Golpe de Estado en Bolivia | El gobierno hará un censo de las víctimas de las masacres

816

Ministro: Sepdavi hará censo de víctimas de violencia y fallecidos en 2019

El Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi) prepara de manera inmediata el censo de víctimas de los hechos de violencia y masacres de 2019.

La información fue dada a conocer este domingo por el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima.

Hizo referencia al informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) que concluye en que existió vulneración a los derechos, masacres con armas letales utilizadas por las fuerzas de seguridad y ejecuciones extrajudiciales. El equipo internacional recomendó al Estado asumir acciones para la reparación de las víctimas, por ejemplo un censo.

“En cuanto a la reparación del daño, que es el otro tema estructural, el grupo recomienda la elaboración de un censo de víctimas. Hasta el momento, no las habíamos dejado de lado; pero, habíamos atendido prioritariamente a las viudas, a los heridos más graves y esto debe ampliarse a otras víctimas. En ese caso, vamos a partir de un censo, un censo que debe estar a cargo de Sepdavi, de Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima, que está actualmente preparando todos esos elementos para que esta semana iniciemos”, aseguró el Ministro.

El GIEI-Bolivia indica en su informe que, para otorgar atención y reparación integral a las víctimas, el Estado debe diseñar e implementar un sistema administrativo que sea ágil, transparente, pluralista y que incorpore un procedimiento para realizar un censo de víctimas, conforme al principio de universalidad.

El Sepdavi es una institución pública descentralizada, bajo tuición del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, encargada de brindar asistencia jurídica en el área penal, psicológica y social a personas de escasos recursos económicos.

“Se recomienda la creación de un grupo multidisciplinario entre el Gobierno, sociedad civil y las mismas víctimas para hacer un seguimiento este proceso del más alto nivel, aspecto que también vamos a tomar en cuenta para implementar las recomendaciones”, dijo Lima.

La Prensa


Luego de entrevista confidencial con Añez, ONU-Bolivia pide implementar medidas para resguardar la vida

La Misión de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y ONU-Mujeres, luego de sostener una entrevista confidencial con la expresidenta Jeanine Añez en la cárcel de Miraflores, recordó que los estándares internacionales indican que las autoridades penitenciarias deben implementar estrategias integrales de atención y prevención de autolesión y suicidio para resguardar la vida, integridad y salud de las personas bajo su custodia.

A través de un comunicado, informa que la ONU en Bolivia tuvo acceso inmediato e irrestricto al Centro Penitenciario de Miraflores y reporta que se constaron lesiones físicas auto infligidas que requirieron asistencia médica proporcionada por el Centro.

Indican que la expresidenta “refirió sentirse físicamente debilitada y profundamente afectada emocionalmente”. También la Misión constató que se están implementando algunas medidas de respuesta, tales como autorizar el acompañamiento familiar en las noches, pero recomienda que las medidas sean de acuerdo al estándar internacional.

La Misión precisa que esto supone resaltar el cuidado de la salud mental de las personas privadas de libertad que deben ser atendidas de manera específica y aplicando la perspectiva de género.

Califica como un buen paso de las autoridades la intención de realizar una evaluación psiquiátrica, toda vez que se realice con consentimiento previo y por profesionales independientes y reconocidos por las partes.

La ONU Bolivia reitera su disponibilidad para seguir acompañando al Estado con miras al cumplimiento de sus obligaciones con respecto a los derechos humanos de todas las personas privadas de libertad.

La intervención de la Misión se produce luego que la jornada de este sábado causó revuelo informativo de una posible intención de suicidio que el gobierno lo descartó.

Ese hecho fue coincidente con el pronunciamiento de tres presidentes de la república que exigieron medidas alternativas a la detención preventiva para cuidar la vida de la expresidenta.

Erbol


Morales asegura que estrategia para ‘destrozarlo’ fue decidida antes del informe de GIEI

El expresidente Evo Morales afirmó este domingo que la estrategia para “destrozarlo” penalmente fue definida antes de que se difunda el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), es decir, según su versión, durante una reunión entre el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en Estados Unidos.

“Calvo revela a Los Tiempos que intentos de enjuiciarnos penalmente se basan en compromisos acordados entre Comité pro Santa Cruz y Almagro cuando viajó a Washington, antes del informe GIEI. Allí decidieron, una vez más, estrategia para destrozar a Evo y fraccionar al MAS-IPSP”, escribió Morales en su cuenta en Twitter.

En junio pasado, Calvo se reunió con Almagro y entonces informó que le pidió la aplicación de la Carta Democrática en Bolivia cuando llegue el momento para “evitar luto, dolor y la guerra en un país que solo busca libertad y democracia”.

El pasado martes, el GIEI presentó su informe sobre la crisis de 2019 en Bolivia y concluyó que en el último trimestre de ese año —es decir durante la parte final del gobierno de Morales y el inicio de la gestión de Jeanine Áñez— se cometieron graves violaciones de los derechos humanos en el marco de un conflicto político rodeado de violencia y donde al menos 37 personas perdieron la vida en diversos lugares del país y centenares recibieron lesiones de consideración, tanto físicas como psicológicas.

De esos hechos contra los derechos humanos, resaltan las masacres de Sacaba y Senkata, donde, según el GIEI, hubo ejecuciones extrajudiciales.

Tras conocerse ese informe, los sectores de la oposición política consideraron que entonces Morales debería ser también procesado al igual que Áñez.

Sin embargo, Morales, en otro mensaje publicado en Twitter, reiteró que renunció a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre de 2019, en medio de la convulsión en el país, precisamente, “para que no sigan quemando casas de autoridades y de sus familiares, evitar enfrentamientos, muertos y heridos”, aunque pese a eso, igual “los golpistas sacaron tropas a las calles con armas prestadas de países vecinos y con licencia para matar”.

Entonces, “el pueblo boliviano sabe que luchamos siempre por la vida y que elegimos la paz y la democracia para llegar al poder, y desde allí gobernamos pensando solo en intereses de la patria, que siempre nos apoyó, nunca en armamento. El mundo sabe que ni siquiera teníamos balas” en noviembre de 2019, agregó el exmandatario.

La Razón

Más notas sobre el tema