caso, igual deberá permanecer en la cárcel por la decisión judicial de este martes.

La Razón


El Tribunal Constitucional desahucia la ‘sucesión constitucional’ de Jeanine Áñez en 2019

En respuesta a la comisión de fiscales que investiga el caso Golpe de Estado, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) desahució la “sucesión constitucional” de Jeanine Añez y aclaró que en sus archivos no encontró “sentencia, declaración o auto constitucional” que sustente la constitucionalidad o no de dicha proclamación en 2019.

“De la revisión del Sistema de Gestión Procesal y el informe de 16 de julio de la presente gestión por parte del Gestor Procesal Tutelar de esta institución, se concluye que no se encuentra sentencia, declaración o auto constitucional por el cual se hubiese emitido pronunciamiento sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la sucesión presidencial de la entonces senadora ciudadana Jeanine Áñez Chávez, producidas el mes de noviembre de 2019”, dice la nota enviada al Ministerio Público por Marvin Molina secretario general del TCP.

En 12 de noviembre de 2019 —dos días después de la renuncia de Evo Morales, acorralado por un paro cívico, los cuestionamientos a las elecciones del 20 de octubre de parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), un motín policial y la “sugerencia” de dimisión presidencial de las Fuerzas Armadas— Áñez se proclamó primero titular de la Cámara de Senadores y luego presidenta por “sucesión”.

Entonces, justificó su proclamación con la lectura de un comunicado del TCP de ese día, que apelaba a la Resolución 003/2001 con la que el vicepresidente Jorge Quiroga sucedió en agosto de 2001 al entonces dimisionario y convaleciente presidente Hugo Banzer.

Ese 12 de noviembre de 2019, el entonces senador de Unidad Demócrata (UD) Yerko Núñez esperaba el documento del TCP, aunque días antes Luis Vásquez, exsenador y asesor de Quiroga, hacía lobby político y legislativo para promover la sucesión de Áñez con la resolución constitucional de 2001. La misma Iglesia Católica, que promovió diálogos extralegislativos en la Universidad Católica, informó de que ese grupo de políticos apeló al texto de 2001.

El TCP también hizo llegar a la comisión de fiscales una copia legalizada del comunicado del 12 de noviembre de 2019, cuyo subrayado dice: “(…) el Vicepresidente asume ipso facto la Presidencia de la República (…) cualquier entendimiento distinto podría atentar contra la inmediatez en la en la sucesión presidencial, prevista en el orden constitucional”.

Morales renunció a las 16.52 del domingo 10 de noviembre de 2019. Lo hizo conjuntamente con el vicepresidente Álvaro García, en Chimoré.

Horas después también presentó su dimisión la entonces presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra. Mucho antes de los tres, consignados en la sucesión constitucional dispuesta en la Constitución de 2009, había renunciado también el presidente de Diputados, Víctor Borda. Lo hizo a las 13.30 a través de los medios de información, obligado —según denunció en La Razón— por la presión que un movimiento cívico ejercía sobre él, cuando le pidió tomar esa decisión si quería evitar que su hermano sea quemado.

La oposición, con base al informe de la Iglesia Católica, defiende que entonces se produjo un “vacío de poder”, que obligó la proclamación de Áñez. Ésta asumió la presidencia de Senadores y del país sin ninguna resolución legislativa ni quorum ni presencial de la bancada de dos tercios del Movimiento Al Socialismo (MAS).

La Razón

Más notas sobre el tema