Bolivia | Entrevista a Gabriela Alcón, viceministra de Comunicación, sobre el rol de Almagro en el golpe de Estado

2.139

Entrevista a Gabriela Alcón, viceministra de Comunicación de Bolivia

Por Denise Godoy, de la redacción de NODAL

Este miércoles se realizó la reunión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos en la que el gobierno boliviano reclamó la “intromisión” de Luis Almagro y pidió que se investigue su papel en el golpe de Estado contra Evo Morales. El secretario general de la organización había insistido con las presuntas irregularidades durante las elecciones presidenciales de 2019 provocando la reacción inmediata del gobierno que consideró como “exabruptos” los dichos de Almagro.

Por otro lado, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la OEAS presentó recientemente un informé determinando que se cometieron graves violaciones a los derechos humanos durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez.

¿Qué rol jugó Luis Almagro en el golpe de Estado de 2019?

Como secretario general de la OEA, Luis Almagro debía tener un rol ecuánime, cauto y conciliador. No era su papel el tomar partido ni emitir juicios de valor o, peor aún, denunciar “serias irregularidades y manipulaciones en las actas electorales” sin tener plena certeza de ello, sin el respaldo de pruebas contundentes.

Con su precipitada presentación de resultados de una “auditoría”, sustentó la narrativa opositora del fraude que, como ahora se sabe, fue planificada con meses de anticipación y, aparentemente, como parte de una estrategia de la derecha regional en la que Almagro juega un rol importante y como enlace con el Gobierno de Estados Unidos.

Almagro, además, es corresponsable no solo de la ruptura constitucional y democrática, sino de la exaltación de algunos sectores que posteriormente generaron hechos violentos como corroboró el informe del GIEI.

El gobierno llevó el reclamo al Consejo Permanente de la OEA, ¿en qué podría derivar esa denuncia? ¿Tienen expectativas de que pueda derivar en su destitución?

Si aún queda una mínima institucionalidad en la Organización de Estados Americanos, si hay todavía naciones, representantes, funcionarios y comisiones que no respondan al ilegítimo entorno de Luis Almagro, debería haber esperanzas de ecuanimidad.

En este caso, las pruebas de la actuación sesgada e injerencista contra Almagro deberían ser suficientes para que se lo procese y destituya. Pero no hay que tener demasiadas expectativas. Desde hace mucho la cúpula de la OEA responde a los intereses de EEUU, lo que se puede apreciar, por ejemplo, en decisiones y posturas claramente hostiles contra países con gobiernos progresistas y la alarmante pasividad ante violaciones a derechos humanos en países con administraciones de derecha.

¿Qué importancia tiene el informe del grupo de expertos de la CIDH y cómo puede repercutir en los procesos judiciales contra Añez y quienes fueron parte del golpe?

El informe del GIEI es un riguroso y metódico trabajo de investigación que, a partir de evidencias contundentes, arroja conclusiones inapelables y determina, además, acciones que el Estado debe seguir desde diferentes niveles.

La Fiscalía General tiene en este documento sólidas bases para sostener un juicio de responsabilidades contra Jeanine Áñez y sus principales colaboradores, cómplices en el gobierno de facto, las masacres y las graves violaciones a los derechos humanos.

Ya no se trata solo de versiones de testigos y presuntos afines al gobierno y el MAS, ahora hay un respaldo documental imparcial que comprueba todos estos crímenes de lesa humanidad.


VOLVER

Más notas sobre el tema