Violencia xenófoba en Chile | Denuncian al gobierno ante la CIDH por desalojar a familias migrantes

901

Denuncian al gobierno ante la CIDH por su política para desalojar familias migrantes

En la petición, una veintena de dirigencias políticas acusan que el gobierno de Sebastián Piñera realizó el desalojo en Iquique “sin tener ninguna solución para las familias migrantes, generando grandes problemas en su integridad física y psicológica, dejándolos abandonados a su suerte”.

Esta mañana, Convergencia Social (CS) envió una carta a Julissa Mantilla, relatora especial sobre los Derechos de las Personas Migrantes de la CIDH, para denunciar los hechos ocurridos la semana pasada en Iquique, y solicitar al organismo internacional que oficie a Chile para que responda por las políticas migratorias implementadas en el país para enfrentar la crisis humanitaria.

La petición surge luego de que se conociera el desalojo masivo de ciudadanos extranjeros por parte de Carabineros de Chile en la Plaza Brasil de Iquique y la posterior quema de sus pertenencias por personas que participaron de una convocatoria anti-migrante.

En la misiva, una veintena de dirigencias políticas acusan que el gobierno realizó el desalojo “sin tener ninguna solución para las familias migrantes, generando grandes problemas en su integridad física y psicológica, dejándolos abandonados a su suerte”.

Así también, señalan que al momento de que los ciudadanos chilenos quemaran los enseres personales de las familias extranjeras que se encontraban acampando en la plaza, Carabineros de Chile “no efectúo ningún accionar para brindar protección a las personas afectadas” ni detener dicha vulneración.

Tres informes sobre la crisis migratoria
Según el partido frenteamplista, este hecho transgrede “las obligaciones de los Estados de proteger la vida e integridad de las personas”, señaladas por la CIDH. Por estos motivos, solicitaron a la relatora que pida al gobierno de Piñera una serie de reportes.

Entre ellos, requieren la realización de tres informes: el primero sobre “las políticas públicas de protección a las personas migrantes, con énfasis en la protección de los Derechos Humanos”, y el segundo por “los protocolos que contempla Carabineros de Chile respecto del trato que deben tener con la población migrante”.

En tanto, el tercero sería para que las autoridades respondan sobre “las acciones que han llevado a cabo para respetar el debido proceso para la determinación de la condición de persona refugiada y la regularización de la migración forzada”.

Asimismo, en la carta piden que el gobierno de Piñera informe sobre el ofrecimiento del (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) Acnur, de establecer un campamento de refugiados en Chile y la respuesta del Estado frente a esta oferta, además de dar a conocer las medidas adoptadas por el Ejecutivo para resguardar a las personas migrantes, especialmente aquellas que están en situación de calle; mujeres, personas mayores y niños, niñas y adolescentes.

Jaime Fuentes, coordinador de la Comisión de Derechos Humanos de CS, afirmó que “lo que pasó en Iquique responde a la crisis más grande de DD.HH. en la historia democrática de nuestro país”.

Lo anterior, “no solo porque hemos visto cómo este gobierno ha transgredido y violado sistemáticamente los DD.HH. tras el estallido social, sino que además promueve agravar esta situación con una política migratoria que desconoce toda consideración con las personas que buscan refugio y esperanza en un futuro mejor en nuestro país”.

«Se juega lo que es aceptable o no en una democracia»
En tanto, la vicepresidenta de Convergencia Social, Francisca Perales, señaló que “este es el tipo de situaciones en las que se juega lo que es aceptable o no en una democracia. Esperamos que la CIDH acoja nuestro llamado, el sistema interamericano reaccione y el gobierno ocupe mecanismos eficaces para resguardar a migrantes, especialmente niños, niñas y adolescentes, y detener la violencia en su contra”.

El documento fue suscrito por los diputados Diego Ibáñez, Gonzalo Winter, Gael Yeomans y Marcelo Díaz; las alcaldesas Lorena Olavarría (Melipilla), Erika Martínez (San Miguel) y Valeria Melipillán (Quilpué); los consejeros regionales Matías Fernández (Los Ríos), Nataly Campusano (Valparaíso) y Claudia Hasbún (Metropolitana), junto con la Dirección Nacional del partido y una treintena de candidaturas y dirigencias.

El desconcierto


Centros de acogida Unicef y refuerzo de vigilancia en la frontera norte: gobierno anuncia medidas por crisis migratoria

A eso de las 14.30 de este miércoles, el gobierno anunció una serie de medidas para contrarrestar la actual crisis migratoria que se vive en el norte del país.

“El trabajo de la política migratoria de este gobierno ha sido un compromiso del primer día”, comenzó diciendo el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien destacó la actual ley de migraciones, promulgada en abril de este año y que reemplazó a la Ley de extranjería de 1975.

En ese contexto, el jefe de Interior dijo que “hay muchos que hoy critican, muchos que hoy apuntan con el dedo, muchos que dicen que este gobierno no se ha preocupado. Perdón, estamos hablando de décadas en los cuales nadie logró prever en ese momento cuál era la situación migratoria”.

Delgado reconoció que “por supuesto que tenemos una crisis de ingreso clandestino por la macrozona norte, fundamentalmente por el sector de Colchane, que afecta a zonas urbanas como el caso de Iquique, Antofagasta y otras localidades, que han visto que no tienen los servicios necesarios para poder acoger, menos a personas que ingresan de manera clandestina. Por eso el Presidente Sebastián Piñera nos ha encargado seguir reforzando las medidas”.

De esta forma, Delgado anunció que se dispondrá el aumento del resguardo en la frontera norte, así como también el refuerzo de los puntos de control en la zona limítrofe del país. En concreto, de acuerdo a lo informado por esa cartera, ya se inició la instalación de seis puntos de observación adicionales en la frontera. Cada punto de control de vigilancia cuenta con contingente de Carabineros y Ejército, servicios y una torre de iluminación.

En esa línea, se instalará un campamento móvil para apoyar las tareas logísticas de Carabineros en la frontera para poder ampliar el contingente. Este contiene nueve carros de arrastre, tres grupos electrógenos, tres ventiladores, 50 literas. Esto permitirá aumentar el contingente policial hasta en 50 carabineros. Asimismo, a la zona llegarán tres camiones con antenas satelitales y salas de monitoreo para reforzar la vigilancia en la frontera.

Por otro lado, se realizará el nombramiento de tres directores regionales del Servicio Nacional de Migraciones (SNM) para Arica, Tarapacá y Antofagasta.

Medidas humanitarias

Junto al aumento de la vigilancia en el norte, la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, anunció una serie de medidas humanitarias.

Por ejemplo, en las próximas semanas se instalarán espacios que funcionarán como albergue temporal para quienes autodenuncien sus ingresos ilegales en Colchane y en Huara. Asimismo, se instalarán centros de acogida Unicef en Colchane e Iquique, gracias a un convenio de Desarrollo Social con ese organismo y el Hogar de Cristo.

“Llevamos meses trabajando en esta crisis humanitaria y las crisis humanitarias requieren medidas humanitarias. En ese sentido la Subsecretaría de la Niñez ha trabajado con la Unicef, OIM, Acnur, y organizaciones de la sociedad civil como el Hogar de Cristo, el Servicio Jesuita Migrante y World Vision”, dijo Rubilar.

“Durante el mes de octubre se abrirán centros de primera atención de primera acogida de niños, niñas y adolescentes migrantes y sus familias. Con condiciones adecuadas en la comuna de Colchane para que las familias puedan tener un espacio de unas primeras 24 horas (ojalá no más allá de ello) para después destinar su traslado a Iquique o donde sea pertinente”.

Además, se entregarán vouchers para acceder a refugios en hostales, asociados a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Este sistema, informan desde el gobierno, ya está funcionando y será potenciado.

“Estimamos la atención de 3.600 niños, niñas y adolescentes y 5.400 adultos en una situación migratoria en los próximos 12 meses, que queremos que sea idealmente por un máximo de 24 horas como centro de acogida, donde puedan primera recibir la atención e información adecuada, así como apoyo de primera necesidad, hablamos de alimentos, vestimenta y artículos de higiene”, agregó la ministra.

Con todo, se dispondrá una Estadía Sanitaria Transitoria de Alta Capacidad, que tendrá la capacidad para entre 200 y 300 personas y que permitirá apoyo para el auxilio, revisión, atención de salud y aislamiento de personas. Según se informó desde Interior, se estaba definiendo si está estaría en Iquique o Alto Hospicio.

Medidas sanitarias

Por su parte, la ministra de Salud subrogante, Paula Daza, se refirió a las medidas sanitarias que se han dispuesto en el norte para las personas que han ingresado al país.

“Como Ministerio de Salud hemos ido implementando una serie de estrategias en la zona, particularmente en el norte. Hoy día contamos en la Región de Tarapacá con tres estadías sanitarias de tránsito que permiten alojar a más de 400 personas. Dentro de la estrategia todas las personas que ingresan a nuestro país a través de esta línea, de Colchane, son testeadas con antígeno. Las personas que salen negativas son trasladadas a estas estadías de tránsito, las personas positivas son trasladadas a una residencia sanitaria junto a sus contactos estrechos”, dijo Daza.

La ministra (s) explicó que “en los próximos días, en dos semanas más, estaremos implementando una nueva estadía sanitaria de tránsito que nos va a permitir alojar a más de 250-300 personas con personal sanitario, que no solamente tiene por objetivo testear, sino que también la atención de salud de esas personas”.

“Quiero recordar, decir y enfatizar que hemos reforzado el testeo, la trazabilidad y aislamiento (TTA) en esta zona, y vamos la próxima semana a fortalecer la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento, y también las cuadrillas sanitarias, que nos permite educar a la población, especialmente a las personas que llegan, en las medidas sanitarias y en el control de todos los cuidados y autocuidados para disminuir la posibilidad de contagio”, afirmó Daza.

La Tercera

VOLVER

Más notas sobre el tema