Paridad de género en el liderazgo de las universidades mexicanas

729

El 18 de agosto, el Consejo Nacional de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior AC (Anuies) otorgó el premio 2021 a la rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara.

De acuerdo con la comunicación oficial de Anuies al respecto, la rectora de la UV obtuvo la distinción en la categoría “Trayectoria profesional y contribución al desarrollo de la educación superior” entre 16 postulaciones, las cuales fueron votadas en sesión ordinaria del Consejo General de la Asociación. Esta distinción enorgullece a las mujeres académicas e investigadoras del país y a las que ocupan posiciones directivas en sus respectivas casas de estudio. Sin embargo, aún queda mucho camino por andar para alcanzar la paridad de género en el liderazgo de las IES mexicanas.

Hablar de la paridad de género resulta complejo, no sólo para México y América Latina, también lo es para el resto del mundo; prueba de ello es que de acuerdo al ranking de Times Higher Education solo 17 por ciento de 200 de las mejores universidades mundiales están dirigidas por mujeres (Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Australia, Canadá, Francia y España). El director de Iesalc-Unesco Francesc Pedró, señaló que se requieren políticas públicas activas que promuevan el acceso a la mujer a puestos directivos y que las instituciones educativas, y en particular las universidades sean un ejemplo a seguir. El liderazgo en las universidades públicas y privadas de México continúa, en su mayor parte, en manos de hombres a pesar de que la matrícula femenina sea mayor.

Actualmente, en México hay siete rectoras y/o presidenta de una IES: doctora Cindy Rossina Saravia López, de la Universidad Autónoma de Campeche (17 septiembre-2018 al 11 de octubre de 2019); doctora Margarita Teresa de Jesús García Gasca, de la Universidad Autónoma de Querétaro (2018-2021); doctora Sylvia Paz Díaz Camacho, de la Universidad Autónoma de Occidente (2017-2019); maestra Carmen B. López Portillo Romano, de la Universidad del Claustro de Sor Juana, A.C. (1998 a la fecha); doctora Ana Priscila Sosa Ferreira, de la Universidad del Caribe(2017-); la doctora María Guadalupe Ibarra Ceceña, de la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa (2017-2021); doctora Silvia E. Giorguli Saucedo Presidenta del Colegio de México (2015 a la fecha) y la doctora Sara D. Ladrón de Guevara, de la Universidad Veracruzana (2013-2017 y 2017-2021).

Los techos de cristal se han incrementado con el covid-19 y se ha visibilizado la falta de estrategias que fortalezcan el liderazgo femenino y han mostrado el impacto de los estereotipos en los espacios físicos y virtuales. Lo asombroso de esto es que en pleno siglo XXI sigamos hablando de la invisibilidad de las mujeres en el campo universitario.

Sin embargo, también debemos hablar de las universidades que están reinventándose a pesar de la pandemia generada por el covid-19, un ejemplo, de ello es la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla institución que, por primera vez en su historia, tiene la posibilidad de que una mujer sea Rectora de la máxima casa de estudios, pero esto no es accidental, la BUAP tuvo que prepararse para llegar a este momento, primero abrió espacios para que las mujeres universitarias pudieran acceder a puestos directivos de mayor relevancia. Ahora solo falta esperar lo que las/los universitarios decidan a través de su voto digital el próximo 20 de septiembre de 2021.

Milenio


VOLVER

Más notas sobre el tema