Brasil | Beto Almeida, analista: “Si Bolsonaro pierde en las elecciones va a decir que hubo fraude”

976

Entrevista a Beto Almeida, analista y periodista brasileño

Por Denise Godoy, de la redacción de NODAL

Este martes, la Cámara de Diputados de Brasil rechazó el proyecto de Bolsonaro de modificar el método de sufragio para implementar el voto impreso. Previo a la sesión, el presidente encabezó un desfile militar para intimidar a las y los legisladores generando un amplio rechazo. Pese a la derrota, Bolsonaro insiste con que habrá fraude electoral en las presidenciales de 2022 sin presentar pruebas reales.

En medio de esta disputa, el Tribunal Supremo Federal anunció una investigación contra Bolsonaro por difundir noticias falsas acerca de un supuesto fraude electoral en los comicios de 2018.

En entrevista con NODAL, Beto Almeida, periodista brasileño, analiza la trama del conflicto entre Bolsonaro y el Tribunal Electoral, y el panorama político de cara a las presidenciales de 2022.

¿Cuál cree que sea la estrategia de Bolsonaro en relación al sistema de votación y las denuncias de fraude para las elecciones de 2022?

La estrategia de Bolsonaro es la de la falsa bandera de la defensa del voto electrónico impreso auditable, y buena parte de la izquierda no ha comprendido eso. No es un voto impreso ni es un retorno a la boleta de papel en físico, es una evolución donde al voto electrónico se le aumenta un registro físico de papel, como es en Venezuela, Argentina o en la India. Con el rechazo de este proyecto en Diputados, Bolsonaro logró un triunfo, no fue exactamente una derrota, porque él quiere hacer una agitación golpista diciendo que no le permitieron implantar el voto impreso y con eso va a alegar que el sistema no es auditado. Por lo tanto, si obtiene una derrota en las elecciones, va a decir que hubo fraude. Al contrario, si se hubiese aprobado el voto electrónico impreso el resultado electoral podría ser comprobable. Incluso el propio Tribunal Superior Electoral, que no quiere ser auditado, tiene una propuesta técnica de que además de poder imprimir un comprobante, exista un registro electrónico de esa papeleta para impedir que sea desviada o que se utilicen boletas falsas en las urnas.

La comunidad científica denuncia la vulnerabilidad del sistema de votación y recomienda una mayor seguridad imprimiendo un comprobante en papel que caiga directamente en una urna que no pueda ser tocada por el elector y también que la boleta tenga un código para una lectura óptica posterior sin que haya necesitad de realizar un conteo. Hoy no se pueden realizar conteos porque no hay voto en papel, sino que se realiza mediante un software. Creo que el resultado de la sesión del martes en Diputados significa que la inestabilidad va a continuar si Bolsonaro llegara a ser candidato a la reelección. No fue exactamente una derrota porque el presidente no quería implantar de hecho una votación auditable simplemente porque es fascista y ningún fascista quiere que haya transparencia electoral.

La Corte Suprema investigará a Bolsonaro por difundir noticias falsas sobre el sistema electoral. ¿Qué pasos debe seguir esta investigación? ¿Cree que Bolsonaro puede ser apartado de las elecciones?

El Supremo Tribunal Federal debe investigar a Bolsonaro por divulgar a un informe oficial del Tribunal Superior Electoral (TSE). Difundió la noticia falsa de que hubo fraude electoral y lo que presentó como prueba es un informe oficial del director del TSE comprobando que hubo violación del sistema electrónico en las elecciones de 2018. Lo que pasa es que ese documento forma parte de una investigación de la Policía Federal y como tal no podía haber sido divulgado. Incluso el mismo relator del informe, Giuseppe Janino, comprueba que hubo por lo menos un hacker que estuvo desde abril a noviembre dentro del sistema de urnas electrónicas que cambió contraseñas y adulteró el código fuente de la red electrónica y después reconoció que el propio TSE fue quien desactivó las acciones de ese hacker. Está claro que se va a seguir con la investigación contra Bolsonaro, pero la Suprema Corte tendrá problemas por el informe divulgado, ya que no querrá reconocer nunca que el sistema electoral en Brasil no es auditable y que el código fuente es inalterable. Entonces estas vulnerabilidades permanecen y con el rechazo de Diputados al voto impreso lo que puede seguir es que, si Bolsonaro sigue aislado, el mismo sector conservador de la sociedad que lo puso en la presidencia puede sacarlo. Tal vez antes de las elecciones.

¿Cómo ve el panorama hoy de cara a las presidenciales del 2022?

Bolsonaro no quería el voto escrito, lo que buscaba era sumar a la urna electrónica un comprobante físico. La discusión fue totalmente vinculada a la idea de que Bolsonaro quiso hacer uso del voto impreso como una conquista, y eso no es así. Por eso las personas democráticas creían que la manera de derrotar al presidente era derrocando esta propuesta, pero le dieron a Bolsonaro un triunfo para las próximas elecciones, si es candidato. Si no hay auditoría en los comicios es porque hubo fraude, eso es lo que busca Bolsonaro. Por lo tanto, hay un panorama muy intranquilo para Brasil en donde Lula tiene la mayoría de las intenciones de votos, pero evidentemente el bolsonarismo, percibiendo el desgaste del presidente, podrá buscar una remoción poniendo en su lugar a otra persona. Habrá una elección muy reñida, muy disputada y ellos tienen el control porque las agencias brasileñas de inteligencia tienen los códigos fuentes de las urnas electrónicas. Jake Sullivan, el consejero de Biden, se reunió con estas agencias y le recomendó a Bolsonaro mantener el actual sistema de votación electrónica, que no es auditable. Entonces permanece la duda porque a pesar de que el voto impreso obtuvo una mayoría en Diputados con 229 votos, no fue suficiente para alcanzar los 318 necesarios para promover un cambio constitucional. Fue decisiva la participación de la izquierda en contra del proyecto pero también de un sector bolsonarista que votó contra Bolsonaro porque él jamás quiso imponer de verdad el voto impreso auditable. Lo que significa que se mantiene la penumbra, la duda y la inseguridad sobre lo que va a pasar en las próximas elecciones porque el presidente fascista no quiere que haya transparencia de ninguna manera.


VOLVER

Más notas sobre el tema