UNDAV | Sabrina Germanier, una estudiante olímpica

413

Su pasión es el deporte, el vóleibol, vólibol, balonvolea o, como se lo llama popularmente, el vóley. “Desde chiquita”, aclara. Ese amor por el juego, tal vez, y un extraordinario talento, sin dudas, han sido los motores fundamentales que impulsaron su carrera de manera meteórica.

Y 2021 -después de un difícil 2020- fue olímpico. Sí. Sabrina Germanier, estudiante de la Licenciatura en Actividad Física y Deporte de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) y parte del Programa Doble Carrera para estudiantes deportistas, fue una de las 12 elegidas e integró la selección nacional de vóley femenino “Las Panteras” en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en Japón (postergados con motivo de la pandemia). Orgullo nacional. Orgullo UNDAV.

Oriunda de la ciudad de Colón, esta joven entrerriana de 22 años que ha ganado todo con Boca Juniors, hoy pone proa al viejo continente en busca de nuevos desafíos deportivos en Francia. Siempre estudiando (ha aprobado la mitad de las asignaturas de la carrera), perfeccionándose, superándose. Antes de su partida, Con Información habló con ella sobre su experiencia en Tokio, su vocación por el deporte y cómo decidió inscribirse en la UNDAV.

Con Información – ¿Qué balance hacés de tu participación en los JJOO de Tokio y cómo se siente representar al país en una competencia tan relevante?

Sabrina Germanier – El balance que hago es positivo porque era mi primera experiencia con la selección mayor. Siempre he estado pero en las selecciones de base, donde lo máximo que podés jugar es un mundial. Un Juego Olímpico, por todo lo que significa, tiene otro sabor. Desde el instante en que supe que tenía que ir, cuando me llegó la citación, traté de no desaprovechar ningún momento. Allá también me fue muy bien en lo deportivo así que estoy contenta con eso y con todo lo que pude dar.

CI – ¿Cuáles son las principales enseñanzas y experiencias que te llevás de tu paso por Japón en la selección nacional?

SG – La experiencia de Japón fue increíble en todo sentido. Desde la convivencia en la Villa Olímpica, hasta el trato de la gente -que es muy educada-; y estar en un mismo torneo con una infinidad de deportistas con los cuales, quizás, una nunca imaginó cruzarse. Es eso lo que me llevo.

Deportivamente, nos tocó jugar con los mejores equipos así que no nos podemos quejar de nada. Sabemos que tenemos que seguir trabajando, porque no estamos tan lejos. Antes, quizás, se estaba más lejos y a partir del trabajo de estos años estamos un poco más cerca. Hay que seguir trabajando porque es el segundo juego olímpico que tiene este equipo en la historia del vóley. Y, bueno, llegarán los triunfos y más juegos si es que el vóley sigue avanzando como hasta ahora.

CI – ¿Cómo fue la decisión de empezar a estudiar la Licenciatura en Actividad Física y Deporte en la UNDAV y qué te parece la carrera?

SG – Siempre busqué una carrera y quería que mi futuro estuviera ligado al deporte porque es mi pasión desde chiquita. No conozco otra cosa que no sea el deporte. También me ha dado mucho y me sigue dando. Entonces, quise estudiar algo relacionado al deporte. Si bien no sabía bien qué, era por ese lado. Necesitaba una universidad que me quedara cerca del club y de mi casa en Barracas, como para ir a entrenar y luego a estudiar. Encontré a la UNDAV y a la Licenciatura en Actividad Física y Deporte y me gustó. Siempre me ha interesado la gestión y todo lo que esta carrera tiene. Sus materias son muy interesantes.

CI – Te desempeñás en un importante club como es Boca Juniors y próximamente irás a jugar a Francia ¿Imaginabas una carrera tan exitosa? ¿Qué expectativas tenés de tu ida a Europa?

SG – Estoy muy contenta con que se me pueda dar. Lo venía pensando y quería ir a jugar afuera por el nivel y para mejorar mi situación en lo personal con el deporte. Es algo que necesitaba para mantenerme y creo que llego de la mejor manera. Es el mejor momento.

Quiero iniciarme y, si puedo, quedarme un par de ligas allá o en otro club en otro país. Lo quiero hacer porque es lo que me va a permitir estar en mi mayor nivel y, obviamente, poder mantenerme en la selección. Por ahora, estoy muy contenta con la propuesta. Esperemos que todo pueda desarrollarse de la mejor manera.

Fuente-Con Información de la Universidad Nacional de Avellaneda


 

Más notas sobre el tema