Golpe de Estado en Bolivia: el gobierno desconoce la auditoría de la OEA en las elecciones de 2019

1.164

Gobierno envía a la OEA informe que desconoce auditoría de 2019

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó ayer que el informe de la Contraloría —que desconoce la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las elecciones de 2019— será remitido este lunes a ese organismo internacional.

La autoridad también anunció que en los siguientes días se organizarán jornadas de “aclaración democrática” para rebatir que en 2019 hubo fraude.

“Este informe va a ser enviado mañana a la OEA para que sea objeto de respuesta. Queremos que nos respondan al informe, que nos respondan qué pasó; es lo primero que vamos a hacer. Lo siguiente es realizar naturalmente las jornadas para aclarar efectivamente, acta por acta, lo que ha ocurrido”, manifestó Chávez en entrevista con BTV.

La autoridad informó que se revisarán cada una de las 35.000 actas del proceso de 2019 e indicó que éstas están digitalizadas en el Órgano Electoral.

“Ratifico lo que ayer dije en una conferencia de prensa, hacemos un desafío abierto a todos quienes han mencionado que había fraude electoral, a esos líderes de la oposición que se lavan la boca diciendo que fraude aquí, fraude allá. Vamos públicamente a revisar acta por acta. Lo que no ha hecho la OEA, vamos acta por acta. Las actas están digitalizadas por supuesto en el Tribunal Electoral”, expresó.

Chávez reiteró que “no hubo” auditoría de la OEA al proceso electoral porque no se especificó las normativas de auditoría electoral usadas en su trabajo; además, enfatizó que el organismo concentró su análisis principalmente en el TREP en desmedro de cómputo oficial y que se incumplió la fecha y la forma de publicación de su investigación.

“No ha existido auditoría al cómputo electoral por parte de la OEA, lo que ha existido es un informe de análisis de integridad electoral, que no ha sido jamás pactado por el Estado y, por tanto, no podía ser vinculante en ningún efecto para los bolivianos y bolivianas”, manifestó.

No obstante, en el acuerdo firmado entre el entonces canciller Diego Pary y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, el 30 de octubre de 2019, se hace referencia al trabajo que debía hacer el equipo de auditores como un “análisis de integridad electoral”. En el mismo documento se indica que el resultado del trabajo tendría un carácter “vinculante” que el Gobierno desconoce.

En su informe final el organismo señaló que se constató la quema de un número “incierto” de actas y más de 13.100 listas índice de electores. Asimismo, indicó que “se comprobó la transferencia de imágenes desde el servidor primario BO2 del TREP hacia el servidor de aplicaciones y publicador que alimentaba el Cómputo Oficial” del proceso.

Auditoría OEA

  • Invitación El 22 de octubre de 2019, el entonces canciller Diego Pary envió una carta a Luis Almagro, secretario general de la OEA, en la que hace extensiva la invitación “para que se realice una auditoría al proceso electoral de esa gestión, para verificar la transparencia y legitimidad del mismo”.
  • Actas Los auditores revisaron una muestra de 4.692 actas y e identificaron irregularidades en 226, además de otras falencias en el proceso.
  • Auditores El equipo que realizó la auditoría estuvo integrado por 36 especialistas , entre ellos abogados electorales, estadísticos, peritos informáticos, especialistas en documentos, en caligrafía y otros.

Página Siete


El procurador verificará 35 mil actas para aniquilar lo del fraude

El Procurador General del Estado, Wilfredo Chávez, anunció que en los siguientes días volverá a revisar las 35.000 actas de las fallidas elecciones del 20 de octubre de 2019, que según él están digitalizadas en el Tribunal Supremo Electoral, para “terminar” con la teoría del fraude electoral.

En una entrevista con el canal de televisión estatal no especificó exactamente cuándo, pero indicó que “en los próximos días realizará el reconteo de todas las actas”.

Complementó que todas ellas están digitalizadas en el TSE. “Depende de cuántas personas revisemos, nos tomará una o dos semanas, pero al final aniquilaremos esa teoría del fraude que nunca existió”, recalcó la autoridad.

Además, señaló que el ejercicio servirá para que “el perdedor (Carlos Mesa) acepte que fue derrotado dos veces de manera descomunal. Voy a ver las 35 mil actas, y veremos los resultados finales, para que la teoría del fraude se caiga para siempre”, concluyó.

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC), Alejandro Reyes, declaró que todas esas actas fueron quemadas cuando se incendiaron varios tribunales departamentales electorales del país. “Fue gente del MAS que atacó a los tribunales”.

Por estas quemas, al final de la votación algunos tribunales departamentales completaron el escrutinio con las imágenes de las actas, acumuladas por el TREP, y no con las reales.

El informe de la OEA señaló que dadas las rupturas en las tendencias de la votación, el equipo auditor procedió a examinar en detalle las actas correspondientes al último 5% del conteo. Como resultado, un 56% tuvo observaciones.

“De este mismo universo de actas, se sometió a análisis pericial aquéllas en que el MAS obtenía un porcentaje llamativamente alto de votos (por encima del 77%). Se consideraron también las mesas subsiguientes, es decir, las del mismo centro de votación. De un total de 1.074 actas, se encontraron 59 (5,5%) con graves irregularidades desde el punto de vista pericial. En algunos casos, se verificó que todas las actas de un mismo centro habían sido completadas por la misma persona”, dice el informe pericial entregado por la OEA el 10 de noviembre de 2019.

Indica que posteriormente, se amplió el universo de análisis, tomando una nueva muestra de 3.618 actas. De estas, se identificaron 167 (4,6%) con irregularidades de interés pericial. Se encontraron nuevamente distintas actas de un mismo centro de votación “que habían sido completadas por una sola persona, lo que a todas luces constituye una transgresión ilegal de las atribuciones de los jurados de mesa y siembra dudas sobre los resultados reportados”, dice.

En total, se analizaron 4.692 actas, de las cuales 226 (4,8%) presentaban estas irregularidades. Las actas mencionadas anteriormente corresponden a 86 centros de votación de 47 municipios del país. “Esta situación denota un procedimiento altamente irregular desde el punto de vista electoral. En total, todas estas mesas corresponden a 38.001 votos válidos, de los cuales el partido político MAS obtiene el 91%, es decir, 34.718 votos, casi el número de votos que le permite a Morales evitar la segunda vuelta”.

El procurador dijo ayer que el Estado boliviano fue objeto de una burla. Enumeró cuatro irregularidades del trabajo de la OEA.

Primero, dijo que incumplió las normas nacionalese internacionales de auditoría.

Luego, que no revisaron las 35 mil actas, se basaron en muestras y tendencias marcadas por TREP y no el cómputo.

En tercer lugar, criticó que se hubiera determinado un cambio sospechoso en la tendencia de votación, en favor del MAS, al final del conteo. “No toma en cuenta que hay más votación a favor de Evo Morales en las áreas alejadas. Eso no es, no fue y nunca será una tendencia inusual”, manifestó.

El cuarto punto señala que la OEA emitió un informe preliminar que no estaba en el acuerdo. Recordó que el 10 de noviembre, el organismo internacional lanzó a las redes sociales el resultado del informe sin informar a Morales.

Ayer por la mañana, en entrevista con radio Kausachun Coca, Evo Morales dijo: “En la madrugada del 10 de noviembre nos llaman y nos dicen que adelantarían el informe. Delante de Héctor Arce y Diego Pary, les dije que si sacaban ese informe habrán muertos y será su responsabilidad, y eso pasó”.

La Contraloría concluyó, según el procurador, que no existió auditoría sino un informe de integridad electoral, “por lo tanto, no puede ser vinculante. Hay que decir claramente: no hubo fraude electoral”. Dijo que enviará este informe a la Cancillería el lunes, para que por conducto regular sea enviado a la OEA “y para esperar una respuesta, que nos expliquen qué pasó”.

El Deber


Procurador desafía a revisar proceso electoral 2019

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, desafió a los opositores a revisar “acta por acta” el proceso electoral de 2019, para verificar si hubo o no fraude en las elecciones generales realizadas en octubre de ese año.

En entrevista con el canal estatal de televisión, Chávez reiteró su planteamiento luego de dar a conocer un informe de la Contraloría General del Estado sobre el trabajo realizado por la OEA, documento que descalifica la auditoría internacional, debido a que no habría cumplido normas y procedimientos nacionales e internacionales.

Reiteró que no hubo auditoría sino un informe llamado “Análisis de Integridad Electoral” que jamás fue pactado por el Estado, por tanto, dicho informe no puede ser vinculante ni surtir ningún efecto para los bolivianos.

Reafirmó que no existió fraude electoral. “Hacemos un desafío abierto a quienes han mencionado que habría fraude electoral, a esos líderes de la oposición que se llenan la boca diciendo que el fraude aquí o fraude allá. Vamos públicamente a revisar acta por acta, lo que no ha hecho la OEA”.

El Diario


VOLVER

 

Más notas sobre el tema