Uruguay | Pepe Mujica: “Asusta un poco lo que pasa en Brasil y es demasiado grande para que no nos salpique”

1.746

Mujica: «En la balanza hay que poner lo que se gana y lo que se puede perder»

El expresidente José Mujica fue entrevistado este jueves por el programa El Poder de la Palabra, en Radio La República 1410 AM, y contestó a varias consultas de temas de actualidad nacional, y principalmente aquellos que tienen en el centro de las miradas al gobierno de Luis Lacalle Pou.

Después del anuncio realizado por el mandatario el pasado martes 7 por la noche, y posterior a la reunión del Poder ejecutivo con los líderes de los partidos políticos que tienen representación parlamentaria, se comunicó que el país iniciará el proceso de pre-factibilidad, con miras a la posibilidad de un eventual Tratado de Libre Comercio (TLC) con China. Al respecto, Mujica comentó que recuerda que el tema tiene antecedentes, y que Tabaré Vázquez lo intentó en sus presidencias.

«En términos generales, es lógico que los gobiernos procuren mejorar los términos de intercambio, para una parte de lo que nosotros vendemos, los aranceles que tenemos que pagar por entrar en China son muy importantes, para el conjunto agroindustrial creo que sería beneficioso, pero un tratado de libre comercio puede incluir etapas, una cosa es si se plantea y que el cambio de bienes, eso es una cosa, después puede tener una cantidad de escalones, eso no está definido, si el gobierno se lo plantea eventualmente estudiar por etapas es una historia, si es más global, es otra historia, más compleja, no lo sabemos, eso va a estar en el estudio de factibilidades», explicó Mujica.

Entre sus respuestas, el exmandatario reconoció que el presidente Luis Lacalle Pou estuvo bien a la hora de convocar a todos los líderes de los partidos políticos para explicarles todo lo relacionado a las conversaciones con China, por considerar que es un tema de orden nacional y que además es proyectándose a largo plazo.

El expresidente agregó además que «Hay que ver qué pasa con el Mercosur, si los socios acompañan, si permiten, cómo fue en el caso de México o no, y qué nos ofrece China en materia de inversiones». Y acerca de la posición de Argentina, Brasil y Paraguay, dijo que hay que observar la actitud en el tiempo, porque se empieza a discutir con una realidad pero cuando haya que firmar no sabemos cuál es la realidad, creo que son incertidumbres inevitables.

Sobre los anuncios, quien también se expresó fue el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, quien expresó que Uruguay mantiene su postura de buscar flexibilizar el Mercosur, pero a la vez sin dejar de pertenecer al bloque regional. Sobre esto, precisó que «En la balanza hay que poner lo que se gana y lo que se puede perder, porque la cuenta de servicios en el Uruguay es muy importante, cuando en el Uruguay hablamos del turismo, hablamos de que la clase media argentina viene a bañarse al Uruguay, hablando en buen romance y cuando uno repasa la historia sabe lo que pasó, una cosa es si estamos en el Mercosur y otra es si no estamos».

Comentó también que «Hay muchos factores que hay que poner en juego porque lo lógico es poder comercializar más, recibir menos aranceles, pero no perder tampoco por la cuota de servicio, porque no se puede vestir un santo desvistiendo al otro. Lo que haga o no haga el Mercosur me parece que es importante porque los países no se mudan, me parece bien que hay que luchar por una apertura comercial que nos favorezca».

Consultado sobre el posible referéndum para buscar la derogación de 135 artículos de la LUC, y la campaña que se avecina, Mujica expresó: «Espero que haya una buena discusión con altura que politice la conciencia del pueblo uruguayo, y que haya la menor resaca posible, porque más allá de las diferencias debemos de componer y pelear por componer un todo y no me gustaría un Uruguay, como está pasando en otros lugares con un tajo al medio, que es un abismo, tener diferencias es una cosa, ser adversario es una cosa, ser enemigo es otra.

Por su parte, en relación a la pregunta de si en Uruguay existe una grieta, contestó que «No quiero favorecerla, pero depende mucho también de la conducta que asumamos los humanos en estas cuestiones que naturalmente expresamos punto de vistas distintos. Una cosa son las ideas y otra cosa es el capítulo del fanatismo y del enfrentamiento, una cosa es diversidad y confrontación de ideas y otra cosa es un camino lleno de heridas».

En tanto, con relación a la extensión del plazo de explotación del Puerto de Montevideo, respondió que «Yo, pensando en los números, digo qué bobos somos los orientales porque hay plata de uruguayos por varias UPM de afuera, pero el problema es que no tenemos la capacidad de gestionar un monstruo de ese tipo, no nos arriesgamos, no nos juntamos, hay un problema más bien de gestión y tenemos que dar cierta ventaja porque el eucalipto está plantado y eso de sacar y vender materia prima sin nada de valor es muy jodido para el país, nos conviene más industrializarlo y la macana es que no metemos una industria de papel, es lo que está faltando, creo que lo que le está faltando a este modelo es poner una buena fábrica que exporte papel».

Finalmente, tras ser consultado acerca de Brasil y su presidente Jair Bolsonaro, contestó: «No he hablado con Lula Da Silva, pero sé que hay una declaración firmada por Lula, por Fernando Henrique Cardozo, por Fernando Collor de Mello por una cantidad de personalidades convocando a respetar la democracia, etcétera. Asusta un poco lo que pasa en Brasil y es demasiado grande Brasil para que no nos salpique. Realmente me preocupa porque veo un tono de fanatismo cerrado que puede desembocar en algo trágico.

La República


VOLVER

Más notas sobre el tema