Colombia | Altos funcionarios del gobierno declaran ante el Congreso por los Pandora Papers

529

Pandora Papers: oposición citó a altos funcionarios a debate de control político

Los Pandora Papers tendrán su primer coletazo en la política colombiana. Debido a la investigación periodística que reveló secretos guardados en jurisdicciones con beneficios fiscales, algunas de ellas consideradas paraísos fiscales, el próximo jueves se llevará a cabo un debate de control político citado por tres representantes de la oposición: David Racero (Colombia Humana), Inti Asprilla (Alianza Verde) y Carlos Alberto Carreño (Comunes).

El debate de control político se tramitó bajo el amparo del estatuto de la oposición, según los citantes “para que no se dilatara el debate”. Lo hicieron gracias a un artículo del estatuto, que reconoce el derecho de la oposición a determinar el orden del día de las sesiones plenarias por tres veces durante cada legislatura, con lo que lograron agendar el debate para el jueves 21 de octubre a las 2:00 p.m.

La citación se hizo a los altos funcionarios que aparecen mencionados en la investigación periodística, como Lisandro Manuel Junco, director de la DIAN; la ministra de Transporte, Angela María Orozco y la vicepresidenta y canciller Martha Lucía Ramírez. También fueron citados el fiscal Francisco Barbosa y el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, para revisar no solo este caso sino dar una discusión más amplia “de algo que ocurre cada cierto tiempo y este gobierno lo ha tenido muy presente en las dos últimas reformas tributarias, en las que ha hecho un proceso de normalización de activos en el extranjero”, según dijo el representante Racero.

De acuerdo con los citantes, su motivación para adelantar el debate de control fue la evasión de impuestos que se habría permitido gracias a las sociedades constituidas en el exterior. Dichas sociedades, según dicen, tienen tres características: ventajas fiscales, reserva de la información y protección de los activos. “Aquel que hace empresas en paraísos fiscales tiene un propósito concreto: ocultamiento de información. No quiere que se sepa la información, para eso son los paraísos fiscales y uno oculta información porque quiere ocultar la procedencia del dinero o el destino final del dinero y evidentemente las posibles utilidades del mismo”, agregó Racero.

Durante el debate muchos ojos se posarán sobre el director de la DIAN, justo por ser la entidad encargada de administrar y controlar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de los colombianos. Pero su director aparece como beneficiario de la sociedad Cyber Security System Company, constituida en 2016 en Delaware, Estados Unidos. También figuran cobros al funcionario de parte de SFM, uno de los proveedores presentes en Pandora Papers, por la apertura de una cuenta bancaria en Chipre y una oficina virtual en Londres.

Según registros públicos de Delaware, la sociedad se canceló por “falta de pago de impuestos”, mientras que Junco aseguró que constituyó la sociedad para guardar allí el dinero de un posgrado que quería realizar en EE.UU. A pesar de las explicaciones, de acuerdo con Racero “una persona que haga eso no es competente ética y moralmente para ocupar el cargo de la DIAN, no puede salir al país a decirle que paguen impuestos mientras que el con su empresa podría evadirlos si no es que ya los evadió”.

Y es que Junco, en teoría, es uno de los encargados de investigar a las 588 personas o empresas que aparecen en los Pandora Papers, pero para los citantes al debate esto “pone en peligro los resultados del proceso al ser juez y parte”. Además, afirman que es necesario aclarar las sospechas que generaron los movimientos en el exterior que hizo el director de la DIAN.

Por otro lado, los citantes enviaron varios cuestionarios a seis entidades públicas, en los que hacen preguntas en detalle sobre la información de las empresas ubicadas en paraísos fiscales, pero alertaron que aún no llegan las respuestas. “Estamos a dos días y esperamos que las respuestas no lleguen sobre el tiempo. Lo que sí tenemos presente que el director de la DIAN no puede continuar en ese cargo y que lo mínimo que puede hacer, por decoro político y decencia, es renunciar hasta que se esclarezcan las implicaciones de la empresa que consolidó”.

Algunas de las preguntas que enviaron los citantes al director de la DIAN fueron: ¿Cuántos procesos de fiscalización por los activos que hubieran sido omitidos por los contribuyentes dentro o fuera del territorio nacional adelanta la DIAN desde el año 1990? ¿Cuántos de estos procesos están involucrados en la investigación de Pandora Papers? ¿Cuántos de estos procesos se relacionan con activos dentro del territorio nacional? ¿Cuántos de estos procesos se relacionan con activos por fuera del territorio? ¿Qué personas presuntamente estarían interesadas en desprestigiarlo y por qué razones?

Para la Fiscalía, los cuestionamientos pasan por el número de procesos que adelanta por el delito de omisión de activos o inclusión de pasivos inexistentes y el delito de defraudación o evasión tributaria, así como el número de condenas, mientras que para el Ministerio de Hacienda las preguntas fueron sobre las medidas adoptadas, de la mano de la DIAN, para combatir la evasión de impuestos y, con la UIAF, para combatir el lavado de activos.

El Espectador

Más notas sobre el tema