Perú | Gabinete de Pedro Castillo pedirá el voto de confianza al Congreso el 26 de agosto

1.087

Guido Bellido y su gabinete pedirán voto de confianza al Congreso el 26 de agosto

El presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, y el resto del gabinete acudirán al pleno del Congreso para pedir el voto de confianza el próximo jueves 26 de agosto, tras consensuar esta fecha con la titular del Poder Legislativo, María del Carmen Alva.

“Hemos acordado que quien habla va a estar presente en el Congreso de la República el jueves 26 de agosto. Ahí estaremos sustentando los trabajos, todas las iniciativas que vamos a llevar para que el país esté en mejores condiciones económicas, políticas y sociales”, señaló ante la prensa al salir del Parlamento.

El equipo ministerial actual encabezado por Bellido Ugarte, congresista de Perú Libre por la región Cusco, juró al cargo el pasado 29 de julio, con excepción de los ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke; y de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres, quienes asumieron el cargo al día siguiente.

Según establece la Constitución, el gabinete debe pedir el voto de confianza en un plazo de 30 días luego de haber jurado al cargo.

En caso de no recibir el voto de la mayoría del Poder Legislativo, se genera una crisis en el gabinete y se procede a aceptar la renuncia de todos los ministros.

Este jueves 12 de agosto, en declaraciones a Exitosa, Guido Bellido señaló que si bien pueden haber discrepancias entre los poderes del Estado, destacó que siempre debe existir respeto y consideración.

En esa línea, se mostró confiado en que se podrán tomar acuerdos con el Parlamento con el fin de tomar las mejores decisiones en beneficio de todo el país.

“Vamos a dar confianza a la población tomando decisiones sólidas, que favorezcan al crecimiento económico del país, a la estabilidad y a los pequeños y medianos empresarios. Mantendremos las relaciones comerciales, respetando los acuerdos actuales”, manifestó.

Diario Correo


Pedro Castillo aseguró ante el cuerpo diplomático que mantendrá política exterior de “no intervención”

El presidente de la República, Pedro Castillo, aseguró que el gobierno mantendrá una política exterior que respetará el principio de “no intervención”, además de velar por la integración social, cultural y económica de los países y rechazar que se aplique bloques y embargos unilaterales.

“La política exterior de mi gobierno se basa en el multilateralismo activo, el derecho internacional, la integración económica, social y cultural; el respeto a los derechos humanos, el principio de no intervención, la cooperación para el desarrollo y la protección del medio ambiente”, señaló el jefe de Estado.

El mandatario dio estas declaraciones durante una ceremonia en la cual recibió el saludo de los jefes de misión del Cuerpo Diplomático acreditados en el Perú, acompañado por el canciller Héctor Béjar.

Castillo Terrones señaló que, en respeto a estos principios y a la carta de las Naciones Unidas, así como del derecho internacional, “condenamos los bloqueos, embargos y sanciones unilaterales que solo afectan a los pueblos”.

“Respaldamos el libre y autónomo derecho de cada pueblo a mantener libremente y sin obstáculos el intercambio comercial y cultural con el resto de la comunidad global y latinoamericana”, precisó.

El jefe de Estado aseguró que en el Ejecutivo, los diplomáticos de otros países encontrarán “siempre la mano extendida y abierta”.

“Es la mano del pueblo peruano que busca mantener relaciones pacíficas, constructivas y de interés recíproco con todas las naciones del mundo sin distinción alguna, sin calificaciones de ningún tipo”, señaló.

Pedro Castillo mencionó la importancia de la integración entre países para hacer frente a las realidades desnudadas por la pandemia del COVID-19 a nivel de salud, vida, educación, trabajo y negocios.

“Un gobierno del cambio ha llegado en este momento para gobernarnos con el pueblo y para el pueblo, lo que se expresará también en la política exterior y en un renovado esfuerzo por fortalecer nuestra agenda social a favor de todos los peruanos, acá y en el exterior”, concluyó.

El Comercio


Pedro Castillo y María del Carmen Alva, una reunión que no calmó los intentos de confrontación

El presidente Pedro Castillo se reunió ayer con la titular del Congreso, María del Carmen Alva. Lo que en principio fue una conversación protocolar para calmar las aguas en la relación del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo terminó en una jornada de desaires y gestos de confrontación.

Castillo fue al Palacio Legislativo a las 8.30 a. m. Caminó por el jirón Áncash, donde recibió las muestras de afecto y también de rechazo de los ciudadanos al paso. Al ingresar a la Plaza Bolívar fue recibido por los parlamentarios de su bancada Perú Libre y por el tercer vicepresidente del Congreso y legislador de Podemos Perú, Enrique Wong.

Según fuentes del Parlamento, estaba previsto que la conversación gire sobre temas generales: la pandemia, la situación económica y la fecha del voto de confianza.

Sin embargo, Castillo abordó un tema adicional. Le solicitó a Alva que la Comisión de Educación del Congreso sea dirigida por el partido oficialista Perú Libre.

El presidente estaba trasladando el malestar de sus parlamentarios, quienes el último martes se sintieron consternados con la decisión del Consejo Directivo de designar la dirección de esta comisión a Renovación Popular.

Perú Libre es una organización que cuenta con 15 congresistas que representan al magisterio. Incluso el propio jefe del Estado ha sido dirigente de este gremio y uno de los fundadores de la Fenateperú. Por ende, el requerimiento de Castillo tenía lógica.

La exprecandidata a la vicepresidencia con el partido de la lampa le respondió que iba a dar cuenta de ello en la sesión del Pleno del Congreso que comenzaría al terminar la conversación.

La reunión entre Castillo y Alva duró 45 minutos. Ambos salieron juntos por los Pasos Perdidos camino a la Plaza Bolívar. La congresista acciopopulista, para entonces, ya se mostraba incómoda y distante.

El mandatario buscó entablar un diálogo en los exteriores del Legislativo y se le acercó, pero ella se alejó haciendo un gesto cortante con sus manos.

Trascendió que la respuesta se debió a que Castillo le preguntó si iban a declarar a la prensa o no. Sin embargo, el gesto evidenció algo más. Sobre todo porque al final el mandatario terminó saludando solo para la foto oficial mientras Alva conversaba con un asesor y no le dirigía la mirada.

Luego vino un codazo protocolar de despedida. El primer acercamiento entre ambos había terminado de manera fría.

La respuesta del Congreso

Al iniciar la sesión en el hemiciclo, lo primero que hizo la titular del Parlamento fue revelar los detalles de la reunión la solicitud del presidente. Los fujimoristas protestaron. Una de sus congresistas, Martha Moyano, calificó este acto como intento de intromisión.

Alva solo apeló a dejar este tema en manos de las bancadas. Horas más tarde, la distribución de la presidencia de comisiones fue ratificada con 81 votos a favor y 33 en contra. Educación quedaba en manos de Renovación Popular. Mientras que la reconsideración de la votación, planteada por Perú Libre, fue rechazada con 77 votos en contra y 35 a favor. El pedido de Castillo había sido denegado.

En protesta, los congresistas del lápiz habían comenzado a reunir firmas para presentar una moción de censura contra la presidenta de la Mesa Directiva. Al cierre de esta nota, el documento no fue debatido. Lo que sí se sometió a discusión fue una serie de mociones contra el Gobierno.

Primero, el Pleno votó una moción formulada por la legisladora Patricia Chirinos, de Avanza País, para crear una comisión investigadora de los primeros días de gobierno de Castillo, por no haber despachado desde Palacio, sino desde una vivienda en Breña, donde no hay reporte de visitas. El pedido fue aprobado con 69 votos a favor, 37 en contra y 9 abstenciones.

La medida resultó contradictoria: en el portal de Transparencia del Congreso todavía no figuran todos los registros de las visitas a los integrantes de la Mesa Directiva. Alva respondió que todas sus actividades están transparentadas. Para la parlamentaria de PL Kelly Roxana Portalatino, no sería así. Por ello le envió un oficio solicitándole que se revelen a detalle los reportes de qué personas entraron a su despacho desde el inicio de la legislatura.

El Pleno, en tanto, continuó aprobando mociones. La segunda fue una para insistir con la tesis de fraude, a pedido de Renovación Popular, creando una comisión investigadora del proceso electoral de las elecciones generales de este año. Esta iniciativa recibió la venia de 46 legisladores, 50 en contra y 22 abstenciones. El reglamento del Congreso señala que basta con el respaldo del 35% de legisladores. Debido a eso, no influyó que la mayoría de legisladores se opongan.

Básicamente quienes insisten con esta teoría son los partidos del fujimorismo y la derecha conservadora. Tendrán 120 días para demostrar las irregularidades del proceso electoral y plantear soluciones a la legislación electoral, pese a que esto último le corresponde a la Comisión de Constitución.

Y tercero, antes de terminar la jornada, la oposición aprobó con 104 votos a favor reactivar la Comisión Especial para la elección de magistrados del Tribunal Constitucional (TC).

Minutos antes de las 8 de la noche, el vocero de Perú Libre, Waldemar Cerrón, había presentado una moción para reconsiderar la creación de una comisión que investigue los comicios de este año. La respuesta de Alva fue que el oficio se iba a discutir en el momento oportuno y levantó la sesión. Luego, convocó a Junta de Portavoces y abandonó el hemiciclo.

Quedan pendientes otras mociones. Mientras se realizaba el pleno del Congreso, la coalición de oposición, con el vocero de Fuerza Popular, Hernando Guerra García, a la cabeza, presentó una moción de interpelación contra el canciller Héctor Béjar (ver recuadro).

Los aliados también presentaron una para instalar una comisión multipartidaria que elija a los tres representantes del Congreso en el directorio del Banco Central de Reserva (BCRP).

Asimismo, interpusieron una más para declarar persona no grata en el país al expresidente Evo Morales, quien ha venido a nuestro territorio a reunirse con gremios sindicales.

Y, además, se mantiene en la agenda evaluar citar al premier Guido Bellido y al ministro del Interior, Juan Carrasco, para que respondan por sus respectivas designaciones.

A falta de dos semanas para que el primer ministro pida el voto de confianza, el Congreso no da tregua.

La República


VOLVER

Más notas sobre el tema