México | La Corte Suprema despenaliza el aborto en todo el país

1.163

Corte declara inconstitucional la penalización del aborto en México

En votación unánime, con 10 votos, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la penalización del aborto, por lo que el criterio es ahora obligatorio para todos los jueces del país.

 

El Pleno de la SCJN reinició este martes la discusión sobre la penalización del aborto en Coahuila en la que ya ocho ministros se habían pronunciado ayer por declarar inconstitucionales este tipo de medidas.

Este martes tocaba el turno de tres de los 11 ministros para emitir sus pronunciamientos sobre la propuesta de Luis María Aguilar Morales de declarar inconstitucional el artículo 196 del Código Penal de Coahuila, que establece hasta tres años de cárcel a quienes abortan de manera voluntaria.

Sin embargo, el ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo no estuvo presente por “causas de fuerza mayor”, según explicó el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar.

La ministra Ana Margarita Ríos Farjat destacó en su intervención que la Constitución federal no prohíbe el aborto y que su castigo se traduce en una sanción al ejercicio de derechos como el de la dignidad humana, la autonomía, el libre desarrollo de la personalidad, la igualdad jurídica, la salud y la libertad reproductiva.

“A la luz de la Constitución, que no prohíbe el aborto, ¿puede el Estado castigarlo? Al castigarlo sanciona una conducta enraizada en una serie de derechos que posee la mujer y las personas con capacidad de gestar, y que participan de la decisión de abortar, como el derecho a la dignidad humana, a la autonomía, al libre desarrollo de la personalidad, a la igualdad jurídica, a la salud y a la libertad reproductiva. Es decir, sancionar la interrupción voluntaria del embarazo implica un límite a todos estos derechos humanos”, señaló.

“Se criminaliza a la persona gestante, sin encontrarse definido constitucionalmente si la vida se tutela invariablemente desde la concepción y cuál es el tratamiento del embrión en el mundo jurídico”, agregó.

Por ello, votó a favor de la propuesta del ministro Aguilar Morales, a quien exhortó a profundizar más sobre la ponderación del derecho a decidir y el derecho a la vida.

En votación unánime, con 10 votos, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la penalización del aborto, por lo que el criterio es ahora obligatorio para todos los jueces del país.

El Pleno de la SCJN reinició este martes la discusión sobre la penalización del aborto en Coahuila en la que ya ocho ministros se habían pronunciado ayer por declarar inconstitucionales este tipo de medidas.

Este martes tocaba el turno de tres de los 11 ministros para emitir sus pronunciamientos sobre la propuesta de Luis María Aguilar Morales de declarar inconstitucional el artículo 196 del Código Penal de Coahuila, que establece hasta tres años de cárcel a quienes abortan de manera voluntaria.

Sin embargo, el ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo no estuvo presente por “causas de fuerza mayor”, según explicó el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar.

La ministra Ana Margarita Ríos Farjat destacó en su intervención que la Constitución federal no prohíbe el aborto y que su castigo se traduce en una sanción al ejercicio de derechos como el de la dignidad humana, la autonomía, el libre desarrollo de la personalidad, la igualdad jurídica, la salud y la libertad reproductiva.

“A la luz de la Constitución, que no prohíbe el aborto, ¿puede el Estado castigarlo? Al castigarlo sanciona una conducta enraizada en una serie de derechos que posee la mujer y las personas con capacidad de gestar, y que participan de la decisión de abortar, como el derecho a la dignidad humana, a la autonomía, al libre desarrollo de la personalidad, a la igualdad jurídica, a la salud y a la libertad reproductiva. Es decir, sancionar la interrupción voluntaria del embarazo implica un límite a todos estos derechos humanos”, señaló.

“Se criminaliza a la persona gestante, sin encontrarse definido constitucionalmente si la vida se tutela invariablemente desde la concepción y cuál es el tratamiento del embrión en el mundo jurídico”, agregó.

Por ello, votó a favor de la propuesta del ministro Aguilar Morales, a quien exhortó a profundizar más sobre la ponderación del derecho a decidir y el derecho a la vida.

Ocho ministros de la Corte se pronuncian por declarar inconstitucional criminalización del aborto

El ministro Luis María Aguilar Morales, quien realizó el proyecto, destacó la voluntad y disposición de sus compañeros de la Corte por construir la propuesta, “con un discurso de derechos humanos y por encima de la diferencia de opiniones y criterios”.

“Hoy se destierra la amenaza de prisión que pesaba sobre las personas que deciden interrumpir voluntariamente su embarazo”, enfatizó.

“Dimos muestra de que juntos podemos sumar en favor de los derechos humanos de las mexicanas y de los mexicanos. Por eso, a partir de esta decisión, nuestro país, en este Tribunal Constitucional, elevan el rango de la protección de los derechos humanos a una de sus mayores extensiones”, declaró Aguilar Morales.

Arturo Zaldívar expresó que “hoy es un día histórico para los derechos de todas las mujeres mexicanas y las personas gestantes”.

“A partir de hoy es un parteaguas en la historia de los derechos de todas las mujeres, sobre todo de las más vulnerables. Con este criterio unánime del Tribunal Constitucional no solo se invalidan las normas que fueron objeto de discusión, sino se establece un criterio obligatorio para todos los jueces y juezas del país.

“A partir de ahora no se podrá, sin violar el criterio de la Corte y la Constitución, procesar a mujer alguna que aborte en los supuestos que ha considerado válido este Tribunal Constitucional.

“A partir de ahora se inicia una nueva ruta de libertad, de claridad, de dignidad y de respeto a todas las personas gestantes, pero sobre todo a las mujeres. El día de hoy es un paso más en la lucha histórica por su igualdad, por su dignidad y por el pleno ejercicio de sus derechos.

“Este Tribunal constitucional demuestra una vez más, con los hechos y con sus sentencias, que su único compromiso es con la Constitución y con los derechos humanos”, expresó Arturo Zaldívar.

Ocho ministros de la SCJN se pronunciaron por anular la criminalización del aborto en Coahuila

Este lunes, ocho ministros de la SCJN se pronunciaron por anular la criminalización del aborto en Coahuila, establecida aun para casos de violación. El análisis del asunto continuó hoy con el pronunciamiento de tres ministros más.

Con los ocho votos anunciados este lunes era suficiente para declarar inconstitucional el artículo 196 del Código Penal de Coahuila, que establece penas de hasta tres años de cárcel a las mujeres que se practican abortos de manera voluntaria.

La Corte emitió esta declaración al resolver la acción de inconstitucionalidad presentada por la extinta Procuraduría General de la República (PGR hoy FGR) contra el Código Penal de Coahuila, por lo que la resolución dictada por los ministros tiene como efecto la eliminación del artículo 196 que prevé hasta tres años de cárcel a las mujeres que se practican abortos de manera intencional.

El proyecto fue realizado por el ministro Luis María Aguilar Morales quien lo presentó ante el Pleno este lunes y al inicio de su exposición aclaró que su propuesta no trata de defender el derecho al aborto sino el derecho de la mujere a decidir libremente sobre su vida.

“No tiene cabida dentro de la doctrina jurisprudencial de este Tribunal Constitucional, un escenario en el cual la mujer no pueda plantearse el dilema de continuar o interrumpir su embarazo por un corto periodo de tiempo al inicio de la gestación, pues ello equivaldría a asumir que su dignidad y autonomía personal pueden modularse y restringirse en función de supuestos basados en un constructo social que, antes que mujeres independientes, las configura como instrumentos de procreación”, señala el proyecto avalado por la Corte.

“No tiene cabida, para anular el derecho a decidir, una postura de corte paternalista que apoye la idea de que las mujeres necesitan ser “protegidas” de tomar ciertas decisiones sobre su plan de vida, salud sexual y reproductiva, pues ese acercamiento conlleva una desconsideración de la mujer como un ser racional, individual y autónomo, plenamente consciente de las decisiones que –conforme a su proyecto de vida– son las que considera más convenientes”.

El Universal


‘Nadie se embaraza pensando en abortar; hoy se pone fin a la amenaza de prisión’

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso fin a la “amenaza de prisión” que pesaba sobre las mujeres o personas gestantes que de manera libre deciden interrumpir el embarazo.

Con el fallo votado por la unanimidad de los ministros y que deberá ser respetado por todos los jueces y autoridades del país, el máximo tribunal constitucional de México acreditó que su único compromiso es con los derechos humanos de los individuos, sostuvo Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, ministro presidente de la Corte al calificar de histórica la decisión de despenalizar el aborto.

“A partir de hoy es un parteaguas en la historia de los derechos de todas las mujeres, sobre todo de las más vulnerables. Con este criterio unánime del tribunal constitucional no solo se invalidan las normas que fueron objeto de discusión sino se establece un criterio obligatorio para todas las jueces y juezas del país; a partir de ahora no se podrá – sin violar el criterio de la Corte y de la constitución – procesar a mujer alguna que aborte en los supuestos que ha considerado válido este tribunal constitucional. Se inicia una nueva ruta de libertad de claridad, dignidad y de respeto a todas las personas gestantes y pero sobre todo a las mujeres. Es un paso más en la lucha histórica por su igualdad, por su dignidad y por el pleno ejercicio de sus derechos”.

En el mismo sentido se expresó el ministro ponente, Luis María Aguilar Morales poco antes de dar por concluida la sesión de este martes y considerar que la sentencia construida entre sus diez compañeros presentes en el pleno representa “un paso histórico en la protección de los derechos y libertades de las mujeres y personas con capacidad de gestar en México”, al repercutir directamente en sus vidas.

“Nunca más una mujer ni una persona con capacidad de gestar deberá ser juzgada penalmente. Hoy se destierra la amenaza de prisión y el estigma que pesa sobre las personas que deciden libremente interrumpir su embarazo. Celebro la voluntad y la disposición de mis compañeras y compañeros de construir esta propuesta, pues a partir de la deliberación colectiva con un discurso de derechos humanos y por encima de la diferencia de opiniones y criterios, dimos muestra de que juntos podemos sumar en favor de los derechos humanos de las mexicanas y de los mexicanos. A partir de esta decisión, creo que nuestro país y este tribunal constitucional elevan el rango de la protección de los derechos humanos a una de sus mayores expresiones” enfatizó Aguilar Morales.

Nadie se embaraza pensando en abortar
Poco antes, la ministra Margarita Ríos Farjat y el ministro Fernando Franco González Salas expresaron su respaldo a la propuesta de Aguilar Morales de declarar inconstitucional el artículo 196 del Código Penal de Coahuila que preveía una pena de uno a tres años de cárcel a la mujer que resolviera abortar voluntariamente y a quien le ayudara a concretar esa decisión.

En su argumentación, la ministra manifestó su respeto a las “apreciaciones intangibles, subjetivas y en ocasiones espirituales” respecto a la idea de la vida y la protección de la vida.

Sin embargo, remarcó que los tribunales constitucionales y la rama jurídica no basan sus decisiones en “creencias personales” sino en principios universales y precedentes de los derechos humanos.

Por lo que sancionar a una mujer penalmente por interrumpir su embarazo de manera libre es una intrusión que vulnera sus derechos y libertades como persona; además de que la mujer que decide abortar lo hará “con la anuencia del estado o sin ella”.

Más aún – abundó la ministra – en un tema de salud pública, abundan los sofismas de que las buenas mujeres son aquellas que llevan a término el embarazo y dan en adopción al bebé y si no hacen eso, la única opción es meterlas a prisión.

“Lo reduce a que es culpa de la ignorancia y viene entonces una paradoja: como es culpa de la ignorancia la mujer tiene que ser sancionada con prisión; si no es por ignorancia es por mala o por egoísta porque las buenas mujeres culminan la gestación y entregan en adopción al bebé. Otra simplificación: como es moralmente mala, amerita prisión. Si no es por ignorante o por mala, entonces es por irresponsable o porque como se dice ‘no se cuidó’, pues por más desesperación o desolación que sienta, debería resistir. No resistió, entonces es promiscua e irresponsable, prisión. No creo en estos reduccionismos, estoy en contra de estigmatizar a quienes toman esta decisión” destacó la juzgadora.

Ríos Farjat hizo hincapié en que “nadie se embaraza en ejercicio de su autonomía para después abortar” y muestra de ello son las cifras de abortos clandestinos en México ya que se calcula que se realizan entre 750 mil y 1 millón de abortos al año, siendo que una tercera parte de ellos tiene complicaciones que ameritan atención médica y van en aumento si se trata de mujeres en pobreza y residencia rural.

Reprochó que además del estigma social, se deje su suerte a la mujer, sin proporcionarle los servicios médicos que la circunstancia amerita y peor aún, “en nombre de la vida, se le encarcela”.

Por su parte, el ministro Fernando González Salas también votó a favor del proyecto de Aguilar Morales y se pronunció por proporcionar toda la información médica e implicaciones de un aborto a las mujeres y personas gestantes a fin de que de manera libre puedan tomar una decisión.

El único ministro ausente en la decisión histórica de este martes fue Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien “por causas de fuerza mayor” no pudo estar presente en la sesión en la que se declaró inconstitucional criminalizar el aborto de manera absoluta y se reconoció el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir, sin enfrentar consecuencias penales.

Cabe destacar que la Corte declaró la invalidez del artículo 196 del Código Penal de Coahuila que establecía una pena de cárcel a la mujer que voluntariamente practicara su aborto o a quien la hiciere abortar.

Sin embargo, al tratarse de una impugnación por la vía de una acción de inconstitucionalidad, la resolución tendrá efectos generales al haber superado la mayoría de los 8 votos.

Es decir que de aquí en adelante, al resolver futuros casos los jueces deberán declarar inconstitucionales las leyes que criminalicen el aborto de manera absoluta.

Excelsior


“Tenemos años de lucha para descriminalizar el aborto”: Las Libres

Tras 11 años, la lucha para la organización civil de Guanajuato Las Libres y grupos feministas terminó, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación despenalizara el aborto como delito para las mujeres, así lo informó la presidenta Verónica Cruz.

Esto considerando que es la primera vez que la máxima instancia en materia de justicia realiza un debate de esta naturaleza, tomando en cuenta la narrativa que han realizado los grupos feministas del país.

La activista dijo que se celebra porque nunca había ocurrido en México, pero sobre todo porque eso significa que el aborto dejará de ser un delito para las mujeres.

“Las Libres somos una de las organizaciones que tenemos años luchando por descriminalizar, por despenalizar el aborto porque el aborto es un derecho de las mujeres, ha existido siempre, no va a dejar de existir, entonces, más vale que deje de ser un delito”, comentó.

Destacó que en consecuencia toca seguir trabajando para que sea un servicio legal, gratuito y público en materia de salud, pues aunque ya está instalado en algunas ciudades del país, en Guanajuato todavía no, para que el imaginario social cambie hacia las mujeres que abortan y hacia los médicos que lo practican.

Explicó que esto implicaría que las mujeres puedan seguir accediendo a abortos seguros en casa o en hospitales públicos sin la amenaza de la posibilidad de ser perseguida por las autoridades, y por ende, castigadas y criminalizadas.

En cuanto a Guanajuato, aseguró que desde el 2010 cuando dieron a conocer los casos de varias mujeres que estaban en prisión por abortar, que fue un tema de índole internacional, no hay gente que esté pagando por este delito con su libertad, pues se han encargado de monitorear de una manera muy detallada para que esto ya no ocurra.

“En Guanajuato desde el año 2010 que hubo ese caso escandaloso, que por cierto, fue el inicio de consenso social de que nadie quiere a las mujeres en la cárcel por aborto, nada, desde 2010 para acá por aborto lo tenemos muy monitoreado, no existen más mujeres en prisión por delito de aborto ni delitos relacionados con el aborto”, agregó.

En cuanto a los legisladores, conservadores y católicos que no están a favor de este tema, comentó que se trata de ideologías que no son los derechos y que quien gobierne cualquier ámbito de la vida pública lo debe hacer para la mayoría y de manera progresiva sin que intervengan sus creencias.

Milenio

VOLVER

Más notas sobre el tema