Tras faltar dos veces, Macri se presenta a declarar por el espionaje ilegal a familiares del Ara San Juan

420

ARA San Juan: tras tres llamados, Macri irá a Dolores para declarar por espionaje ilegal

El expresidente Mauricio Macri deberá presentarse durante este jueves 28 de octubre ante la justicia federal de Dolores para declarar en indagatoria como acusado de haber promovido el supuesto espionaje ilegal a familiares de los tripulantes del submarino Ara San Juan, hundido en 2017, durante su gestión al frente del Poder Ejecutivo Nacional. Está citado para las 12 del mediodía en el juzgado federal de primera instancia de la localidad mencionada y deberá brindar declaración ante el magistrado subrogante Martín Bava, ratificado hoy al frente de la investigación por la Cámara Federal de Mar del Plata.

Recordemos que el ex mandatario y líder de la Oposición confirmó hace unos días, durante su visita a la provincia de Santiago del Estero -donde acompañó a distintos candidatos de Juntos- que se presentará a la indagatoria prevista luego de que el juez de la causa lo convocara por tercera vez, bajo apercibimiento de declararlo en rebeldía y ordenar su detención a fines de que comparezca a declarar si es que vuelve a ausentarse. Será la primera indagatoria que afronte Macri desde que dejó la Casa Rosada, aunque no la primera de su vida dado que ya debió responder ante la justicia en otras causas como la del supuesto espionaje a Sergio Burstein, familiar de una víctima del atentado a la AMIA.

Cabe destacar que Macri está imputado desde hace más de un año por supuestas maniobras de espionaje ilegal que, de acuerdo a la investigación judicial, habrían tenido por objetivo monitorear las actividades de las organizaciones de familiares de las víctimas del hundimiento del submarino San Juan “desde la perspectiva de la afectación a la imagen de la gestión de gobierno”. Se lo acusa de haber ordenado y posibilitado, entre diciembre de 2017 y finales del 2018, “la realización sistemática de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias, consistentes en la obtención de información, producción de inteligencia y almacenamiento de datos sobre personas, por su opinión política o su pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias y de Derechos Humanos”.

La imputación del juez Bava, expuesta durante el llamado a indagatoria, manifestó que las tareas de espionaje están prohibidas por ley y sostuvo que las acciones ilegales “buscaban influir en la situación política e institucional del país, puntualmente respecto a los reclamos que realizaban los mismos por el hundimiento de dicho submarino y la consecuente muerte de sus familiares, como así también apuntaban a conocer sus actividades, los lugares donde se reunían, sus datos personales y los de su entorno, como la identificación de sus referentes”, según se indicó.

Por supuesto, en las declaraciones previas a su indagatoria, el expresidente de la Nación siempre intentó desvincularse del supuesto espionaje, cuestionó al juez Bava y sostuvo que su citación a indagatoria tiene que ver con que el magistrado desconoce cómo trabaja la casa militar. Al mismo tiempo, tanto él como su abogado, direccionaron la mirada del caso y acusaron a quienes llevan adelante la causa de “persecución política”. “Yo no espié a nadie, ni mandé a espiar a nadie. Ni en esta causa ni en ninguna otra”, afirmó Macri, quien se encuentra imputado desde septiembre del año pasado, cuando el primer fiscal que intervino en la causa, Daniel Adler, impulsó la investigación tras la denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño.

Los documentos que dieron origen a la denuncia contra Macri no fueron elaborados por la Casa Militar ni encontrados en sus oficinas, sino que, según surge de la investigación, estaban en poder de la base Mar del Plata de la AFI, algo que está prohibido por la propia Ley de Inteligencia. “Todas estas tareas de inteligencia ilegal no contaron con autorización judicial alguna, ni fueron justificadas por órdenes de servicio fundadas en razones de seguridad interior o defensa nacional y se realizaron”, sostuvo el juez en la imputación de Macri.

Por su parte, distintos dirigentes y exfuncionarios de Juntos por el Cambio convocaron a través de redes sociales a movilizarse mañana a las 11 horas a la Plaza Castelli de Dolores, para “bancar a Mauricio”, según rezan los flyers en redes sociales. Ante esto, los familiares de los tripulantes fallecidos, manifestaron y repudiaron: “En virtud de la convocatoria política que está realizando JUNTOS POR EL CAMBIO por distintos medios, en un supuesto apoyo al ex presidente Mauricio Macri para el jueves próximo a tenor de su citación a declaración indagatoria ante ante juzgado federal de Dolores, les rogamos que por respeto no lo hagan”.

Mientras que, en la misma línea, mientras dirigentes de la Oposición hablan de “abuso de poder”, sostienen en un comunicado: “Que respeten a la justicia y a los 44, que no hagan lo que repudiaron de otros ex funcionarios”. Y sentenciaron, pidiendo memoria, verdad y justicia: “Los familiares allí estaremos para escuchar lo que tiene para decir, como siempre sin banderas políticas”.

El Destape


“Que Macri nos diga la verdad de lo que efectivamente pasó con el ARA San Juan”, dijo uno de los querellantes en la causa por espionaje

Por Patricia Blanco

Luis Tagliapietra, padre de uno de los 44 tripulantes que fallecieron a bordo del Submarino ARA San Juan, es uno de los impulsores, como querellante, en la causa por el espionaje que involucra al ex presidente Mauricio Macri. Sin embargo, su objetivo principal es uno solo desde hace cuatro años: saber qué pasó con su hijo y con el resto de los que viajaban en esa nave que se hundió en las aguas del Mar Argentino. Por eso, en diálogo con Infobae, asegura que es capaz de renunciar a todos los procesos judiciales si el ex presidente, en privado o en un expediente, revela qué fue lo que efectivamente ocurrió.

En las horas previas a la llegada de Macri al juzgado de Dolores, Tagliapietra admite que no tiene muchas esperanzas de lo que pueda ocurrir en la indagatoria. “Del contenido no esperamos demasiado. Será lo que vino adelantando el ex presidente por redes sociales. Va ser un intento de defensa, alejado de lo que dice la prueba en el expediente. Por no decir que serán recursos mendaces y falaces que, no obstante, es su derecho porque el enfrenta un indagatoria en la que no está obligado a decir la verdad”, afirma.

“Pero sería muy lindo y bueno que diga la verdad. Es lo que esperamos desde hace cuatro años: queremos saber qué pasó con nuestros hijos. Si bien esta es una causa paralela, claramente tiene relación con la desaparición del ARA San Juan. Nos espiraron por este motivo”, señala. “Es utópico, pero es una esperanza que nos diga la verdad a través del expediente o en privado”.

Cuando Infobae le pregunta cuál sería la verdad, Tagliapietra reflexiona unos minutos y avanza: “Hay muchas cosas… Que nos diga la verdad de lo que efectivamente pasó. Con el expediente pudimos saber muchas cosas, pero hay muchas otras que no sabemos y que están vinculados a una justicia corrupta. A casi tres años del hallazgo del submarino no se hizo una sola pericia para tener una respuesta científica sobre los motivos del hundimiento”.

“No sabemos cuáles fueron los verdaderos motivos del hundimiento. Todo lo que pasó después es consecuencia. Por eso nos mintieron, nos ocultaron información, nos maltrataron, nos espiraron”, sostiene. Según afirma, “de ahí las amenazas, los ataques en redes sociales a los familiares que batallamos, que sufrimos entonces y seguimos sufriendo”

“Yo hago una invitación -agrega-. A cambio de toda la verdad, yo dejo de querellar, renuncio a todas las causas. Pero yo quiero saber la verdad de lo que pasó. Que me lo digan en la cara y a partir de ahí… Lo único que nos sana es la verdad. Yo no busco ningún castigo”. Tagliapietra tiene sus propias hipótesis de lo que sucedió, pero admite que no puede ratificar o descargar ninguna hasta que no haya una comprobación científica.

Mientras tanto, este abogado se enfoca en la causa del espionaje, en donde -asegura- las explicaciones públicas que escuchó por parte del ex presidente “son una falta de respeto a la inteligencia, no solo nuestra sino de todos los argentinos, porque va en contradicción de todo lo probado”. “A diferencia de lo que ex presidente dice, conocemos bien cómo funciona la Casa Militar porque estudiamos, nos asesoramos… Parecería que era un convidado de piedra en la Casa Rosada. Es una falta de respeto enorme”.

Sobre las expectativas en la causa que avanza en Dolores, Tagliapietra señala que sólo aguardan que “se cumpla con la ley” y que Macri “se ponga a derecho”. Lo que venga, después, “lo evaluará respecto a la ley”. Ante la pregunta sobre si espera un procesamiento, el padre de uno de los tripulantes del submarino no alberga dudas. “El procesamiento es inevitable porque la prueba es contundente. Salvo que el ex presidente pueda presentar alguna prueba muy contundente en contra de lo que ya obra en le expediente”,

En medio de las críticas de la oposición contra el juez Bava, Tagliapietra opina que su actuación fue “muy prolija” y añade: “en mi caso yo planteé que Macri tendría que haber sido declarado rebelde automáticamente cuando no se presentó e irlo a buscar por la fuerza pública, pero el juez no dio respuesta a eso”. En su criterio, “lejos de ser prejuzgador, el juez está siendo bastante blando. A un ciudadano común, ya lo hubieran hecho ido a buscar con un patrullero y hasta le hubiera dictado la preventiva”.

Infobae

Más notas sobre el tema