Aprueban la eutanasia por primera vez a una paciente no terminal

529

Eutanasia: Ella es Martha Sepúlveda, la mujer que morirá voluntariamente este domingo

Una dura polémica se vive en Colombia tras aprobarse el procedimiento de eutanasia a una mujer que padece una enfermedad no terminal y que recurrió a la ley para pedir la muerte digna. Hasta la Iglesia Católica intenta persuadirla en su decisión.

Se trata de Martha Liria Sepúlveda, una mujer de 51 años que sufre desde hace casi tres años una esclerosis lateral amiotrófica que, con el tiempo, la ha deteriorado al punto de limitarla a una silla de ruedas y le provoca dolores que ella cataloga como indescriptibles.

La mujer antioqueña, haciendo uso de su razón, decidió que no quiere verse más deteriorada ni padecer mayores dolores o limitaciones para movilizarse, razón por la que solicitó que este domingo 10 de octubre, a las 7 de la mañana, se le aplique la eutanasia.

Su decisión sin duda ha desatado toda una polémica en el país, pues se convertirá en la primera persona con una enfermedad no terminal a quien se le aplicará el procedimiento de muerte digna, algo que genera opiniones divididas entre quienes defienden la razón y voluntad de la mujer, y quienes acuden a la religión para cuestionarla.

Incluso, en las últimas horas la Iglesia Católica se pronunció sobre este caso y envió un mensaje a la mujer pidiéndole reconsiderar su decisión y optar por aferrarse a la vida.

Fue la conferencia Episcopal Colombiana que hizo un llamado a Martha Liria para sentirse respaldada en vida y confiar en el amor que sana, “y desistir del suicidio asistido”.

Para Martha Liria su decisión no se trata de algo que lamentar y, en entrevista con Noticas Caracol, expresó que se siente tranquila y que vive feliz sus últimos días.

“Tengo buena suerte (…), estoy más tranquila desde que me autorizaron el procedimiento”, aseguró la mujer al noticiero.

De igual forma señaló que, aunque su enfermedad no está catalogada como terminal, solo ella sabe los padecimientos y dolores que lleva; además de la angustia de pensar que a futuro podría perder más movilidad y empeorar su estado.

“Con una esclerosis lateral en el estado que la tengo, lo mejor que me puede pasar es descansar”, agregó.

La Kalle

VOLVER

Más notas sobre el tema