Chile | Yasna Provoste deja la presidencia del Senado tras ser consagrada candidata por la exConcertación

826

“El martes colocaré mi cargo a disposición”: Provoste deja presidencia de Senado tras ganar consulta

La candidata presidencial de Unidad Constituyente, Yasna Provoste (DC), se refirió a su triunfo en la Consulta Ciudadana del bloque político de centro-izquierda y aseguró que pondrá a disposición su cargo como presidenta del Senado durante la semana.

En entrevista con Mesa Central, Provoste habló sobre el estado en que queda la Unidad Constituyente tras el proceso de consulta en que se impuso ante Carlos Maldonado (PR) y Paula Narváez (Nuevo Trato, PL, PPD, PS), comentando “yo creo que queda bien fortalecida la unidad de la centro izquierda”.

Tras su victoria, la abanderada de la ex Concertación aseguró: “Nosotros tenemos toda nuestra disposición (…) vamos a estar siempre a disposición de lo que se parte de lo que hoy es nuestra candidatura de Unidad Constituyente.

En esta misma línea, la senadora aseguró que desde la Democracia Cristiana van a trabajar “no solo por la unidad de la centro izquierda, sino también para convocar a la mayoría de la ciudadanía que cree que nuestro país necesita darle un trato distinto a nuestros adultos mayores”.

“Todos nos sentimos convocados a las transformaciones que nuestro país requiere. Esa es la atención que nosotros tenemos que dar en este camino”, agregó.

La candidata de Unidad Constituyente habló brevemente sobre el proyecto de retiro de un cuarto 10% del Fondo de Pensiones, diciendo que las AFPs son un “modelo fracasado”, precisando que hay “migrar a un sistema que su único propósito sea pagar buenas pensiones”

Por último, la demócrata cristiana se refirió a su actual cargo como presidenta del Senado, asegurando “el día martes colocaré mi cargo a disposición”.

Al ser consultada sobre un posible sucesor en su puesto, mencionó que “es una definición que tomaremos en conjunto entre los 24 senadores y senadoras de la oposición”.

Revisa la entrevista completa a Yasna Provoste en Mesa Central:

T13


Yasna Provoste se impuso en la consulta ciudadana de Unidad Constituyente con más del 60% de las preferencias

Este sábado se llevó a cabo la consulta ciudadana con la que el pacto buscaba definir a su carta presidencial donde la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), se impuso por sobre Paula Narváez (PS-PPD-NT-PL) y Carlos Maldonado (PR).

Los sondeos, con el 53,3% de los votos contaban, mostraban una clara tendencia que daba por vencedora a la senadora por Atacama. De acuerdo al cómputo parcial emitido por los secretarios generales del PPD y del PL, el 62,2% de las preferencias fueron para Yasna Provoste, mientras que el Carlos Maldonado obtuvo un 11,4% y Paula Narváez un 26,4%.

De hecho, pasadas las 20:00, fue la propia Paula Narváez quien salió a reconocer su derrota y a saludar el triunfo de Yasna Provoste.

«Quiero decirles que acabo de hablar con Yasna Provoste para reconocer su triunfo en la consulta ciudadana, y al mismo tiempo ofrecerle mi disposición para apoyar el proyecto político de la centroizquierda», expresó Narváez. Además, agregó que «tuvimos un gran logro al haber tenido una consulta ciudadana, por la cual luchamos. Esto le entrega un piso de legitimidad importante al triunfo de Yasna Provoste».

Por su parte, la presidenta de la Democracia Cristiana, Carmen Frei, manifestó que «vamos a hacer las transformaciones en paz, sin violencia, con una candidatura única, y un programa donde vamos a unir todos los programas presentados hasta este tiempo por Carlos Maldonado y por Paula Narváez».

Además, la ahora ex candidata Narváez le entregó su disposición para colaborar en la candidatura de Provoste. «A partir de ahora es la candidata de Unidad Constituyente, que tenemos como misión fortalecer y trascender«. Asimismo, solicitó unirse para votar en contra de la carta oficialista «No puede ganar Sebastián Sichel, no puede ganar la continuidad porque eso le haría un daño al país».

Finalmente, Carlos Maldonado se acercó a la sede de Partido Radical para reconocer su derrota y el triunfo de Yasna Provoste. «Nos sometemos al resultado donde participó la ciudadanía ampliamente», declaró. Además, criticó el nivel de participación, donde se estimó que alrededor de 150 mil personas asistieron a sufragar en esta consulta ciudadana.

El Desconcierto


Opinión | Provoste: un “cuadro” de la Concertación, con sus virtudes y defectos

Por Hugo Herrera

Provoste tiene un aire a Bachelet, en la vestimenta, su retórica estandarizadamente concertacionista, mezclada con burocracia. Provoste es “cuadro” de la Concertación, con sus virtudes y defectos. Entre los segundos se cuenta a esta altura el desgaste de las décadas, la pérdida de la mística de los inicios, las cuentas no aclaradas con la corrupción. Entre las virtudes, sin embargo, constan la capacidad de trabajo en equipo, de convivencia de oficina y almuerzo de camaradería; la lealtad con un proyecto que la sobrepasa, casi como una visión cósmica; la idea de la República como una noción a la vez numinosa y ritualmente definida, un colectivo con el que hay que ser deferente; la cercanía mesocrática con la gente, el barrio de la vida y el paisaje.

En este caso, es el paisaje de una ciudad sin historia, cuya entidad está atada en modo decisivo al viento y la tierra. Nada ha ocurrido en Vallenar-Ballenar-Ballenary, salvo su fundación. Cierto, nada si se considera el asunto desde la gran historia de efemérides, reformas y batallas. Pero en los capítulos de la microhistoria, de la cotidianeidad de los barrios, del roce entre los vecinos y vecinas, los viejos de la plaza, los almaceneros, las tardes deportivas, las pandillas en las bicicletas, los olores de la calle de una ciudad provinciana, entonces el caserío al que Ambrosio O’Higgins convirtiese en villa es uno de los lugares fundamentales de la historia patria.

Algo similar, en algún sentido, puede decirse de Playa Ancha, donde Provoste cursó la universidad. Poco o nada ha pasado en términos de efemérides (aunque allí se encuentren probablemente dos de los sitios de mayor recuento de efemérides: el estadio y la Escuela Naval). Playa Ancha es, sin embargo, un enclave dentro de ese enclave intenso y doloroso en la geografía nacional que es Valparaíso. La punta donde el viento lo despeja casi todo, donde los horizontes se vuelven amplios con facilidad, en tantas esquinas, y la frescura del Pacífico impone una extraña conexión con los elementos.

Del paisaje y las instituciones laterales pero porfiadas de la República, viene Provoste. Su modesto triunfo en las primarias del fin de semana fue el correlato de una carrera que ha venido siendo recorrida así, por las calzadas menos visibles, por lo que hemos sido capaces de construir como país en sus ciudades menos conspicuas y en los cuadros medios de los partidos. Nada especialmente sobresaliente.

No estamos aquí con la muchachada de barrio alto, la juventud dorada y ocurrente de las universidades santiaguinas de excelencia, donde estudiar ya abre mundos porque simplemente se afianzan redes de contactos apalancadas en sede oligárquica. Las tramas que se podían conformar en la Concertación de la “5ª costa” y la Democracia Cristiana Universitaria de Valparaíso, no son el ambiente de donde surgió la Falange, el MAPU, el Movimiento Gremial o el Frente Amplio. Allá en el Puerto el asunto fue más modesto, menos glamoroso. Hay, sin embargo, algo que brinda el paisanismo, incluido el viento, el contacto plural de una diversidad cotidiana de clases, también con el vago de la esquina y los parroquianos del club social del cerro, el trato con el árbol viejo de la plaza semiabandonada, las edificaciones descuidadas y las urbanizaciones de mediados del siglo pasado, de ese país que se soñaba cultural y de clase media, dotado de una entidad más mística que elocuente, más profunda que brillante, más sobria también.

Probablemente aquí radique la principal fortaleza de Provoste. Su partido, la DC, no es el de los ochenta o noventa. Sus dirigentes están probablemente lejos de un Frei Montalva, un Aylwin, un Pérez Zujovic, un Tomic o un Leighton en sus momentos de esplendor. Sus juventudes serán poco más que algunos funcionarios dispersos. No se aprecia la raigambre firme en las universidades de excelencia. Las primarias de la UC-ex-Concertación fueron paupérrimas, por dejar de lado el expediente de disputas enconadas, aunque menores o muy menores, que las acompañaron. La ideología de la candidatura no alcanza el brillo de los desarrollistas de la Patria Joven, tampoco su masividad.

Sin embargo, Provoste es vástago de aquello que –no siempre con mucho cuidado– fueron dejando sobre el país décadas acumuladas de políticas públicas, no todas las cuales andaban tan descabelladas en su poder civilizatorio y articulador. Se aplomaban también, por factores inmemoriales, porque fueron matizadas y enriquecidas por el paisaje y también por la consciencia telúrica, sobresaliente de las clases gobernantes coloniales y proto-republicanas.

No es tan malo eso que, visto condescendientemente desde el barrio acomodado de Santiago, puede sonar a mediocridad, mediocridad impura, mestiza o mulata, mediocridad plebeya y provinciana. Es allí, en esa cercanía de pueblo y ciudad pequeña o media, en la cortesía del funcionario medio, en el aplanar veredas con olores a parque y jardín, en aquel contactarse con los elementos y la naturaleza irremediablemente mezclada de nuestras calles de pueblo y nuestros cuerpos, de las instituciones y ritos municipales, escolares, religiosos y bomberiles, que radica una de las fuentes de la salida a la crisis honda, epocal, del Bicentenario en la que nos hallamos.

La crisis que nos afecta es crisis hermenéutica o comprensiva. Es también, eminentemente, por distanciamiento de las élites y sus discursos respecto de la realidad del pueblo en su territorio: del pueblo abandonado de la abandonada región, cultural, social, sanitaria, económicamente preterida; del pueblo que se hacina en una capital nacional poluta, segregada, destructiva en sus agotadoras jornadas de transporte, lacerada por el narcotráfico y un urbanismo descuidado, la codicia de las inmobiliarias.

Décadas permeó al país un discurso economicista, el último de los “grandes relatos”, de las “planificaciones globales” del siglo XX; uno que, además de abstracto, es decisivamente inhumano, cuyas consecuencias las pagan día a día quienes deben trabajar bajo la vigilancia de los expertos en administración –administradores de empresas y “maestros” en administraciones de empresas–, esbirros inconscientes de balances y bonos. Ese es el pensamiento que todavía prevalece en la candidatura de la derecha. Y ni el posible blanqueamiento con el CEP y el IES, ni un documento presuntamente ideológico, logran todavía sacarle esa impronta economicista (remito a los artículos que publiqué recientemente en El Mostrador: “El IES, el CEP y Sichel” y “Friedman retocado”.

Al frente, en la candidatura del joven Boric, las cosas están también disputadas. No debe olvidarse que el frenteamplista va con el PC, con una Camila Vallejo que elogia al sanguinario Lenin, con un Jadue que quería someter la prensa a un consejo-mordaza. El Frente Amplio es un gran y elogiable esfuerzo por darle cauce institucional a un movimiento popular y universitario. Junto con su raigambre territorial y concreta, sin embargo, se halla todavía afectado por un discurso abstracto que pesa en su mochila (en la mochila de Jackson): el discurso de desplazamiento completo del mercado en áreas fundamentales de la vida social, idealmente en todas, y de una fe llamativa en la deliberación pública en asamblea, inconsciente respecto de los propios límites de la deliberación pública (remito al cap. V de mi libro Razón bruta revolucionaria (descargable AQUÍ). Boric ha dado pruebas de independencia y hasta coraje, se ha dispuesto en momentos relevantes a dejar de lado las abstracciones en aras de la viabilidad del país.

La disputa entre las tres candidaturas principales –Provoste, Sichel, Boric– puede ser entendida, entonces, también, como una disputa de las comprensiones. La medianía provinciana, el último renuevo de la época de la Concertación, se enfrenta al racionalismo neoliberal y a la izquierda académico-frenteamplista.

Todo eso en la época de la crisis, del desajuste más profundo en décadas, quizás en un siglo, entre la situación del pueblo en su territorio y las élites y sus discursos; entre las honduras de lo pulsional popular y telúrico, y el intento por brindarle expresión racional. La disputa claramente no está zanjada. Pues, por un lado, en las candidaturas de Boric y Sichel, junto al doctrinarismo –respectivamente moralizante y economicista–, podrían adquirir fuerza actitudes hermenéuticas más atentas a lo concreto; por otro lado, está por verse la capacidad de Provoste de, además de llamados de sentido común a la honda sencillez, plantear con nitidez un cauce, un proyecto nacional articulado y argumentativamente justificado.

El Mostrador


El pinochetista Kast presentó su candidatura a la Presidencia

El exdiputado chileno y presidente del Partido Republicano, José Antonio Kast, admirador de Donald Trump y Jair Bolsonaro, lanzó este domingo su candidatura presidencial desde la Araucanía, la única de las 16 regiones donde el oficialismo de derecha logró elegir un gobernador en los pasados comicios de mayo.

El lugar elegido por Kast para su presentación no fue ingenua: la Araucanía es una zona donde se impuso el “Sí” al dictador Augusto Pinochet en el Plebiscito de 1988, pero donde en los últimos años volvió a tomar impulso el reclamo mapuche sobre las tierras ancestrales de las que fueron despojados a finales del siglo XX.

Durante el lanzamiento, el exparlamentario, de 55 años, fue recibido en la ciudad de Temuco, a 670 kilómetros al sur de Santiago, por seguidores y candidatos republicanos a las elecciones parlamentarias.

“Este es un hecho simbólico porque estamos en regiones”, enfatizó Kast a modo de explicación, citado por la agencia de noticias ANSA, y agregó: “Hemos dicho que Chile no tiene que latir con el corazón en Santiago, sino que debe gobernarse desde las regiones. (La Araucanía) es uno de los lugares más golpeados por el terrorismo, el narcotráfico y las organizaciones criminales”.

Entre los ejes de su programa de Gobierno mencionó recorte de gastos del Estado, la defensa de la familia, la intervención en la Araucanía, la eliminación de regulaciones a los emprendedores, entre otras.

“Bajaré mi sueldo como presidente de la República a la mitad, y disminuiremos, significativamente, los sueldos y asignaciones de las altas autoridades del Estado”, prometió.

Además de criticar a la coalición de Gobierno Chile Vamos, del presidente Sebastián Piñera y que acaba de cambiar su nombre a Chile Podemos Más para inscribir este lunes su lista parlamentaria, cuestionó directamente a su candidato, Sebastián Sichel, con quien disputará los votos de la derecha.

Kast, pinochetista, católico, antiaborto, antiminorías de la diversidad sexual, renunció en 2016 a la Unión Demócrata Independiente (UDI) para presentarse, por primera vez, como candidato a la Presidencia en 2017, y quedó cuarto con el 7,89% de los votos.

En 2018 fundó el Movimiento Acción Republicana, que en enero de 2020 se constituyó como el Partido Republicano de Chile.

Además de Kast y Sichel, hasta el momento y a poco más de 24 horas para el cierre de las candidaturas, ya se dieron a conocer las candidaturas de Yasna Provoste, de la coalición que aglutina a los partidos de la exConcertación; Gabriel Boric, de Convergencia Social, y José Ancalao, de la Lista del Pueblo; ambos de izquierda.

Télam


“La esperanza de un pueblo está amenazada”: ME-O anuncia su cuarta postulación a La Moneda

La jornada de este domingo, el líder del PRO, Marco Enríquez-Ominami, anunció su cuarta candidatura presidencial consecutiva.

A través de se cuenta de Twitter, Enríquez-Ominami apuntó que “Chile tiene que cambiar, como dijimos hace 10 años. Pero hay una amenaza: Sebastián Sichel y Sebastián Piñera, el verdadero candidato”.

En ese sentido, agregó “porque la esperanza de un pueblo está amenazada, anuncio nuestra candidatura presidencial. Vamos todos juntos a lograr el cambio”.

A su vez, por medio de un video difundido en el mismo posteo, ME-O apuntó que “ambos buscan desprestigiar, bloquear la Convención Constitucional. Como lo dije, nuestra única esperanza de justicia social, de más justicia”.

En esa línea, manifestó que “por eso es que el Partido Progresista, que nació para una Convención Constitucional, que entiende que se requiere una lista única para construir el cambio en el Congreso para acompañar a la Convención Constitucional, hace un llamado a una gran lista única para lograr el cambio que aún no está logrado”.

“Saben los presidentes de partido que está amenazada la esperanzan de nuestro pueblo. Por eso es que vamos a caminar juntos y juntas a los chilenos y chilenas, para construir ese camino, para un Gobierno de emergencia nacional que proteja a los chilenos en lo económico, que están más pobres que antes”, afirmó.

Asimismo, señaló que su candidatura busca “enfrentar mejor la pandemia. Para crear empleo de manera urgente. Para reactivar, pero para todos y todas, la economía, y que en el mediano plazo garantice más derechos y que en el largo plazo, cree un modelo de desarrollo distinto, diferente, verde, sustentable, basado en el talento y el conocimiento de nuestro pueblo, de los nuestros, de las nuestras”.

“Por eso, hay que lograr el cambio. Debemos hacerlo, es un imperativo, es un llamado. Pero el cambio es ahora, el cambio es hoy”, sentenció.

Previo al anuncio de este domingo, en Unidad Constituyente parlamentarios señalaron que una candidatura presidencial de Marco Enríquez-Ominami rompería el acuerdo del conglomerado y el Partido Progresista de cara a las negociaciones de lista parlamentaria del bloque.

Esta definición ha generado eco en la centroizquierda, esto tras la determinación del Tribunal Constitucional sobre restaurar los derechos políticos de ME-O.

En específico, Enríquez-Ominami se rpesentó como candidato presidencial en 2009, 2013 y 2017, sin lograr su objetivo de llegar a La Moneda.

Gino Lorenzini anuncia inscripción de candidatura
Por su parte, el fundador de Felices y Forrados, Gino Lorenzini, anunció la inscripción de su candidatura presidencial.

Lo anterior, luego de alcanzar más de los 34 mil patrocinios necesarios para poder postular a La Moneda como independiente.

“Con más de 41 mil patrocinios logrados en todo Chile en un poco más de 10 días, mañana a las 12:00 horas tendrá lugar la inscripción de la candidatura en las oficinas del Servicio Electoral en la Región Metropolitana”, se informó por medio de un comunicado.

Bio Bio


VOLVER

Más notas sobre el tema