Gobierno y oposición acuerdan postergar un año más las elecciones presidenciales

854

Haití alargará un año más la transición tras el asesinato de Moise

Las principales fuerzas políticas de Haití acordaron este sábado darse un año más de plazo para redactar una nueva Constitución y para organizar las elecciones de las que saldrá el sucesor del presidente Jovenel Moise, asesinado el pasado 7 de julio.

El acuerdo fue firmado por el primer ministro, Ariel Henry, y los principales partidos de la oposición y prevé la celebración de elecciones a más tardar a finales de 2022 y la asunción de las nuevas autoridades a comienzos de 2023, un año después del plazo anteriormente previsto.

En este periodo transitorio, el poder lo ejercerá un Gobierno de unidad encabezado por Henry, que será “esencialmente no partidista” y cuyos miembros serán nombrados en un plazo de ocho días.

“Un acuerdo ambicioso”
En una ceremonia en su residencia oficial, el primer ministro, Ariel Henry, describió el acuerdo como “ambicioso y prometedor” y aseguró que supone una “ruptura” con el pasado.

“Estoy seguro de que este acuerdo permitirá conducir, en armonía y buen entendimiento, los asuntos del Estado durante el periodo provisional, que deseo que sea lo más corto posible”, dijo Henry ante los firmantes.

El objetivo común, subrayó Henry, es “un regreso al funcionamiento normal” de las instituciones democráticas “con nuevas bases, en un ambiente seguro y estable”.

El llamado “Acuerdo político para una gobernanza pacífica y eficaz del período interino” fue firmado, entre otros, por el izquierdista Sector Democrático y Popular (SDP), uno de los principales impulsores de las constantes protestas que desestabilizaron el Gobierno del presidente Moise.

También se han adherido los partidos socialdemócratas Fusion, Inite, Entente Nacional y la Dirección Política de la Oposición Democrática (Dirpod), entre otros, y el acuerdo continuará ‘abierto’ para que se puedan sumar otras organizaciones políticas y de la sociedad civil.

Una nueva constitución
Uno de los puntos más importantes del acuerdo contempla la creación de una asamblea nacional constituyente, que estará formada por 33 miembros, nombrados por diversas instituciones y organismos de la sociedad civil.

La asamblea tendrá un plazo de tres meses para preparar el proyecto de carta magna, que será sometido a la ratificación del pueblo haitiano.

Pero en su labor no partirá de cero y tendrá en cuenta los trabajos del comité de expertos nombrado por Moise antes de su muerte y que ya había preparado un anteproyecto de nueva Constitución.

Solo una vez que entre en vigor la nueva Constitución se organizarán las elecciones, que tras el magnicidio fueron aplazadas de septiembre al 7 de noviembre y ahora, según las nuevas previsiones, tendrán lugar a finales de 2022.

Las exigencias de la oposición
La principal función del Gobierno será la creación de las condiciones necesarias para la celebración de las elecciones, lo que implica, por una parte, la recuperación de la región sur del país, devastada por el potente terremoto del pasado 14 agosto.

Los firmantes también se han comprometido a reforzar el combate a las bandas armadas que controlan varias barriadas de Puerto Príncipe, sembrando el terror a diario con secuestros y asesinatos.

La oposición ha obligado también a incluir cláusulas en el acuerdo que obligan al Gobierno a impulsar la investigación de varias masacres ocurridas en barriadas populares en los últimos dos años, atribuidas a bandas armadas afines al Gobierno.

También, el acuerdo prevé la investigación de casos de corrupción, en especial del caso del robo de fondos del programa de ayuda venezolano Petrocaribe, así como la “liberación de presos políticos”, en palabras de André Michel, líder del izquierdista SDP.

Michel dijo que para su organización, nacida de la contestación popular, ha sido “doloroso” tomar la decisión de firmar el acuerdo, pero aseguró que han “comprendido que es tiempo de construir este país”.

Diario Libre


Assassinat de Jovenel Moïse : L’Office de la protection du citoyen exige la démission du Premier ministre

Moins de vingt-quatre heures après l’invitation du parquet de Port-au-Prince au Premier ministre Ariel Henry dans le cadre de l’enquête sur l’assassinat du président Jovenel Moïse, l’Office de la protection du citoyen (OPC) exige la démission du Dr Ariel Henry. L’OPC se dit sidéré par les informations selon lesquelles M. Henry avait eu à deux reprises des conversations téléphoniques avec Joseph Féliz Badio, l’un des auteurs intellectuels présumés dans le meurtre du chef de l’Etat.

« L’Office de la Protection du Citoyen (OPC), institution nationale indépendante de promotion et de protection des droits humains, a appris avec indignation, que conformément à une demande officielle à la compagnie Digicel par le parquet de Port au Prince, ladite compagnie a confirmé des relevés téléphoniques entre le Premier ministre Ariel HENRY et Joseph Félix BADIO, l’un des présumés assassins du Président Jovenel MOISE », lit-on dans le communiqué de l’OPC.

Selon des informations confirmées par la Digicel et relayées par la presse, a ajouté l’OPC, « peu après l’assassinat du président Jovenel MOISE, soit le 7 juillet 2021, Ariel HENRY et Joseph Félix BADIO ont eu un entretien téléphonique de trois (3) minutes aux environs de 4h 03 du matin. Selon les données du GPS, Ariel HENRY était localisé à Montana et Badio à Pèlerin, sur les lieux du crime. 17 minutes après, soit à 4h 20, les deux hommes se sont entretenus durant 4 minutes. »

L’OPC se dit révolté et sidéré « après la confirmation d’une telle donnée et réclame la démission du Premier Ministre Ariel HENRY. »

« Au nom du droit à la vérité et dans la perspective de la poursuite de l’enquête en cours sur l’assassinat du président Jovenel Moise, Monsieur Ariel HENRY doit incessamment démissionner et se mettre à la disposition de la justice », exige Me Renan Hédouville, protecteur du citoyen.

« L’OPC demande à la communauté internationale particulièrement l’Organisation des États Américains (OEA), le Core Group, les pays dits amis d’Haïti, la Représentante spéciale du secrétaire général des Nations Unies en Haïti d’éviter d’appuyer ou de supporter le Premier ministre, Ariel HENRY, qui désormais devient l’un des suspects dans l’assassinat du Président Jovenel MOISE », a appelé l’OPC.

Au moment de la publication de ce communiqué de l’OPC ce samedi 11 septembre, le Premier ministre Ariel Henry se trouvait en sa résidence officielle pour la signature d’un accord politique avec la plus part des partis politiques de l’opposition.

Faisant référence à l’enquête sur l’assassinat du président, Ariel Henry a déclaré : « Soyez assurés qu’aucune distraction, aucune convocation ou invitation, aucune manœuvre, aucune menace, aucun combat d’arrière-garde, ne me détournera de ma mission. Au fait je veux dire à ceux ne l’ont pas encore compris, les manœuvres de diversion pour semer la confusion et empêcher à la justice de faire sereinement son travail, ne passeront pas. Les vrais coupables, les auteurs intellectuels et les commanditaires de l’assassinat odieux du président Jovenel Moïse seront trouvés, traduits en justice et punis pour leur forfait. A bon entendeur, salut.

Le Nouvelliste


VOLVER

Más notas sobre el tema