Confirman más de dos mil fallecidos por el terremoto y empezaron las audiencias por el magnicidio de Moïse

1.062

Gobierno de Haití cierra balance del terremoto con 2.248 víctimas mortales

El Gobierno de Haití confirmó este lunes que la cifra de fallecidos por el terremoto aumentó a 2.248 personas, principalmente en los departamentos Sur, Nippes y Grand Anse, casi tres semanas después del movimiento telúrico de magnitud 7,2.

«El terremoto del 14 de agosto causó la muerte de 2.248 personas, mientras que 12.763 resultaron heridas y otras 329 se dieron por desaparecidas en los tres departamentos más afectados», confirmó el balance de la Dirección de Protección Civil en un informe.

Otras dos personas murieron en Bassin Bleu, en el departamento Noreste, aunque las autoridades no explicaron su relación con el temblor.

El extenso balance precisó que el sismo se originó cerca de la falla activa conocida como Presqu’Ile du Sud, con hipocentro a unos 20 kilómetros de profundidad.

La magnitud se estimó en un 40 por ciento superior al ocurrido en 2010, que dejó más de 200.000 muertes.

Desde el 14 de agosto los servicios sismológicos registraron más de 900 réplicas, de las cuales 400 fueron de una magnitud superior a 3,0, haciéndolas perceptibles y potencialmente dañinas para las edificaciones que quedaron en pie.

«El derrumbe de los edificios urbanos, en su mayoría de bloques de hormigón, causó más pérdidas de vidas que en el caso de las viviendas rurales de madera y materiales ligeros», indica el documento.

En total, 53.815 casas se destruyeron y 83.770 sufrieron daños leves o graves, lo que afectó de manera directa a más de 690.000 personas, el 40 % de la población de la región.

Al menos 25.000 personas continúan desplazadas por el sismo en la península sur del país, mientras las autoridades anunciaron el fin de las labores de búsqueda para iniciar la etapa de recuperación.

El País


Arrancaron las audiencias por magnicidio de Moise en Haití

Ante los estrados del juez Gary Orelien comenzaron este fin de semana las audiencias por el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moise, en el que están implicados, hasta ahora, 18 exmilitares colombianos.

Orelien asumió el caso luego de que el anterior togado dimitiera al espinoso expediente que ha tenido en problemas a la justicia de Puerto Príncipe por el temor de los operadores judiciales a las represalias que pudiese haber por un fallo en uno u otro sentido.

La sesión arrancó con una declaración a puerta cerrada de los encargados de seguridad del inmolado presidente, de la que no han trascendido detalles.

Entre tanto, a través de cartas los mercenarios colombianos han denunciado a sus familiares que han padecido torturas y dicen que temen por su vida, por lo que esperan poder ser repatriados o extraditados a los Estados Unidos.

“He sido torturado y los muchachos también. Nos han arrancado las uñas, quemado con ácido, puñaladas, golpes y demás. No quisiera contarles esto, pero es la realidad. Tienen que denunciar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y presionar al Gobierno colombiano para nuestra repatriación”, se lee en una de las misivas dadas a conocer a través de distintos medios de comunicación.

“Solo recibimos una comida al día y dormimos entre excremento humano, ratas y cucarachas”, dice otra de las cartas.

Una más de las misivas advierte que cuando fueron trasladados a una cárcel estuvieron 26 días amarrados por parejas o en solitario y, en esas condiciones debían ir al baño cuando los guardianes quisieran, así como comer y bañarse.

“A los demás compañeros los machetearon, los quemaron, los apuñalaron, pero gracias a Dios no fueron graves”, se lee en otra carta.

El Heraldo


Influyente plataforma opositora de Haití podría aliarse con Gobierno

El portavoz del Sector Democrático y Popular (SDP), André Michel, anunció hoy que mantiene conversaciones con el primer ministro Ariel Henry en torno al acuerdo nacional.

Michel, un ferviente crítico del expresidente Jovenel Moïse aseguró que las discusiones están ‘muy avanzadas’, y recibieron el borrador del acuerdo, en alusión al documento presentado recientemente por el Gobierno a más de 200 organizaciones sociopolíticas del país en aras de alcanzar un consenso.

‘Nuestros fundamentos están ahí. Estamos en consulta a nivel del SDP para la decisión final. SDP es transparencia’, aseguró el abogado en redes sociales.

El anuncio es un viraje de 180 grados con respecto a las declaraciones del pasado mes, cuando Michel aseveró que Henry no contaba con las disposiciones legales y constitucionales para establecer un gobierno, y criticaba el espaldarazo de la comunidad internacional.

La nueva postura de la plataforma que en 2019 impulsó las masivas movilizaciones antigubernamentales y llamaba ilegítimo y autoritario a Moïse, podría resultar un duro revés para el acuerdo formulado por la sociedad civil, al cual se adhirieron otras 200 organizaciones sociopolíticas, entre ellas el reconocido partido Fanmi Lavalas, fundado por el expresidente Jean Bertrand Aristide.

Bajo el Acuerdo del 30 de agosto, organizaciones sociales proponen una administración transitoria de dos años, que tiene en cuenta demandas como la celebración de juicios a malversadores del tesoro y la reestructuración de las instituciones estatales.

Por su parte, el Gobierno impulsa un consenso que permita la celebración de elecciones en un plazo ‘razonable’, e incluso podría convocar al plebiscito para modificar la Constitución, uno de los grandes proyectos del gobernante asesinado.

A casi dos meses del magnicidio, y sin un acuerdo concreto, crece la amenaza de un recrudecimiento de la crisis política, en medio de la tensa situación humanitaria que dejó el terremoto del 14 de agosto, con más de 650 mil personas precisando asistencia urgente.

Prensa Latina


VOLVER

Más notas sobre el tema