Represión a caravanas: Médicos sin Fronteras denuncia que migrantes en México están en “vulnerabilidad extrema”

825

MSF: Migrantes en México están en “vulnerabilidad extrema”

Decenas de miles de migrantes están en situación de “vulnerabilidad extrema”, hacinados y sin servicios médicos en dos localidades del sur y norte de México, alertó este lunes la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

Un comunicado de la ONG advierte que el deterioro de la situación de los migrantes es resultado de las continuas deportaciones desde Estados Unidos y del “fracaso” de las políticas de asilo de México.

MSF ubica dos grandes concentraciones, en Tapachula, cerca de la frontera con Guatemala y paso obligado de migrantes, y en Reynosa, fronteriza con Estados Unidos.

La organización denuncia “las condiciones de hacinamiento y falta de acceso a servicios médicos y sociales que sufren estas comunidades tanto en el norte como en el sur del país”, señala el comunicado.

En Tapachula, donde según autoridades habría unos 40 mil migrantes, MSF ha desplegado un equipo de emergencia para “proporcionar asistencia médica, psicológica y de trabajo social”.

“Estas personas se encuentran con pocas alternativas de albergue, hacinadas o en situación de calle con condiciones sanitarias precarias y riesgo de contagio por la COVID-19”, afirmó Christoph Jankhöfer, coordinador del proyecto de migrantes de MSF en México.

En Reynosa, MSF señala hay unas dos mil personas, sobre todo centroamericanos, que viven en carpas a unos 200 metros de la frontera, expuestas a altas temperaturas, sin acceso adecuado a servicios básicos y en grave riesgo de seguridad.

Distintas organizaciones han advertido sobre el deterioro de la situación de los migrantes en México luego que en la última semana, la Guardia Nacional y policías detuvieran el paso de cuatro caravanas que salieron desde Tapachula buscando llegar a Estados Unidos.

Activistas y agencias de Naciones Unidas que los acompañan denunciaron el uso excesivo de la fuerza por parte de elementos de seguridad mexicanos. El Instituto Nacional de Migración suspendió a dos agentes la semana pasada por haber golpeado a un migrante.

Informador


AMLO enviará el jueves una carta a Biden para evitar las caravanas

Por Roberto Garduño y Fabiola Martínez

Este jueves, el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, recibirá una carta del presidente Andrés Manuel López Obrador, mediante la cual propone una nueva política y estrategia para enfrentar y resolver los problemas vinculados a la migración de miles de personas que buscan llegar a Estados Unidos.

En su conferencia matutina, el mandatario mexicano anunció la reunión que encabezarán la vicepresidenta de aquel país, Kamala Harris, y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. “Va a haber un encuentro en Washington que le llaman de alto nivel, el jueves. Van a estar el secretario de Relaciones Exteriores, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, y va un subsecretario de Hacienda a este encuentro”. Antes de la sesión, la delegación mexicana entregará la misiva a Biden.

La semana pasada, el jefe del Ejecutivo adelantó que propondría en su carta la puesta en marcha de los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro, en Guatemala, El Salvador y Honduras, con el propósito de generar, en seis meses, 330 mil empleos directos entre las familias de esas naciones.

De esa manera, expuso, se mitigaría la necesidad de migrar y se arraigaría a las personas en sus lugares de origen. Esas acciones serían financiadas por la administración de Biden, acorde con la propuesta mexicana.

También, según esta idea, Was-hington otorgaría visas temporales –por seis meses– a las personas que hubieren demostrado un buen desempeño en los referidos programas, para que laboren en territorio estadunidense.

López Obrador adujo que las relaciones con Estados Unidos son buenas, y de ahí también se desprende el funcionamiento del T-MEC.

“Es muy poca la promoción que se tiene que hacer, ya se podría decir que el trabajo está hecho. Que sí es trabajo el hecho de mantener buenas relaciones políticas; como el hecho de que se haya logrado mantener una muy buena relación política, económica, comercial y de amistad con el gobierno del presidente Donald Trump, porque si se hubiese dado una ruptura, no tendríamos el tratado comercial. Eso implicó un trabajo de parte nuestra. Y, desde luego, agradecemos mucho la sensibilidad del gobierno de Estados Unidos, lo mismo ahora con el presidente Biden.”

Visas temporales

Insistió en que de esa buena relación comercial se desprenden ventajas: en Estados Unidos tienen un amplio plan para crear infraestructura local y significa un monto elevado de recursos económicos. Entonces, “lo que nosotros estamos haciendo es convencer (a Washington) de que se puede regularizar, ordenar el flujo migratorio, porque se necesita fuerza de trabajo”.

No es nada más dispersar fondos, dijo, hay que producir en Centroamérica porque, si no, se dispersan recursos financieros y una cantidad considerable de ese dinero termina en los mercados de Asia. “¿Cómo no vamos nosotros en América del Norte a tener capacidad para producir electrodomésticos?, ¿por qué un estadunidense compra un refrigerador y se lo entregan en tres meses, si podemos estar produciendo en América del Norte todos los electrodomésticos? No depender de Asia. Además, ¿de dónde va a salir la fuerza de trabajo para la construcción de carreteras, edificios, vivienda, toda la infraestructura?

“De ahí el planteamiento nuestro, vamos a proponer que se otorguen visas temporales de trabajo. Primero, que se apoye a los pueblos de Centroamérica y que, además de eso, se apliquen programas como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro. Aparte de eso, que la gente que se inscriba en estos programas tenga la oportunidad de obtener una visa temporal de trabajo, porque se va a requerir la mano de obra, la fuerza de trabajo. No se tiene suficiente mano de obra en Estados Unidos y en Canadá”.

La Jornada


VOLVER

Más notas sobre el tema