La CIDH y EEUU rechazan la detención de la candidata a la vicepresidencia Berenice Quezada

1.582
Contexto de Nodal
El domingo 7 de noviembre de 2021 Nicaragua celebrará elecciones generales, donde el presidente Daniel Ortega busca la reelección por cuarto mandato consecutivo. En este marco, la policía nicaragüense detuvo desde el 2 de junio a más de 15 opositores, entre los que se encuentran cinco precandidatas y precandidatos a presidente. Estados Unidos, la Unión Europea, ONU, OEA y organizaciones de derechos humanos expresaron su preocupación y pidieron por la liberación de todas las personas apresadas para garantizar elecciones libres. Por su parte, el gobierno afirma que las detenciones se dan en el marco de la Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz (Ley N° 1055) promulgada en diciembre de 2020, que afirma que “todos los que lesionen los intereses supremos de la nación” no podrán optar a cargos de elección popular y se les iniciará acciones penales.

Berenice Quezada en arresto domiciliario e inhabilitada como candidata a vicepresidenta

La Alianza Ciudadanos por la Libertad (ACxL) denunció que la Policía puso en arresto domiciliario a su candidata a vicepresidenta, Berenice Quezada, luego que un grupo de militantes sandinistas señalaron que se sintieron “ofendidos” con unas declaraciones en las que ella mencionó las protestas ocurridas en 2018.

Según la ACxL, las autoridades del Poder Judicial, el Ministerio Público y la Policía se presentaron en la casa de Quezada a las 9:30 de la noche y le notificaron que a partir de ese momento “quedaba en retención domiciliaria, sin acceso a comunicación telefónica, con restricción migratoria e inhibida de postularse a cargos públicos de elección popular”. La inhabilitación de candidatos corresponde, sin embargo, al Consejo Supremo Electoral, que aún no se pronuncia al respecto.

Actualmente, Quezada permanece en su casa bajo custodia policial, sumándose a la lista de ahora 32 presos políticos capturados desde que inicio el proceso electoral. Entre los detenidos se encuentran los aspirantes a la presidencia: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre.

Horas antes de la detención de Quezada, un grupo que se identificó como víctimas de las protestas de 2018 solicitaron a la procuradora de derechos humanos, Darling Ríos, que tramitara su inhibición ante el CSE, porque supuestamente Quezada cometió apología del delito de terrorismo en unas declaraciones que brindó después de inscribirse como aspirante a la vicepresidencia.

En esas declaraciones que molestaron al régimen, Quezada mencionó la falta de libertades públicas en Nicaragua, recordó a los más de 130 presos políticos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, e hizo un llamado a votar masivamente el 07 de noviembre.

“(En Nicaragua) hay hombres y mujeres jóvenes que no se les ha dado una oportunidad, y yo quiero luchar por esa oportunidad. Ya que nuestros presos políticos no pueden dar su voto, no pueden salir a dar la cara por nuestro país”, dijo Quezada a los periodistas.

La aspirante a la vicepresidencia se refirió también a la falta de condiciones electorales y señaló que esas condiciones “las pone el pueblo saliendo a votar, saliendo a las calles, como lo hicimos en 2018, como lo hicimos en abril. Tenemos que demostrar el 07 de noviembre que Nicaragua no los quiere en el país”, subrayó.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el arresto domiciliario de Quezada y su inhabilitación como candidata a la vicepresidencia, y demandó su liberación inmediata.

CIDH “urge al Estado de Nicaragua liberar de inmediato a las personas detenidas arbitrariamente y restablecer las garantías para el pleno goce de los derechos civiles y políticos de las y los nicaragüenses”, dice un hilo de Twitter.

Confidencial


EE.UU. rechaza persecución contra Berenice Quezada, candidata a vicepresidenta inhibida por el régimen

La Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado estadounidense condenó la persecución contra la candidata a la vicepresidencia Berenice Quezada argumentando que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo esta vez “tocaron un nuevo fondo”.

«Quezada dice que los nicaragüenses quieren cambios, palabras simples que la pareja dictatorial llama terrorismo. No es terror real, solo miedo a elecciones libres y justas», escribió la oficina en su cuenta de Twitter.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también rechazó el arresto que había sido impuesto contra la ex reina de belleza que el pasado 2 de agosto se inscribió como candidata a la vicepresidencia en una fórmula con el vicepresidente de CxL Oscar Sobalvarro.

El Ministerio Público informó a través de un comunicado que Quezada fue acusada por «incitar al odio y la violencia». Las acciones, según el ente acusador encuadran en el tipo penal de «provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas».

«La CIDH urge al Estado de Nicaragua liberar de inmediato a las personas detenidas arbitrariamente y restablecer las garantías para el pleno goce de los derechos civiles y políticos de las y los nicaragüenses», demandó el organismo de derechos humanos que da seguimiento a la crisis de Nicaragua desde 2018.

El Ministerio Público solicitó que el «proceso sea llevado en libertad». «Quería agradecer a todas las personas que se han preocupado por mi integridad física. Gracias al Señor me encuentro bien, ayer se me ha notificado que estoy inhibida como candidata a la vicepresidencia», escribió Quezada en su cuenta de Instagram.

El 3 de agosto por la noche, la Alianza Ciudadanos por la Libertad informó que autoridades judiciales y del Ministerio Público, que llegaron acompañados por la Policía, notificaron a Quezada que quedaba a partir de ese momento en «retención domiciliaria, sin acceso a comunicación telefónica, con restricción migratoria e inhibida de postularse a cargos públicos de elección popular».

La situación en torno a la candidata a la vicepresidencia provocó que este miércoles las autoridades que integran esa alianza política sostuvieran una «sesión de emergencia y en consulta interna» con diversos sectores del país para darles a conocer la decisión que tomará esta organización política en torno a los hechos de último momento.

Desde el pasado mes de junio, el régimen emprendió una cacería contra dirigentes opositores y a la fecha se contabilizan 32 personas detenidas.

IP Nicaragua


Denuncian ante la PDDH a Berenice Quezada por apología del delito

Familiares de víctimas y víctimas directas de la violencia terrorista impuesta en Nicaragua en 2018 se presentaron ante la Procuraduría para de Defensa de los Derechos Humanos (PDDH),  para denunciar a la ciudadana Berenice Quezada por apología del delito e incitación al odio, minutos después de haberse inscrito como candidata a la vicepresidencia por el partido Ciudadanos por la Libertad.

Quezada, al dar declaraciones incitó al pueblo nicaragüense a promover actos de violencia y terrorismo tal y como sucedió entre abril y junio del 2018.

Los ciudadanos que sufrieron la violencia acontecida en ese momento triste de la historia, solicitaron a la Procuradora de Derechos Humanos, compañera Darling Ríos, a interponer el oficio correspondiente conforme a las leyes penales y ley electoral para que Quezada sea inhabilitada como candidata a vicepresidenta.

Ríos dio por recibida la denuncia y señaló que lo expresado por Berenice Quezada afecta a todas las familias nicaragüenses porque atenta contra la paz, contra la seguridad y contra el bien común y contra el derecho constitucional que tiene el pueblo nicaragüense a vivir un proceso electoral en paz.

“Por tanto hacemos recepción de este documento y estaremos procediendo conforme corresponde y conforme a nuestra competencia como institución nacional de derechos humanos. La Procuraduría da por recibida esta denuncia que están realizando los familiares de la víctimas del terrorismo del 2018 y que también, a como decía anteriormente, está en el marco de un delito, en realidad una violación a los derechos humanos colectivos que tenemos todos los nicaragüenses de vivir en paz, de vivir con seguridad y nuestra institución dentro de su competencia y dentro de lo que podemos garantizar en el acompañamiento y coordinación interinstitucional y que debemos garantizar para proteger la vida, para proteger la seguridad y para proteger el bien común de nuestro pueblo estaremos innegablemente realizando. Gracias y nuestro abrazo, nuestro acompañamiento y nuestra solidaridad permanente con todos ustedes y todas las familias de nuestro pueblo nicaragüense”, expresó la procuradora Darling Ríos.

Reynaldo Urbina Cuadra, en representación de los denunciantes, leyó el documento presentado a la PDDH, donde expusieron el porqué Quezada no está apta correr como candidata a la vicepresidencia de Nicaragua.

“El día 2 de agosto del corriente año en horas de la mañana la ciudadana Berenice Suyami Quezada Herrera con cédula 603-280993-3E acudió a las oficinas del Consejo Supremo Electoral a inscribirse como candidata a la vicepresidencia provisionalmente por la organización política Alianza Ciudadanos por la Libertad, ofreció declaraciones públicas haciendo apología del delito y a los hechos del terrorismo acontecido a partir de abril 2018, lo cual es un llamado implícito a la violencia, al odio, al dolor y a la repetición de delitos atroces a como lo hemos sufrido nosotros y nuestras familias, los que fueron provocados por sujetos terroristas y criminales que dañaron, dieron muerte y destrucción y un gran impacto económico que afectó a toda la población y al país, teniendo como objetivo un golpe de estado, hecho a los cuales la mencionada ciudadana Berenice Quezada Herrera está incitando con un llamado directo a su repetición, haciendo con ello apología del delito y contrariando flagrantemente la ley de amnistía ley numero 996 en su artículo 3 y atentando en contra de los deseos de todos los nicaragüenses en reconciliación, paz y tranquilidad para todos y todas”, denunciaron.

Por todo lo anterior solicitaron “nosotros los ciudadanos víctimas de esa violencia e indignados por los hechos criminales ocurridos en abril del 2018 al escuchar las declaraciones manifestadas por la ciudadana Berenice Suyami Quezada Herrera con cédula 603-280993-3E realizando propaganda y llamados a repetir hechos repudiables calificados legalmente como actos criminales de lesa humanidad, a pesar de los esfuerzos que invocan al perdón y la reconciliación a través de la ley de amnistía decretada por la Asamblea Nacional, con el ánimo de no repetición y llevar la paz y armonía a nuestro pueblo, solicitamos a su autoridad de sus buenos oficios y haga la solicitud correspondiente al Consejo Supremo Electoral como órgano supremo encargado de la organización y dirección de las elecciones en nuestro país y que ésta autoridad se pronuncie mandando a inhibir como candidata a Vicepresidenta de la fórmula Ciudadanos por la Libertad a la ciudadana Berenice Suyami Quezada Herrera, asimismo se aplique medida a todo aquel ciudadano que haga llamados a la violencia, repetición y apología de actos terroristas y criminales porque ofenden, violentan y transgreden los principios jurídicos y políticos de no repetición al pretender desestabilizar nuevamente al país y a sus pobladores”.

Nicaragua no quiere terrorismo, quiere la paz

La señora Manuela del Carmen Flores Grijalva, abuelita del joven Carlos Alberto Miranda, que fue asesinado cuando se encontraba resguardando las oficinas de la Alcaldía de Managua en el Distrito VI, manifestó que los nicaragüenses desean la paz y declaraciones como las hechas por Berenice son una bofetada a la memoria de las personas que murieron en esos lamentables hechos terroristas.

“Nosotros los nicaragüenses no estamos dispuestos a que se siga derramando sangre, tenemos que ser valientes y sobre todo a parar todo esto, basta ya. Esta muchacha Berenice que se está postulando para vicepresidente por CxL, ella está haciendo un llamado, como que si ella quisiera a que volviéramos a abril 2018 a vivir aquellos momentos tan terribles, tan tristes que nos causaron solo dolor a los que tuvimos nuestros muertos, ella no puede sentir nada de esto porque no ha perdido a nadie, pero nosotros sí, ella no puede ser permitida tiene que ser inhibida para ocupar ese cargo, tiene que tener moral y honestidad, no tiene porque ella decir, a querer llamar nuevamente al derramamiento de sangre”, expresó doña Manuela visiblemente emocionada al recordar cómo su nieto fue asesinado por culpa del odio y el terrorismo.

En tanto, doña Vilma Reyes Somoza, madre de Kevin Antonio Coffin Reyes, el joven atleta medallista centroamericano que fue asesinado el 30 de mayo del 2018, declaró que Berenice Quezada ha cometido un delito por incitar al terrorismo, hecho que debe inhibirla a postularse como candidata.

“Mi hijo fue víctima del terrorismo, de la violencia, aquí estamos reunidos familiares que fuimos víctimas de la violencia del 2018, no podemos permitir que eso vuelva de nuevo a como está diciendo esta joven, insistiendo a que vuelva la violencia, no podemos, ella no ha vivido en carne propia lo que uno que sigue viviendo a como es la perdida de nuestros familiares, está joven no puede estar pidiendo a que el país vuelva a abril del 2018, nosotros queremos vivir en paz, no queremos más violencia porque perdimos a nuestros familiares y al momento estamos viviendo en carne propia el terrorismo del 2018, pedimos a la Procuradora de Derechos Humanos que no permita que está joven agarre ese puesto, no está apta para ese puesto porque hace un llamado a la violencia y los nicaragüenses queremos vivir en paz”.

Entre los nicaragüenses que se presentaron a interponer la denuncia se encuentran Ronaldo Alexis Molina Bermúdez, José Daniel Martínez y Mirlen Martínez Méndez (nieto e hija de Bismarck Martínez asesinado en Jinotepe en el 2018), Oscar Martínez Pineda, Francis García Zuniga, Reynaldo Urbina Cuadra, Vilma Reyes Somoza, Ana Isabel Vivas Valerio, Manuela del Carmen Grijalva y Margarita Díaz Aguirre.

La Voz del Sandinismo


VOLVER

Más notas sobre el tema