Ayotzinapa | Familiares piden que se investigue al Ejército tras revelarse que ocultó información

989

Complica pesquisas sobre Ayotzinapa abrir datos de Sedena

Por Sergio Ocampo Arista

Vidulfo Rosales Sierra, abogado de los padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, demandó abrir una investigación al Ejército Mexicano y fincar responsabilidades penales, luego de que la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia (Covaj) dio a conocer la información de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con los diálogos sostenidos en 2014 entre El Gil y un jefe policiaco de Iguala.

Rosales reveló que en la última reunión que sostuvieron el pasado 24 de septiembre con el presidente López Obrador, nos la dio a conocer, pero obviamente nosotros no la hicimos pública, porque consideramos que son elementos que pueden contribuir. Ahí se mencionan nombres que todavía no están procesados; se está dando información que se puede cruzar, que se puede hilar con otros elementos de prueba que haya. Una información que haces pública ya se compromete y pone en riesgo total la investigación.

El también abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan expresó: en el ocultamiento de esta información, porque se creó la Covaj en 2018, se emitió un decreto por el Presidente (López Obrador) que obliga a todas las instituciones en el marco de su competencia, a colaborar con la investigación, y estamos hablando ya de este gobierno, porque la primera omisión que se tuvo se dio en el gobierno anterior de Enrique Peña Nieto.

¿Qué interés puede tener la institución armada para no haber dado esa información, cuando era su obligación darla? Está cometiéndose un delito; debieron actuar, ellos (los soldados) tuvieron la información el día 26 de septiembre (de 2014) cuando estaban persiguiendo los hechos. Su obligación constitucional los obliga ante la comisión de un delito flagrante a actuar, pero no se hizo.

Es probable que el Ejército tenga mucha más información de la que hoy nos está dando. Debe abrirse una investigación seria, objetiva, exhaustiva contra elementos del Ejército Mexicano en todos sus niveles; ya no sólo estamos hablando del 27 Batallón de Infantería, sino de otros niveles del Ejército, y saber por qué se ocultó esta información importante y por qué se omitió el día de la desaparición de los jóvenes.

La Jornada


Estudiantes recuerdan matanza de Tlatelolco

Por Carlos López – Diego Pérez 

El 2 de octubre de 2021 se cumplieron 53 años de la matanza de los estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, Ciudad de México, por lo que en algunos estados, entre ellos Chiapas, hubo marchas para recordar este acontecimiento.

En punto de las 4 de la tarde, un aproximado de 100 normalistas se reunieron en el parque de la Juventud para dar inicio a su marcha pacífica.

Durante su paso por la Avenida Central, realizaron cantos sociales mientras cargaban mantas con el lema: “2 de octubre no se olvida, es de lucha combativa”.

Además, recordaron a los estudiantes de la Escuela Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, quienes hace dos semanas cumplieron siete años de desaparecidos.

“Somos nietos de la revolución, hijos del 68 y hermanos de los 43, Ayotzinapa vive, la lucha sigue y 2 de octubre no se olvida”, se escuchó en el coro de los estudiantes.

El 2 de octubre de 1968, en la Ciudad de México, se recuerda como una de las masacres más crueles en contra de estudiantes, el cual dejó como saldo, a más de 300 fallecidos.

Este hecho fue una brutal culminación de delitos que podrían ser considerados contra lesa humanidad, ya que se caracterizó por las detenciones masivas, arbitrarias e ilegales que se efectuaron durante el mandato de el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Cuarto Poder


 Rechaza GIEI publicación de reportes sobre caso Ayotzinapa

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) rechazó “enfáticamente” la publicación de los reportes del Estado Mayor de la Defensa Nacional (EMDN), relacionados con conversaciones entre autoridades municipales y líderes de Guerreros Unidos sobre el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, en Iguala, Guerrero.

En una comunicación dirigida a la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa (COVAJ),  expuso que lo difundido este viernes se trata de “información reservada que desde GIEI se ha solicitado a entidades estatales a través de COVAJ para ser presentada en la investigación penal”, informó La Jornada.

Angela Buitrago, Carlos Beristain, Francisco Cox y Claudia Paz y Paz, integrantes del GIEI, expresaron su rechazo “a continuar por este camino que expone la investigación y sus avances, además de alertar a presuntos perpetradores”.

Subrayaron que si bien comprenden la importancia de la transparencia y el acceso a la información, “ustedes como nosotros conocen que se trata de información reservada, ya que se encuentra dentro de una investigación penal”.

En el texto también lamentaron que se les haya comunicado la decisión de publicar los reportes ya que los hechos estaban consumados. “Como miembros de COVAJ habríamos esperado ser consultados”.

En este sentido, indicaron que “dado que ésta ha sido una decisión inconsultada y ante la posibilidad de que esta conducta se reitere hacemos pública esta comunicación, solicitando que no se repita en el futuro”.

“Riesgoso que se difunda así información”: Centro Prodh

Este viernes el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez consideró “riesgoso que se difunda así información sobre una investigación en curso, pues puede comprometer el éxito de la misma”.

A través de su cuenta de Twitter, la organización sostuvo que, como integrantes de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa, “no participamos de la decisión de publicar así los documentos”.

“Se confirma que el Ejército ocultó información desde 2014 y que siguió administrándola después de que, por Decreto Presidencial, se le impusiera en diciembre de 2018 la obligación de entregar a las autoridades civiles todos los elementos que tuviera sobre el particular”, publicaron a través de un hilo, en el que consideraron que “dada la opacidad castrense no puede descartarse que exista más información en su poder”.

La organización advirtió que, “ante la posibilidad de que se trate de intervenciones ilegales de comunicación llevadas a cabo por el Ejército, se debe aclarar cabalmente el origen de las mismas”.

Aristegui


 

Más notas sobre el tema