Nueva masacre en Colombia | Ya van 64 en lo que va del año

956

Colombia suma una nueva masacre para llegar a 64 en el 2021

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) de Colombia reportó el viernes la masacre número 64 registrada en el país suramericano en lo que va del 2021, ocurrida en el municipio de Soacha del departamento de Cundinamarca.

El nuevo hecho de violencia se registró en el interior de una vivienda del barrio San Antonio, de esa localidad colombiana dejando un saldo de cuatro muertos: tres hombres y una mujer.

Según las autoridades policiales, el incidente se produjo a las 11 de la mañana del viernes  cuando habitantes del sector informaron sobre los disparos dentro de la vivienda.

Las autoridades policiales manejan la hipótesis del ajuste de cuentas, ya que según la Policía la casa era utilizada para el expendio de estupefacientes.

La Policía de Cundinamarca, junto a la Policía judicial y con el acompañamiento del CTI de la Fiscalía General de la Nación, realizaron las inspecciones pertinentes para obtener las pistas suficientes y lograr la identificación de los autores materiales e intelectuales de esta masacre.

La Defensoría del Pueblo de Colombia había emitido tres alertas sobre el riesgo a la expansión, control y disputa entre grupos armados los cuales establecen fronteras por acciones de microtráfico.

El informe de Indepaz registra más de 200 personas asesinadas durante el 2021 en las masacres reportadas, por lo que organizaciones de derechos sociales han reiterado el llamado al Gobierno de Iván Duque para que tome acciones inmediatas que eviten más hechos de violencia.

TeleSUR


Matanza en Soacha: asesinan a tres hombres y a una mujer ¿ajuste de cuentas?

Soacha (Cundinamarca) fue escenario de una matanza. En la mañana de este viernes, tras el llamado de alerta de los vecinos, las autoridades llegaron a una vivienda, ubicada en la calle 38 sur número 16-31, en el barrio San Antonio, donde encontraron la atroz escena: en la puerta manchas de sangre y dentro del inmueble los cadáveres de tres hombres y una mujer. Por ahora, la hipótesis inicial de los investigadores es que el múltiple homicidio podría obedecer a un ajuste de cuentas entre bandas delincuenciales.

El sustento para esta conclusión es que, según habitantes de la zona y la propia policía, la vivienda era utilizada para el expendio de estupefacientes. “Cuando los uniformados llegan, la puerta de la casa, ubicada en un sector de invasión, estaba abierta. Al ingresar encontraron los cuatro cuerpos sin vida. Las personas fueron asesinadas con arma de fuego”, dijo el coronel Luis Alfredo Bermúdez, comandante de la Policía de Soacha, quien también informó que se están revisando los videos de las cámaras de seguridad, para tratar de identificar a los responsables.

Según informó RCN Radio, tras la inspección de la Policía y el CTI de la Fiscalía, se encontró droga y un chaleco antibalas. Además, de otras pistas con las que buscan avanzar en la investigación, de igual forma se estaría ofreciendo una recompensa de $20 millones para quienes den más información.

Este caso, evidencia la grave situación que viene alertando la Defensoría del Pueblo en sus alertas tempranas, en las que ha resaltado el riesgo por cuenta de actores armados no estatales y grupos armados de delincuencia organizada (GADO), que se han establecido en el vecino municipio y que, en gran parte, han incrementado la invasión de terrenos baldíos para vincular a su actividad criminal., situación similar a la que se vive en algunas localidades de Bogotá, que comparten frontera con el

De acuerdo con la Defensoría, detrás de la guerra por el dominio de las rentas ilegales en Soacha está el atractivo que tiene el municipio: su posición geográfica estratégica, que las conecta por el oriente con los Llanos Orientales, por el centro y sur con Tolima y Huila, y por el norte con Bogotá, gracias a la conurbación (espacios donde no es fácil identificar los límites) con las localidades de Ciudad Bolívar y Bosa, a lo que se suman las rentas ilegales y la alta vulnerabilidad de sus habitantes.

El Espectador


 

Más notas sobre el tema