Por primera vez radican cargos por el delito de feminicidio en Puerto Rico

674

La Fiscalía de Fajardo radicó el primer caso por el delito de feminicidio y violaciones a la Ley de Armas contra Luis Antonio Rivera Matos, de 59 años, sospechoso de asesinar a Damaris Ortiz Rosario anoche en su residencia en la urbanización Estancias del Sol.

La juez, Geisha Marrero Martínez, determinó causa para arresto por todos los cargos radicados y le impuso una fianza de un millón de dólares, que Rivera Matos no pudo prestar, por lo que será ingresado a prisión.

En horas de la tarde, el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, confirmó que este sería el primer caso en radicarse por el delito de feminicidio.

“Bajo la enmienda de la ley este es el primer caso que cae para radicarlo bajo feminicidios”, dijo Emanuelli y recordó que se tienen que dar una serie de condiciones para que un crimen contra una mujer pueda ser catalogado como feminicidio.

“Esto es otro aviso más de que estamos luchando contra los abusadores de la mujer puertorriqueña”, dijo Emanuelli, en un aparte con la prensa durante una actividad sobre transparencia celebrada hoy en el Capitolio.

La semana pasada, el gobernador Pedro Pierluisi firmó una nueva ley que enmendó el Código Penal de Puerto Rico para reconocer y establecer los feminicidios y los transfeminicidios como conductas que constituyen un delito de asesinato en primer grado y que estableció la creacion de un nuevo protocolo para investigar estos casos.

Sin embargo, el comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López Figueroa, expresó hace dos días a EL VOCERO, que los protocolos vigentes para las investigaciones de asesinatos cumplían con los requisitos de las enmiendas a las Secciones (2) y (3) de la Ley 157-2020, que dispone desarrollar un protocolo de investigación, y la recopilación de estadísticas en los casos de femicidios y transfeminicidio.

Según la enmienda firmada por Pierluisi, constituye un feminicidio “todo asesinato en la cual la víctima es una mujer y al cometerse el delito concurre alguna de las siguientes circunstancias”:

-Que el acusado haya intentado establecer o restablecer una relación de pareja o de intimidad con la víctima;

-Que mantenga o haya mantenido con la víctima relaciones familiares, conyugales, de convivencia, de intimidad o de noviazgo;

-Que sea el resultado de la reiterada violencia en contra de la víctima;

-Que existan antecedentes penales de cualquier tipo de violencia doméstica o por acecho en contra de la víctima.

Rivera Matos, de 58 años, será así el primer imputado bajo el nuevo inciso por el feminicidio de su compañera.

Cuando los agentes llegaron a la casa que ubica en la calle Esmeralda, Rivera Matos se encontraba en la acera con una pistola Taurus calibre 9mm. en sus manos, aparentemente catatónico.

El hombre, según los hallazgos de la investigación, estaba separado de Damaris. Llegó a la casa anoche y después de una breve discusión le disparó frente a su hijo y su suegra.

El agente Arnold Cerón al verlo frente a la casa, le ordenó que soltara el arma y el hombre, que tiene licencia de portación para su pistola desde el pasado 21 de abril, no respondió.

Cerón le disparó con una pistola electrónica taser, y una vez inmovilizado por la corriente fue arrestado y llevado a un hospital para la remoción de los dardos.

El feminicidio de Damaris, es el noveno que ocurre desde que comenzó el año, un aumento de 5 muertes de mujeres en casos de violencia doméstica comprado con el 2020.

Sobre si prevé que se sigan radicando casos bajo la figura del feminicidio a la luz del patrón de violencia machista que vive el País, el secretario de Justicia respondió: “Se van a radicar. Quisiera no tener que radicar más ninguno y que este país aprendiera que todos los humanos tienen que ser respetados, pero sí se van a radicar”.

En lo transcurrido del 2021 la Policía tiene en sus estadísticas 388 muertes violentas, un aumento de 56 comparado con el 2020. Según los datos, este año 21 mujeres han sido asesinadas.

Vocero

VOLVER

 

Más notas sobre el tema