Bolivia | El gobierno denuncia intento de magnicidio contra Luis Arce en 2020

739

Así fue la estrategia del MAS para cuidar a Luis Arce del intento de magnicidio en 2020

El Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) estuvo alerta durante la campaña electoral de 2020 porque conoció de intentos de desestabilización del país y de magnicidio en contra de la vida del ahora presidente Luis Arce Catacora.

La mañana de este lunes, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, indicó que se identificó a paramilitares que planificaban en 2020 un magnicidio.

“En épocas de campaña electoral, el año 2020, como Movimiento Al Socialismo teníamos información extraída en base a células de inteligencia partidarias, las cuales lograron identificar que se estaba gestando un plan desestabilizador con el objetivo de no permitir que nuestro hermano Luis Arce Catacora asuma el poder en caso de ganar las elecciones”, aseguró el ministro.

Dijo que la inteligencia partidaria del MAS logró identificar la presencia en Bolivia de Germán Alejandro Rivera García, uno de los mercenarios involucrados en la muerte del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

Usó el pasaporte No. AV 969623 de Nacionalidad Colombiana para ingresar a Bolivia por la ruta Colombia – Viru Viru el 16 de octubre del 2020.

“Este señor, quien aceptó haber participado del asesinato al presidente de Haití (Jovenel Moïse), llegó a Bolivia dos días antes de las elecciones nacionales”, dijo Del Castillo.

Además, dio a conocer que, entre el 16 y 19 de octubre de 2020, se logró identificar el ingreso al país de Arcángel Pretel Ortiz con la ruta Estados Unidos – Viru Viru; de Antonio Intriago, con la ruta Estados Unidos – Viru Viru; de Ronal Alexander Ramírez Salamanca con la ruta Colombia – Viru Viru, exintegrante de la Policía Colombiana y con un largo recorrido en viajes constantes a Haití y, finalmente, del señor Enrico Galindo Arias, que también siguió la ruta Colombia – Viru Viru. Abandonaron el país

“O sea, estamos hablando de que, días antes de las elecciones, paramilitares que después matarían al presidente de Haití y contratistas de mercenarios como el señor Arcángel Pretel y el señor Antonio Intriago estuvieron en el país con, según la información que obtuvimos, intención de acabar con la vida del presidente (Luis Arce)”, aseveró.

Identificaron que estas personas, se hospedaron en el hotel Presidente de la ciudad de La Paz junto a Enrico Galindo Arias y Ronal Ramírez Salamanca, que también tenían relación con actos paramilitares, en las habitaciones 1406, 1407 y 1409.

“Este dato no es menor debido a que este hotel se encuentra muy cerca de la plaza Murillo, donde fue la posesión del presidente Luis Arce. Asimismo, también tenemos información extraoficial que estuvieron en el hotel Marriot de Santa Cruz en reuniones con altas autoridades del régimen de Añez”, aseveró.

Integrantes del MAS decidieron hospedarse en el mismo hotel, por lo que confirmaron la presencia de los extranjeros y conocieron que abandonaron el país el 22 y 23 de octubre tras las elecciones, unos rumbo a Colombia y otros rumbo a EEUU.

Indicó que, ante esa situación, durante la campaña y después de la victoria electoral del 18 de octubre de 2020, el Movimiento Al Socialismo decidió cuidar a Arce aplicando una estrategia de seguridad ante la alerta dada.

“Debido a esta información es que el Movimiento Al Socialismo, durante los últimos días de campaña, creamos una cápsula alrededor de nuestro excandidato y ahora presidente Luis Arce Catacora. Tomamos todas y cada una de las medidas extremas de seguridad, como ser su no exposición en lugares abiertos, donde podían constituir multitudes. Si ustedes pueden revisar los distintos medios de comunicación, verán que nuestro presidente y excandidato no tenía apariciones públicas en lugares abiertos, porque teníamos conocimiento de estos grupos armados que ya se encontraban dentro del territorio nacional y eso se puede ver reflejado, nuevamente lo manifiesto, en que la mayoría de sus apariciones públicas la realizó en lugares controlados y cerrados, que en muchos casos fueron medios de comunicación”, dijo el Ministro de Gobierno.

El 18 de octubre de 2020, los bolivianos decidieron recuperar la democracia y acudieron a las urnas. Esa jornada, Luis Arce logró el 55,11% de los votos válidos. Así lo establecen los datos oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Para el día de su posesión, creamos anillos de seguridad alrededor de la plaza Murillo para velar por su seguridad, incluso dentro de la Asamblea Legislativa Plurinacional, porque creíamos que este magnicidio podría llevarse en el momento de su posesión”, aseguró.

Fue posesionado el domingo 8 de noviembre en la Asamblea Legislativa Plurinacional para reconstruir el país.

ABI


Gobierno denuncia que grupo que mató al presidente de Haití estuvo en Bolivia durante las elecciones de 2020

El Gobierno nacional denunció este lunes que existió un intento de magnicidio contra Luis Arce en octubre de 2020. El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó que integrantes del grupo que mató al presidente de Haití, Jovenel Moïse, estuvieron en Bolivia antes y después de las elecciones de octubre de 2020.

Mediante una conferencia de prensa, la autoridad nacional presentó audios en los que se escucha al exministro de Defensa, Fernando López, hablar sobre el presunto traslado de “paramilitares y sicarios” a Bolivia para evitar la asunción de Luis Arce Catacora.

Esas grabaciones, difundidas por el portal The Intercept en junio de esta gestión, más otros reportes de inteligencia, fueron usados por Del Castillo para afirmar que existió coordinación con la finalidad de acabar con la vida de la primera autoridad nacional.

“Estas personas se encontraban en territorio nacional, se gestaba un plan desestabilizador para impedir que Luis Arce asuma el poder, estaban dos días antes de la asunción de mandato y se retiraron dos días después”, dijo el ministro.

Detalló que en las grabaciones se oye a López, J.E.P., detenido en 2018, que estuvo en el penal de Palmasola y ahora está en Chonchocoro, y a Luis Suárez, denominado ‘ciber rambo’, que habría realizado trabajos para el Gobierno de Jeanine Áñez.

Del Castillo mencionó además a German Alejandro Ribera García, excapitán colombiano detenido en Haití, y Arcángel Pretel Ortiz, vinculado con la muerte de Moïse, pero también a Antonio Intriago, Ronald Salamandra y Enrique Galindo Arias, que ingresaron al país desde Miami (Estados Unidos) y Colombia, vía Viru Viru (Santa Cruz), entre el 16 y el 19 de octubre de 2020.

“Queda claro que existió un intento de desestabilización mediante un plan para evitar que Luis Arce asuma la Presidencia. No es coincidencia que uno de los detenidos en Haití haya estado en Bolivia días previos a las elecciones y la posesión”, recalcó.

Mostró documentación en la que se indica que supuestamente se iba a pagar 125.000 dólares por año a los “paramilitares y sicarios” que llegaran a territorio nacional, más bonificaciones y reembolso de gastos. Se menciona la movilización de 300 paramilitares, aunque habría la posibilidad de trasladar hasta 10.000.

A razón de dichas sospechas, la autoridad explicó que se tomaron varias medidas de seguridad en los cierres de campaña de Arce y antes de su posesión, por la alerta de grupos de inteligencia que tiene conformados el MAS.

“Sabemos lo que intentan ahora, lo que les pedimos es que dejen de hacer y planificar esas arremetidas que planifican hace meses, ya no somos solo el MAS, somos el Gobierno de los bolivianos y haremos todos los esfuerzos, no cederemos un centímetro en medir nuestra fuerza para mantener el orden y la vida de los bolivianos”, advirtió Del Castillo.

El Deber


Para la oposición, el Gobierno busca crear un nuevo caso «terrorismo»

Luego de la conferencia de prensa del ministro Eduardo del Castillo para asegurar que un grupo paramilitar planeaba atentar contra la vida del presidente Luis Arce, la oposición consideró que el Gobierno busca crear un nuevo caso «terrorismo».

“Es un elemento más tratando de crear un caso de supuesto terrorismo, golpe de Estado, buscando aspectos y factores para inculpar a todas las personas que son líderes actuales, para buscar la forma de sentar un caso terrorismo y proseguir con las persecuciones”, declaró en rueda de prensa la senadora de Creemos, Centa Rek.

La legisladora señaló el Movimiento Al Socialismo (MAS) influyó sobre el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para que se dicte una resolución que desconozca la constitucionalidad de Jeanine Añez como mandataria.

“No existen indicios ni pruebas para llevar adelante esta situación. Así cerraron el supuesto caso de fraude electoral con acciones sin pruebas y con supuestas auditorias payasescas (sic) y amañadas. Estamos hablando de una dictadura totalitaria que intenta instalar el expresidente Evo Morales, con la sumisión de todos los órganos del Estado”, indicó Rek.

La diputada de CC Luisa Nayar puso como ejemplo de persecución en el país es el “caso del Hotel Las Américas”, que se cerró después de 10 años.

“Mostrándose que esto simplemente venía a tratarse de una tramoya y de una gigantesca mentira para amedrentar y hostigar a la oposición. Como este ejemplo (hotel Las Américas) podemos dar cientos de casos más”, sostuvo a la agencia ANF.

La mañana de este lunes el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, denunció que por gestiones del exministro de Defensa Luis Fernando López, paramilitares llegaron al país para atentar contra la vida de Arce.

“Tenemos entendido que el señor López Julio tenía por objetivo quedarse con el poder, matando a bolivianas y bolivianos, contratando sicarios extranjeros. Probablemente existan muchas personas que no puedan creer esto”, sostuvo la autoridad.

Página Siete


 

Más notas sobre el tema