Bolivia | Revelan video donde el opositor Camacho admite la idea de “tumbar” a Evo Morales en 2019

726

La confesión de Camacho sobre cómo dio el golpe de Estado contra Evo

Transcripción  parcial de la confesión que hizo Luis Fernando Camacho ante sus íntimos sobre cómo organizó y ejecutó el golpe de Estado contra Evo Morales, entre octubre y noviembre del 2019 dejando casi 40 muertos, m{as de 800 heridos, 1.500 torturados y encarcelados y unos 70 casos de corrupción. Esta confesión la hizo en diciembre del 2019 cuando Jeanine Añez ya había usurpado la presidencia de Bolivia y armado su gabinete con hombres de Camacho (Jerjes Justiniano en el Ministerio de la Presidencia y Fernando López en el ministerio de Defensa; además de  cargos en Impuestos y ENTEL).

CAMACHO CONFIESA QUE SU PADRE «CERRÓ» EL GOLPE CON MILITARES Y POLICIAS

  • «Quería contarles qué fue lo que pasó. Muchos dicen: Había algo por detrás, porque no puede ser que deje una Biblia y a los 15 minutos renuncie (Evo Morales)»
  • «Evidentemente no fue dejar la Biblia solamente. La historia fue tan hermosa en el transcurso de todo, que fue mi padre (José Luis Camacho) que cerró con los militares para que no salgan. Fue por esa razón que la persona que fue a hablar con ellos y coordinar todo (los militares), fue Fernando López, actual Ministro de Defensa. Y es por eso que está de Ministro de Defensa, para cumplirle los compromiso».
  • La Policía. De la misma manera. Fue mi padre (el que arregló con la Policía para dar el golpe de Estado). Cuando pudimos consolidar que ambos (militares y policías) no iban a salir, fue que le dimos las 48 horas (a Evo para que renuncie), porque ya sabíamos que Santa Cruz podía trasladarse a La Paz. Aquí no iba a suceder nada, nos iban a mirar de balcón (los militares y policías)».
  • Ese fue el momento más duro que pasamos. Mi familia no sabía nada, sólo mi padre.
  • Cuando mi padre me dijo: qué vas a hacer después de las 48 horas. Y le dij: me voy a La Paz.  Te van a matar. Yo tenía mucha fe.

Camacho confiesa sobre lo que pasó el 5 de noviembre de 2019 cuando llegó a La Paz y se reunió con un minero (no se conoce de qué sector, asalariado, cooperativizado o privado) que le ofreció tumbar al entonces presidente Evo Morales.

  • «La charla fue larga y me dice (el minero a Camacho): ‘Yo te voy a tumbar a Evo Morales pero prométeme ser presidente’. Yo le dije: ‘Ahorita primero recuperemos la democracia. No, yo te garantizo que lo vamos a tumbar. Pero… Ya, ok, te prometo’. Nos fuimos y dice: ‘Va a haber quilombo en el aeropuerto, pero vas a poder entrar’. Dicho y hecho.
  • Me dice: ‘Yo he estado en El Alto, yo fui el que organicé para que no entres’. Se vino acá a Santa Cruz. ‘Te íbamos a hacer como a Túpac Katari, te íbamos a soltar en plaza Murillo. Ese era el fin. Pero me intriga por qué estabas dispuesto a morir (porque rompieron vidrios, se estaban entrando)’. Yo se lo expliqué y el tipo me dice: Nosotros no queremos que Evo Morales sea presidente, pero a que Carlos Mesa sea presidente, yo prefiero a Evo Morales’. Y ahí me entero cuál era el problema, y era lo de Octubre Negro.
  • Y me dice (el minero): ‘Me llamó Evo Morales en la mañana (sábado 9 de noviembre de 2019) para pedirme que resguarde la plaza Murillo porque los militares le habían dado la espalda y los policías igual. Le dije que no. Y eso es una guerra de Evo Morales; necesito sacarle hoy, porque si no, los militares van a venir por mí.
  • Camacho: Le dije no, no se preocupe, hablé con los militares, con el general, me dijo que no iban a salir. Se quedó tranquilo. Me dice (el minero): ‘Te doy hasta el domingo; si el domingo no se va, el lunes le saco yo con dinamita.
  • Ese minero, realmente, fue la cereza para que se vaya Morales.

Plurinacional


Cívicos ratifican paro nacional el 11 de octubre y afines al MAS afirman que será un fracaso

El Comité pro Santa Cruz ratificó la decisión de la “Cumbre por la Democracia” de ir a un paro convocado para el 11 de octubre en todo el país, mientras que sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) aseguran que las medidas de presión serán un fracaso.

Mediante un comunicado, el ente cívico afirmó que las determinaciones asumidas en el encuentro del 4 de octubre por políticos de oposición, Comité Nacional en Defensa de la Democracia (Conade), plataformas, entre otros, se mantienen vigentes.

“El Comité pro Santa Cruz comunica que, en base a la Resolución de la Cumbre Nacional por la Unidad en Defensa de la Democracia, las medidas adoptadas en consenso con los actores cívicos, ciudadanos, representantes de instituciones, autoridades y políticos de todo el país, continúan firmes”, se lee en parte del documento.

Ratificaron el pedido del cese de la persecución contra líderes de la oposición, la abrogación de la ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, entre otras normas, que considera atentan a las libertades ciudadanas y derechos democráticos.

Sectores sociales afines del MAS aseguraron que las medidas de presión, convocadas para este 10 y 11 de octubre, serán un “fracaso” ya que solo quiere perjudicar a la economía del país que busca reactivarse tras la llegada de la pandemia el pasado año.

El secretario ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, Marcos Miranda, consideró que la ciudadanía ya no cree en las convocatorias de los cívicos debido al papel que tuvieron durante la crisis de 2019.

“Sabemos que este 11 de octubre el paro va a ser un fracaso y también conminamos a todas nuestras organizaciones sociales a que no acaten ningún paro”, afirmó en rueda de prensa junto a varios dirigentes de otros sectores.

El ejecutivo de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia (CSCIOB), Esteban Alavi, rechazó el paro cívico ya que solo generará un “perjuicio” a la economía de las familias que se ganan el sustento diario.

Aseguró que ese día, no permitirán que se paralicen las actividades y dijo que se trabajará con normalidad.

Los cívicos, representantes de oposición, plataformas, entre otros, decidieron activar movilizaciones en rechazo a las aprehensiones en contra quienes lideraron las protestas que derivaron luego en la renuncia de Evo Morales.

Justamente uno de los que fue convocado a declarar por el denominado caso “golpe de Estado” es el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho. Este jueves debía declarar, pero, fue diferido sin fecha hasta que su padre, José Luis Camacho, pueda comparecer primero.

Correo del Sur


VOLVER

Más notas sobre el tema