Agencias de la ONU piden a gobiernos de la región acciones para proteger a migrantes haitianos

626

Agencias de la ONU solicitan protección para migrantes haitianos

Por Sandra Rojas

La Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH)exhortaron a los países a no expulsar a migrantes haitianos sin evaluar sus necesidades de protección.

Del mismo modo, las cuatro agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron a los países de América ofrecer a los migrantes haitianos mecanismos de protección o acuerdos de estancia legal para garantizar el acceso efectivo a vías migratorias regulares, así como asegurar sus derechos humanos fundamentales.

En ese sentido, la ONU dijo que el derecho internacional prohíbe las expulsiones colectivas y exigió la evaluación de cada caso para identificar necesidades de protección en base al derecho internacional de los refugiados y de los derechos humanos. También pidió evitar el discurso que sugiere que la movilidad humana es un problema.

Por otra parte, detalló que tan sólo en el verano de 2021, 19 mil personas fueron desplazadas en la capital de Haití debido al aumento de violencia e inseguridad.

Además, señaló que la compleja situación social, económica, política y humanitaria, junto con las catástrofes que han golpeado al país, ha provocado la migración.

“La situación empeorará como resultado del sismo que tuvo lugar el 14 de agosto, lo cual limitará la capacidad de recibir personas retornadas. Las condiciones en Haití siguen siendo preocupantes y no propicias para los retornos forzados”, finalizaron las agencias de la ONU.

Milenio


Comité de la ONU pide a Panamá promover la búsqueda de migrantes desaparecidos

Por Ismael Gordón Guerrel

El Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a Panamá a reforzar la cooperación con otros países en la región para promover la búsqueda de migrantes desaparecidos e investigar su desaparición en la selva del Darién.

El Comité examinó el informe presentado por Panamá en virtud del artículo 29, párrafo 1, de la Convención en sus sesiones 366ª y 368ª, celebradas los días 15 y 16 de septiembre de 2021 de forma híbrida debido a la pandemia de covid-19. En su 380ª sesión, celebrada el 24 de septiembre de 2021, aprobó las observaciones finales.

El Comité dio la bienvenida a la inclusión de desaparición forzada en el Código Penal de Panamá.

Sin embargo, el Comité expresó preocupaciones sobre las dificultades encontradas por el Estado panameño para abordar las desapariciones de las personas migrantes en la selva del Darién, las fosas comunes localizadas a lo largo de la ruta migratoria en la selva, y la falta de investigación e impunidad en estos casos.

En lo que va de este año, 41 cuerpos de migrantes han sido encontrados en las riberas de los ríos, a lo largo del trayecto que recorren para cruzar la frontera entre Panamá y Colombia. A lo anterior se suma el hallazgo, en las dos últimas semanas, de una osamenta y doce cuerpos presuntamente correspondientes a migrantes, entre los que se encuentra una menor de edad entre los 8 y 10 años, próximos a los ríos Tuqueza y Canaán Membrillo, en la comarca Emberá Wounaán.

Los expertos hicieron un llamado a Panamá a reforzar la cooperación con otros países en la región para promover la búsqueda de migrantes desaparecidos e investigar su desaparición y se persiga penalmente a los responsables. También recomendaron que el Estado parte establezca una base de datos actualizada de migrantes desaparecidos para facilitar su búsqueda e identificación.

Además, recomendaron a Panamá garantizar la búsqueda de las personas migrantes desaparecidas y, en caso de hallar sus restos, su identificación y restitución en condiciones dignas. Adicionalmente, garantizar que los familiares y allegados de las personas desaparecidas, independientemente del lugar en el que residan, tengan la posibilidad efectiva de obtener información y participar en las investigaciones y búsqueda de las personas desaparecidas.

En lo que va del año 2021, más de 80 mil migrantes irregulares han atravesado el territorio panameño.

Cerca de 19 mil personas, la mayoría haitianas, están en Colombia esperando seguir hacia la zona del Darién.

El presidente de la República Panamá, Laurentino Cortizo, apeló a la comunidad internacional en la 76° sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas, para hacer un esfuerzo conjunto lo más pronto posible, con estrategias coordinadas y recursos para anticipar una crisis humanitaria regional de graves proporciones.

Cortizo aseguró, en su discurso en la ONU, que uno de los retos que enfrentan muchas naciones es la migración irregular, un fenómeno histórico y constante, ante el cual no se puede ser indiferente.

La mayoría de estas personas provienen del Caribe y África, según la Defensoría del Pueblo de Colombia. En la actualidad, hay 19 mil migrantes varados en la frontera con la mirada puesta en cruzar el temido Tapón del Darién.

La Asamblea Nacional de Panamá creó, a inicios de septiembre, una subcomisión para investigar las violaciones, abusos y otras irregularidades que migrantes en tránsito por el país denunciaron durante una visita de la Comisión de la Mujer a los albergues en la provincia de Darién.

“Tuvimos testimonios de madres haitianas cuyas hijas menores de edad eran violadas; también fueron violadas muchas mujeres en compañía de sus esposos y (los autores) obligan a que los esposos observen”, aseguró la diputada suplente y miembro de la Comisión de la Mujer, Niñez, Juventud y Familia, Walkiria Chandler.

Los diputados informaron que los migrantes ofrecieron detalles de decenas de casos de abuso sexual y que las cifras de muertes durante el tránsito por la selva, que puede durar hasta una semana, son mayores que las reportadas por la policía.

“Cuando hablábamos con los migrantes, el número aumentaba, incluso muertes muy macabras”, señaló Chandler.

La justicia panameña formuló cargos por tráfico ilícito de migrantes a 23 personas que fueron detenidas en una operación binacional por las autoridades de Panamá y de Costa Rica.

La llamada Operación Binacional Crepúsculo se desarrolló en medio de la crisis derivada de la movilización por Centroamérica de decenas de miles de migrantes irregulares, especialmente haitianos, que viajan hacia Estados Unidos.

La Estrella


Migrantes en Coahuila narran las agresiones que sufrieron durante su travesía por Panamá y Guatemala

Por Laura Nancy López de Rivera Hinojosa

Autoridades mexicanas trasladaron este miércoles 29 de septiembre a 70 migrantes haitianos desde Villahermosa, Tabasco, hasta Puerto Príncipe; entre ellos, 16 mujeres y 13 menores de edad.

De acuerdo con un comunicado conjunto de las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración, el traslado es parte de un acuerdo con Haití para el retorno asistido voluntario de migrantes a su país de origen.

Para muchos de ellos no ha sido una travesía sencilla y algunos compartieron sus testimonios:

“Yo estudiaba en Brasil, era bien estar en Brasil. Más difícil pagar la casa, que es mucho caro”, apuntó Luiggi, un migrante que pasó por Bolivia, Perú, Colombia, Panamá y Ecuador.

“Todo lo que nosotros pasamos durante el camino, hay personas que son violadas, niños que son violados, a nosotros nos estafan bastante”, detalló José, un migrante dominicano.

Marjorie, una migrante haitiana en Coahuila, señaló que se duerme en el piso y que la gente roba. “Te meten la mano en todas partes para sacar lo que tienen”.

“Cuando casi llegábamos a Panamá había tres hombres que se acercaron a nosotros; nos pidieron dinero, yo no hablo español y les hice con señas que no tenía. Empezaron a tocarme y tocarme y después los tres me violaron. Se llevaron todo lo que tenía, los teléfonos todo”, narró Didiere, una migrante haitiana en Coahuila.

José, un migrante dominicano, comparte que habían caminado dos semanas para llegar al río. “Cayó lluvia, lluvia y lluvia todo el día”, dijo.

Luiggi asegura que el país más difícil de transitar fue Panamá.

“Porque tenemos que pasar en la foresta; eran ladrones, estaban en el bosque. Ellos mataban personas, abusaban de las mujeres, robaban”.

“El que pasa de Colombia a Panamá es por un milagro de Dios; hay mucha gente que muere y uno pasa por encima de los muertos, eso fue que yo lo ví”, dijo José.

“En Guatemala yo sentía mucho miedo, yo no sabía por qué estaba corriendo, todo mundo estaba preocupado. Los de inmigración no tienen piedad. Si ellos te agarran te mandan a la prisión”, comparte Luiggi, migrante haitiano en CDMX.

“Hay coyotes que nos guían, pero mentira, no son coyotes, nos estafan”, dijo José, migrante dominicano en Coahuila.

Luiggi, migrante Haitiano en la CDMX, acepta que ha llorado.

“Sí, mucho porque yo quería estar estudiando; cada vez que estudio me siento muy feliz, cuando llegue a mi destino yo voy a seguir estudiando”, dijo Luiggi, quién reconoce que ahora no sabe cuál es su destino.

Televisa


VOLVER

Más notas sobre el tema