Ecuador | Organizaciones y gremios marcharán mañana contra el el alza del combustible y por más puestos de trabajo

686

La protesta contra el Gobierno se delinea desde tres frentes

Una semana de acciones y definiciones. El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) aprovechó los días de asueto para delinear la estrategia de las movilizaciones que desarrollarán mañana en la mayoría de provincias del país.

Esta será la primera de este tipo desde que el presidente Guillermo Lasso asumió el cargo, el 24 de mayo pasado, por lo que hay expectativa por conocer la fuerza que adquirirá la protesta, tomando en cuenta que el Gobierno no lleva ni tres meses de posesionado.

Además de ser estratégicamente un momento muy malo, porque el Gobierno está en la cúspide de popularidad, es temprano porque recién se está tratando de marcar la ruta para el país. Deben sentarse a dialogar para incluir sus demandas – Alberto Acosta Burneo, economista y analista político.

Al FUT le han aparecido los primeros aliados. El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), Mauricio Chiluisa, anunció que también formarán parte de esta movilización.

Al pedido de que se eliminen los decretos que permitieron el incremento de los combustibles, los estudiantes de la FEUE exigen presupuesto de calidad para las universidades públicas y que se generen puestos de empleo dignos para la juventud.

Al menos, 14 organizaciones sociales han confirmado su adhesión al llamado hecho por la organización sindical la semana pasada como la Unión Nacional de Educadores (UNE), que mantiene la huelga de hambre, la Federación de Estudiantes Secundarios y la Juventud Revolucionaria Ecuatoriana (JRE), entre otros.

La jornada del 11 de agosto es para reanudar nuestra protesta luego de que han pasado tres meses en los que se esperaron políticas del Gobierno, pero no hemos visto nada. Hemos hecho sesiones virtuales y territoriales para motivar a la movilización – Rosanna Palacios, ​dirigente del magisterio.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) también escogió al 11 de agosto para reunir a su consejo de gobierno y tomar decisiones en torno a futuras acciones de hecho que tomarían para hacer sentir su malestar al Gobierno.

Hoy concluye el plazo que dio el movimiento indígena para que el presidente Lasso responda a las cuatro demandas económicas que fueron planteadas la semana pasada que incluye derogar toda la normativa sobre el precio de los combustibles, además de la no ampliación de la frontera minera.

Todo hace prever que el Gobierno no ahondará en las exigencias de la Conaie porque el propio presidente cuestionó, antes de que concluya el plazo, a quienes piden combustibles más baratos y puso en tela de duda a quiénes en realidad buscan beneficiar los que promueven la tesis de mantener los precios de los combustibles.

Es poco el tiempo para evaluar y protestar a un Gobierno que se ha dedicado a lo primordial en este momento, que es la vacunación. Algunos creen que la palabra oposición y protesta es mágica para destacarse, pero calculan mal los tiempos – Jacinto Velázquez, ​analista y excandidato presidencial.

Esta respuesta fue calificada como prepotente y provocadora por la dirigencia de la Conaie que sin, darlo como un hecho, recordó que, como lo han hecho en otras ocasiones, pueden apelar al “derecho a la resistencia, en el caso de que el Gobierno pretenda hacerse de oídos sordos y seguir negándose a dialogar con todos los sectores organizados”.

No son los único que darán a conocer su postura frente a las políticas adoptadas por el Ejecutivo en estos casi 80 días de Gobierno. La Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) también hizo una convocatoria para este 11 de agosto, en la que anunciará cómo hará cumplir el mandato de las organizaciones de base que fueron resueltas durante un congreso, a finales de julio, en el que se eligió a sus nuevos directivos.

Expreso


Marchas a favor y en contra del alcalde de Quito, Jorge Yunda, se darán este martes

Este martes 10, las calles de Quito se aprestan a recibir marchas a favor y en contra del alcalde Jorge Yunda, en el marco de la crisis política que enfrenta la alcaldía capitalina.

Por un lado, la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (Capeipi) convocó a una marcha para el 10 de agosto, y por su parte, la Unión de Taxistas de Pichincha también convocó a una manifestación motorizada.

“Nosotros vamos a pedir que se respete la democracia, el Ecuador es un Estado constitucional de derechos”, expresó Carlos Brunis, presidente de la Federación de Transporte Terrestre de Pichincha y gerente de la Unión de Taxistas de Pichincha.

Al consultarle si esta será a favor o en contra del alcalde de Quito, Jorge Yunda, señaló: “Lo que vamos a hacer es pedir que se respete el voto que fue depositado en las urnas. Que se respete la democracia, porque esto puede sentar mal precedente. Qué pasaría si en nuestras organizaciones un grupo de personas se reunieran y trataran de remover al presidente, al gerente del cargo”.

La aspiración es reunir a 300 o 400 taxistas, quienes se concentrarán en el parque El Arbolito, en el centro norte de Quito, para avanzar hasta el Municipio.

Según Brunis, no generarán caos. “Somos casi 30.000 compañeros del taxismo y sería irresponsable convocar a todos, por eso vamos a salir, como símbolo de protesta, un representante por cada operadora, estamos hablando de unos 300 a 400 compañeros”, agregó.

La convocatoria está prevista para las 16:00, y no se descarta que la cambien para evitar confrontaciones con otros grupos ciudadanos.

Ello, porque la Capeipi también tiene previsto movilizarse este martes desde las 16:00, en las avenidas Patria y Seis de Diciembre, frente a la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

La Cámara, en un comunicado, informó que su acción se da frente a la grave crisis política e institucional que enfrenta la ciudad. “Hacemos un llamado a que prime el respeto”.

Se exhortó a impulsar la reactivación productiva y que, en ese marco, “imperen el orden jurídico, los valores y la ética”.

“Rechazamos todo acto de corrupción, ninguna ciudad merece enfrentar, ni vivir en la incertidumbre institucional, se necesita trabajar, prosperar y tener estabilidad. Exigimos que se respeten los derechos ciudadanos y se generen acciones por el bien de todos”, se indica en la misiva.

Diario Correo

Más notas sobre el tema