Víctor Maita, el ministro de Agricultura de 29 años que propone una segunda reforma agraria

1.486

Nació en el Cusco, tiene 29 años y lo primero que hizo tras jurar como ministro de Desarrollo Agrario y Riego fue reunirse con las organizaciones agrarias del país.

Víctor Raúl Maita Frisancho es, a decir de estas organizaciones, el primer campesino y representante de los gremios nacionales en asumir esta importante y estratégica cartera.

En esta nota, conozca un poco más sobre el nuevo ministro y lo que planea hacer para colocar a la agricultura familiar como una “agenda prioritaria nacional”, como ha prometido.

Orígenes y experiencia

Víctor Maita nació el 14 de mayo de 1992 en el del distrito de Accha, provincia de Paruro, departamento de Cusco.

Es bachiller en Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, donde también asumió roles como dirigente universitario.

Trabajó en el área legal de la organización Derechos Humanos Sin Fronteras (DHSF); pero su pase a la política se daría recién como dirigente sindical.

Entre el 2018 y 2020 fue asesor legal de la Federación Agraria Revolucionaria Túpac Amaru del Cusco (Fartac), organización en la que también se desempeñó como secretario.

En las últimas elecciones de abril de 2021, Maita postuló sin éxito como candidato al Parlamento Andino por el partido de izquierda Frente Amplio.

Un mes después, el 15 de mayo, la Confederación Nacional Agraria (CNA) lo elegió en su décimo congreso nacional como su nuevo presidente para el periodo 2021-2014.

Es desde este cargo que tuvo un acercamiento con Pedro Castillo quien, tras asumir como presidente, lo nombró responsable de la Comisión de Transferencia del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri).

Y, posteriormente, como titular del Midagri, cargo al que juró la noche del 29 de julio. “Por la seguridad alimentaria, sí, juro”, dijo entonces, convirtiéndose en el ministro más joven del gabinete.

Propuestas para el sector

Al día siguiente, 30 de julio, Maita se reunió con funcionarios de la institución y al cabo de este encuentro ofreció un discurso donde agradeció el apoyo de los gremios agrarios.

Además, dijo que la prioridad en su gestión estaría puesta en la Agricultura Familiar y en elaborar los lineamientos y bases que permitan sacar adelante una segunda reforma agraria.

“La pandemia ha permitido revalorar al hombre del campo, al campesino. Tras esta etapa, tenemos el desafío de colocar a la agricultura como una agenda prioritaria nacional”, señaló.

Tras este encuentro formal, la primera actividad oficial que el ministro agendó fue una reunión de trabajo para el día siguiente con gremios y organizaciones agrarias del país, en la sede de la CNA.

Desde el centro de trabajo de la CNA —ya no como presidente de esta organización, sino como ministro— Maita reiteró su agradecimiento y reafirmó su compromiso con el sector.

Seguidamente, anunció que la segunda reforma agraria involucrará como acciones prioritarias una mayor capacitación y asistencia técnica a los productores de la agricultura familiar, así como la industrialización del agro.

Por ello, añadió, entre sus primeras medidas estarán el fortalecimiento del Servicio Civil del Sector Agrario (Secigra) para las capacitaciones, y la instalación de un Consejo Multisectorial del Midagri.

A este Consejo serán convocadas diversas personalidades del campo y líderes de los gremios y organizaciones del agro, a fin de apoyar y asistir al ministerio en la implementación de sus medidas, dijo.

Si hay que resumir en pocas palabras lo que implicará la segunda reforma agraria, Maita sabe decirlo: movilizar, organizar y capacitar al agro, además de industrializarlo. “Esto no se ha hecho”, dijo.

“Por eso, retomaremos estos pendientes de la reforma agraria y con el apoyo de los gremios, haremos realidad esta segunda reforma agraria”, puntualizó el titular del Midagri.

Servindi

Más notas sobre el tema